Reseña de ‘Marvel Saga 5 – Daredevil 2: Partes de un hueco’

En la historia de Marvel Comics, la serie regular de Daredevil ha tenido varios momentos en los que, tras una etapa que no gozaba del favor de la crítica y aburría al público, un autor tomó la responsabilidad de devolver la colección al lugar de honor que le correspondía. El primer gran ejemplo de esto es, evidentemente, la recuperación del personaje desde el borde de la cancelación por parte de Frank Miller en la década de los años ochenta. En tiempos más recientes tenemos a un pletórico Mark Waid, que supo demostrar que no había por qué continuar para siempre con el tono sombrío y el carácter atormentado que Miller había dado al personaje y con el que le había redefinido, sino que se podía hacer una serie divertida con un abogado ciego que se pone las mallas por la noche y combate criminales. Y entre estas dos etapas, tenemos a un Kevin Smith que no solo rescató al personaje a finales del pasado siglo XX, sino que también impulsó a través del arco argumental ‘Diablo Guardian’ en la recién estrenada línea ‘Marvel Knights’ la recuperación de la propia Marvel Comics después de una época en la que estuvo al borde de la quiebra. Tras este arco, que constó de ocho números, no se podía bajar el nivel de la serie, y su continuación nos llega ahora de la mano de Panini Comics y su flamante línea ‘Marvel Saga’ con ‘Marvel Saga 5 – Daredevil 2: Partes de un hueco’.

Portada del número #10 de ‘Marvel Knights Daredevil’

Lo más llamativo de este tomo sin lugar a dudas es la presentación de un nuevo personaje de importancia capital en la vida de Matt Murdock. Se trata de Maya López, una joven nativa americana sorda más conocida como Eco, que se caracteriza por llevar pintada una mano blanca que cubre parcialmente su rostro. Se pueden buscar varios paralelismos entre Eco y Elektra, pero quizás el más obvio es el hecho de que el asesinato de su padre (conocido como Willie “Caballo Loco” Lincoln) ha sido fundamental a la hora de dirigir su vida. En el caso de Eco, la búsqueda de venganza será lo que la lleve a cruzar su camino con el de Daredevil, ya que el malvado Kingpin la engaña para que esta piense que el Diablo Guardian es el tipo responsable de la muerte de su progenitor. Otra razón para comparar a Maya con Elektra es que, desde cierto punto de vista, ambas podrían ser el amor más importante en la vida del abogado ciego, por muy raro que pueda parecer la decisión de unir a un ciego con una sorda, de forma similar a lo que hicieron con Richard Prior y Gene Wilder en la comedia ‘No me chilles, que no te veo’. Y por último, al igual que ocurría con Elektra, Eco también es un rival digno para Daredevil. Esta mujer tiene la capacidad de memorizar los movimientos de cualquier persona con solo verla en acción (de ahí su nombre de guerra) y reproducirlos con un total dominio, ya sea para luchar como una ninja de La Mano o para tocar el piano como Lang Lang.

Matt Murdock llora la muerte de su amada Karen Page

Por lo demás, la historia que nos trae David Mack continúa donde el anterior tomo de esta colección nos dejó, con un Matt Murdock destrozado por la muerte de Karen Page a manos de Bullseye. Pero un clavo se saca con otro clavo, y la incursión de Maya López en su vida hará que pronto todos nos olvidemos de la hermosa Karen. Sin embargo, mientras Matt y Maya comienza un romance, Daredevil y Eco se convierten en enemigos mortales, todo como parte del maquiavélico plan de Wilson Fisk para acabar de una vez por todas con su némesis. Como trama secundaria relacionada con la principal tendremos un caso en el que un antiguo empleado de Kingpin está dispuesto a testificar en contra de este, sacando a la luz su implicación en numerosos asesinatos, y como no podía ser de otra forma será el bufete de Matt Murdock y Foggy Nelson el que se encargue de llevar el caso.

Quesada se permite experimentar con la composición de página en esta historia

En cuanto al personaje de Maya López, su vida en el Universo Marvel se prolongará mucho más allá de las páginas contenidas en este tomo. En el futuro Eco se cruzará en el camino de Lobezno, y este la introducirá en la cultura japonesa, algo que más adelante provocará que acabe formando parte de los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis bajo la identidad de Ronin, hasta finalmente acabar uniendo su destino al de Elektra en más de un sentido. Pero esa es otra historia…

En el apartado gráfico tenemos a Joe Quesada, ya en estos momentos compaginando su trabajo como dibujante con su escalada hacia el puesto de editor jefe de Marvel Comics, con un estilo mayormente de lo más noventero, aunque sin abusar de las típicas poses exageradas y las manías que tan mala fama le dieron a la postre a esa década en lo que a cómics mainstream se refiere. El señor Jimmy Palmiotti se encarga de la labor de entintado, mientras que David Ross ayuda como dibujante sustituto en parte de la historia, mimetizando su trazo con el de Quesada.

Eco será un enemigo a la altura de Daredevil

En este tomo vemos como Quesada deja volar su imaginación para ofrecer una narración gráfica de lo más variada, sirviéndose para ello de multitud de recursos estilísticos. Quizás lo más llamativo de su trabajo en esta historia sea la forma en la que puntualmente se aproxima al estilo con el que unos años antes, a mediados de los años noventa, el señor David Mack triunfó como autor completo en su obra ‘Kabuki’ para Caliber Press e Image Comics, un cómic dibujado en gran parte a partir de fotografías y diferentes tipos de collages. A pesar de hacer una buena labor al dibujo, es inevitable lamentar que aquí no estamos viendo al mejor Quesada, ya que por ejemplo, años después de este trabajo, Quesada volvería a Daredevil para guionizar y dibujar la miniserie ‘Daredevil: Father’, obra en la que su arte estaría un poco por encima de lo que podemos ver en esta historia.

El tomo ‘Marvel Saga 5 – Daredevil 2: Partes de un hueco’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 184 páginas a color e incluye los números del #9 al #15 de la edición americana de ‘Marvel Knights Daredevil’ además de las portadas originales de todos ellos y una introducción a cargo del editor Julián M. Clemente. El precio de venta recomendado es de 16,50 € y se puso a la venta en abril de 2016.

‘Marvel Saga 5 – Daredevil 2: Partes de un hueco’

Ella se llama Eco, y aunque parece el alma gemela de Daredevil, podría convertirse en su peor enemiga.

Maya busca al asesino de su padre, y está convencida que no es otro que Matt Murdock.

El aclamado ilustrador David Mack se une a Joe Quesada en la ambiciosa secuela de “Diablo Guardián”.

Guion: David Mack, Jimmy Palmiotti y Joe Quesada

Dibujo: Joe Quesada, David Mack, Richard Isanove, Jimmy Palmiotti, David Ross, David Self y Mark Morales

‘Marvel Saga 5 – Daredevil 2: Partes de un hueco’

¡No te vayas sin comentar!