Reseña de ‘Face’, de Rosario Villajos

Portada de Face, publicada por Ponent Mon

El mercado español de cómic es un ente complicado. Casi sin industria interna, se sostiene de manera consistente gracias a la locura de unos cuantos valientes dispuestos a dar a conocer su voz particular en esto de la viñeta. Hoy os presentamos a una de las recién llegadas al universo del cómic patrio. Rosario Villajos se atreve con ‘Face’ a contar una entrañable historia en el formato siempre mutante de novela gráfica.

Esta definición siempre se rodea de polémica acerca de definiciones o contenido, pero en este caso concreto resulta especialmente útil para contaros en qué consiste la propuesta de Villajos. ‘Face’ es valiente, único y especial,. Condensa en sus páginas estilos, intenciones y emociones de diversa índole, pero presentados con una coherencia e identidad gráfica que convierte la lectura en una auténtica delicia. La sencillez protagonista en las viñetas de ‘Face’ resulta de una efectividad emocionante, y amplifica la idea de misterio cotidiano que sirve de sustento a la trama imaginada por la autora.

‘Face’ trata sobre una chica. De lo más normal, por otra parte. Vive en Londres, tiene un buen trabajo, algunos amigos y unas vistas increíbles de la ciudad desde su terraza. Eso sí, no tiene cara. Así de extraño. Claro está, ese pequeño detalle supone un lastre en sus relaciones personales. No es tan fácil encontrar a alguien con el que compartir su vida sin algo tan básico como rasgos faciales. De esto trata la obra, claro. De cómo nos definimos respecto a la gente que pasa por nuestras vidas, de las dificultades para encontrarse cómodo entre el resto de la humanidad cuando nosotros mismos aún no encontramos nuestra propia identidad.

La obra es una fabulosa metáfora, llena de ternura y humor, de eso tan fastidiado de encontrar como es la normalidad. ¿Qué es ser normal, al fin y al cabo? ¿Aceptar estándares externos y prefabricados? ¿Conectar con un grupo concreto? ¿Definirse por otros inadaptados? Esas y otras preguntas pululan por Face, contado sin dramatismo, haciendo gala de una personalidad con la que es sencillo conectar.

Face

Hay un truco infalible para contar una buena historia, y parece que Villajos ha tomado buena nota: Introduce lo imposible en un contexto de normalidad. En ‘Face’ la herramienta narrativa funciona de manera magistral, y toma formas de costumbrismo urbano aderezado con gotas de surrealismo. Como gasolina del relato, prima el tono autobiográfico, y es que es fácil deducir que hay mucho de la autora entre las líneas de esta historia. Una vez apartamos los conceptos fantásticos, lo que leemos en ‘Face’ es un fragmento de vida, de momentos concretos, bastante reconocibles por cualquier ser humano.

Decíamos antes que la definición de novela gráfica viene como un guante como definición de ‘Face’. En el interior de esta obra hay un juego hermoso entre lo visual y lo literario. Las confesiones de la autora se hacen dueñas de la página, integrados como parte fundamental de la identidad gráfica de la propuesta de Villajos. El trabajo de diseño es espectacular, desmontando de manera traviesa los presupuestos del cómic. Hay mucha personalidad en las decisiones narrativas y estéticas de Face, aunque domina la pequeñez, la idea sencilla planteada con respeto bestial por el lector. Se produce esa extraña comunicación entre autor y público, porque seguro que hay una parte de ‘Face’ que habla de nosotros mismos.

El apartado gráfico de ‘Face’ muestra una autora inquieta, dueña de un estilo muy personal pero armada con gran cantidad de matices. La definición de personajes se mueve entre lo caricaturesco y lo realista, gracias a diferentes técnicas de expresión visual. El blanco y negro y las tintas de línea dura son las protagonistas, pero de cuando en cuando aparecen los matices de color, la suavidad en el lápiz, los ejercicios visuales que dotan de profundidad a la propuesta, y aportan el contraste con las emociones experimentadas por la protagonista. Face es un cómic bonito. Dicho así, parece poca cosa. Pero no lo es. De pocas cosas se puede decir de manera tan clara.

La observación de lo cotidiano se adentra en el terreno de lo fantástico, pero con los pies bien puestos en nuestro entorno cercano. ‘Face’ es una historia urbana, de cervezas con amigos en apartamentos, de encuentros en un contexto presentado con cariño, lejos de pesadillas de acero y cristal que pueblan las ficciones modernas. Parece que Londres es un personaje más, y la autora prefiere mirar las pequeñas cosas que hacen de la ciudad un sitio hermoso por encima de sus muchas miserias. El tono de la historia no pide otra cosa, la verdad. A pesar de cierta melancolía, es una historia llena de positividad.

Face y la ciudad

Rosario Villajos nos cuenta una historia de lo más normal, pero al introducir de manera tan elegante el elemento sobrenatural, se permite el lujo de lo extraordinario y lo extravagante para dar forma a su relato. Pequeño, divertido, humano, honesto y hermoso, os recomiendo con ganas que acompañéis a ‘Face’ en este viaje a conocerse a sí misma. Seguro que también aprendéis algo de vosotros mismos.

‘Face’ es una publicación de la editorial Ponent Mon. Se trata de un libro de 88 páginas editado con mucho gusto por parte de una editorial que trata muy bien sus productos. El precio recomendado para su compra es de 12 euros.

Rosario Villajos

Esta autora nacida en 1978 debuta en el mundo de la novela gráfica con ‘Face’. Su carrera está ligada al mundo del cine, donde ha trabajado como fotógrafa y diseñadora.

Face es una chica prácticamente normal con una pequeña diferencia: no tiene rostro. Una historia sobre la identidad que se construye en torno a un juego de reflejos y refracciones acerca de las relaciones de pareja.

Ver en Whakoom

 

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.