Reseña de ‘¿Mujer perfecta? ¡Ni loca!’

He llegado a la peluquería, el olor a amoniaco me abruma y gracias a ello, se me ocurre una “brillante idea”: ¡Quiero tener más me gusta que mis amigas en Instagram en la próxima temporada! Por ello, me atrevo a enseñarle a la artista del cabello una foto del sofisticado bob que lució Taylor Swift en los últimos premios Grammy. La chica me lanza una mirada cómplice, dando a entender que lo conseguirá.

La jurisprudencia del flequillo

¿Te suena esta escena? No, no pertenece a ninguna película de comedia, lo más probable es que la hayas vivido tú misma en más de una ocasión, cuando te invade el espíritu de la rebeldía y aunque vaticinas que no va a funcionar, la sensación de adrenalina que recorre tu cuerpo mientras te cortan el pelo es muy excitante. Sin embargo, más tarde bajas a la realidad y te das cuenta de que te pareces a Lord Farquaad de Shrek.

Y sí, has vuelto caer, como cuando repites en una noche de fiesta que nunca volverás a probar el alcohol. Pero querida, la tentación te llamará y tomarás. Aunque esta última predicción se podría extrapolar a cualquier otro contexto parecido.

Todo¡La Femme parfaite est una conasse!s, y esta vez también me refiero al sexo masculino, vivimos situaciones bochornosas, ¿y qué? ¿Qué sería de nuestras reuniones íntimas sin poder contar nuestros secretos más vergonzosos? Por ello, para no hacernos sentir culpables, las hermanas gemelas Anne-Sophie Girard y Marie-Aldine Girard lanzaron en 2013 ‘La Femme parfaite est une connasse’, una guía “para todas las mujeres imperfectas”. Así, debido al gran éxito nacional, la ilustradora francesa Margaux Motín quiso adaptar al mundo del cómic la obra. A España llegó el pasado mes de abril bajo el nombre ¿Mujer perfecta? ¡Ni loca! traducido por Olga Marín Sierra y llevado a las estanterías gracias a ZigZag, línea editorial de Planeta Cómic.

Es posible que muchos de los que han tenido en sus manos dicho ejemplar hayan pensado que se trata de otro “cómic femenino”, personalmente dicha etiqueta no me gusta utilizarla, pero es cierto que desde hace menos de una década, ha proliferado una generación de autoras que defienden el empoderamiento femenino y analizan lo que les rodea a través de sus creaciones donde impera la sorna.

Sin embargo, aunque posee características similares a cómics como ‘Moderna de Pueblo’ o ‘Las rayadas’, es un libro para mujeres que deberían leer los hombres, ya que también se presentan consejos para ellos. Por otro lado, no existe un hilo conductor porque no hay historia, cada doble página te transporta a alguna situación cotidiana que reconduce a la imperfección del ser humano. Por lo que, si abres el libro por la mitad, no te perderás y además, soltarás una carcajada. Tampoco existen personajes, porque tú eres el principal, te sentirás tan identificada que lo consagrarás como tu propia autobiografía.

A través de las preguntas retóricas que se presentan a lo largo de sus 102 páginas, te das cuenta de lo maravilloso que es no poseer una vida zen y que a veces, la sinceridad tampoco es tan importante. Asimismo, también parodia la vida de la mujer perfecta, aquella que tiene un círculo social envidiable, que no fuma ni bebe y por supuesto, sus comidas están ricas de todas las vitaminas posibles. Todo ello, las autoras lo recogen con la premisa más repetida a lo largo de la obra: “La mujer perfecta…”

El libro desvela entre sus páginas seis reglas que se deberían cumplir si quieres llegar a ser la mujer perfecta que tu madre siempre ha ansiado. Entre ellas, la jurisprudencia del flequillo, dejar de comprar zapatos un número más pequeño, asumir que lloramos con los telefilmes de Antena 3, evitar beber alcohol ante el novio de nuestra amiga, dejar de hacer correr el agua para despistar cuando vamos al baño y por último, dejar de decir que lo dejamos todos cuando volvemos al pueblo.

La regla de los vaquerosEl lenguaje que caracteriza a dicho decálogo es coloquial, incluso a veces obsceno pero es que no poseemos una silla en la RAE. Así que, entre tú y yo, cuando termines de leerlo, la autoestima será tan gigante que “las perfectas” te envidiaran, al fin y al cabo, somos seres humanos y la mayor virtud es aprender de los fracasos con el mejor ataque de risa posible.

Por último, como se puede comprobar en las imágenes, la obra está más bien catalogada como un libro ilustrado, puesto que en cada doble página una está compuesta por texto y la otra, normalmente la derecha, por una viñeta humorística de la famosa Margaux Motín. Los trazos son muy característicos porque prima el diseño minimalista, ya que el fondo blanco junto con los personajes coloreados en tonos, mayoritariamente pasteles,  son los protagonistas de la página.

Sinopsis de ‘¿Mujer perfecta? ¡Ni loca!’

Este libro es LA guía para todas las mujeres imperfectas. Aquí Portada de ¿Mujer Perfecta? ¡Ni loca!descubriréis, entre otras cosas, “la jurisprudencia del flequillo”, “la teoría de la indiferencia” o incluso el concepto universal del “test de los vaqueros”.

Pero también “cómo mantener la dignidad cuando estás completamente borracha”, o “las preguntas que no debes hacerle a un hombre si no quieres oír las respuestas”. También lo pueden leer aquellos hombres que tengan ganas de cubrir ciertas lagunas…

¿Mujer Perfecta? ¡Ni loca!

Reseña
Guion
Ilustración
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.