Reseña de ‘Power Man y Puño de Hierro: Los chicos han vuelto’

Luke Cage, cuyo nombre de superhéroe siempre fue Power Man, debutó en Luke Cage, Hero for Hire‘ nº 1 (1972), gracias a Archie Goodwin y John Romita Sr., mientras que Danny Rand, alias Puño de Hierro, no vio la luz hasta ‘Marvel premiere‘ nº 15 (1974), obra de Roy Thomas y Gil Kane. Sin embargo, todo el mundo los recuerda por haber formado equipo en ‘Heroes for Hire‘, cuyo origen se remonta al número 54 de ‘Power Man and Iron Fist‘ (1978).

En los últimos años, aunque ambos han seguido siendo amigos, sus caminos se han separado bastante, lo cual está tratando de solucionarse en la serie de Netflix titulada ‘Los Defensores‘ (de la que también forman parte Jessica Jones y Daredevil) y en la colección de cómics que deriva de ella. No obstante, en este caso, Luke y Danny llevan a cabo una aventura por cuenta propia en el tomo que analiza este artículo: Power Man y Puño de Hierro: Los chicos han vuelto.

El volumen, compuesto por cinco comics, se puede dividir en dos partes: una primera aventura repartida entres los cuatro primeros tebeos y otra autoconclusiva, que ocupa el quinto:

La primera historia nos narra cómo Jennie Royce, antigua ayudante de Héroes de Alquiler, recurre a Luke Cage y a Danny Rand para recuperar un collar que le ha sido robado. Lo que, en un principio, parece ser un trabajo sencillo se complica cuando se da a conocer que el supuesto ladrón es Lápida. Todos sabemos que Lonnie Lincoln es un criminal y es muy capaz de haber perpetrado el robo. Sin embargo, a medida que los dos héroes van investigando, algunas piezas de la historia relatada por Jennie parecen no encajar.

En la segunda aventura, asistimos a un divertido enfrentamiento entre los protagonistas del tomo y Homicida Marsdale. ¿Qué sucede cuando alguien con la piel irrompible se enfrenta a un contrincante que no siente dolor?

Aparte de los nombres ya mencionados, el tomo está lleno de estrellas invitadas (algunas más famosas que otras), como las indispensables Jessica Jones y Danielle, es decir, la mujer y la hija de Luke. Otros nombres que podemos destacar son los de Negra Mariah, Rubí Jueves, Angar, Cucaracha Hamilton, Corredor Cohete, Hipnotizador Disco, Arthur ‘Hombre Gorila’ Nagan, Carlos ‘Tarántula Negra’ LaMuerto, Spiderwoman, Spider-Gwen, Doctor Extraño y el Señor Mágico.

La verdad es que, si tenemos en cuenta la presencia de Jessica Jones, este volumen casi podría considerarse como un avance de la colección ‘Los Defensores‘, que Marvel sacará para promocionar la serie de televisión, aunque, para esa labor, se echa de menos la presencia de Daredevil.

El tomo es bastante entretenido y divertido, sin abusar del humor absurdo al que se suele recurrir en muchos cómics. En cuanto a la parte artística, aquellos que preferimos un dibujo más realista podemos reaccionar de manera negativa en un principio. No obstante, la atrayente trama nos hace restar importancia a este asunto.

El volumen se completa con las siguientes características: un índice; un artículo titulado ‘Hermano-San‘, a cargo de Bruno Orive; las portadas originales de cada cómic, situadas al inicio de cada uno de ellos; una recopilación de las cubiertas alternativas y un breve repaso a la obra de los autores.

Power Man y Puño de Hierro: Los chicos han vuelto‘ está correctamente publicado por Panini Comics, dentro de la línea ‘Colección 100%‘, en formato cartoné, a color, con un tamaño de 26 × 17 centímetros y un total de 112 páginas. Su precio es 14 euros.

David Walker es un escritor de cómics, guionista, director y periodista que, en la faceta que aquí nos ocupa, ha dejado su huella en trabajos como ‘Number 13’ (para Dark Horse), ‘The army of Dr. Moreau’ (en IDW) o ‘Cyborg’ (para DC Comics). Gracias a su  labor en ‘Shaft’ (en Dynamite), en 2015 le fue otorgado el premio Glyph Award. Marvel ha podido contar con él para los guiones de ‘Vengadores Indignados‘, además del tomo cuyo análisis acabas de leer en este mismo artículo. El cine, la cuestión racial y novelas como ‘Shaft´s Revenge’ son temas recurrentes en sus ensayos. En su labor como documentalista, ha llevado a cabo ‘Macked, hammered, slaughtered and shafted’, donde abarca el tema de la blaxploitation.

Sanford Greene se dio a conocer como dibujante, a partir de la década del 2000, gracias a su labor en Dark Horse, donde llevo a cabo ilustraciones para ‘Star Wars’ y ‘Planet of the apes’. Para Dynamite, se encargó de dos miniseries relacionadas con ‘Army of darkness’. También se dejó caer por DC, dejando su huella en colecciones como ‘The Batman strikes!’, ‘Wonder Girl’ y ‘Legion of Super-Heroes’. Para Marvel, se ha encargado de historias de ‘Masacre‘, ‘Imposibles Vengadores‘ y ‘Runaways‘. Ya había colaborado con anterioridad con David Walker, ya que trabajaron juntos para Dynamite en ‘Shaft’.

Flavio Armentario, de nacionalidad italiana, debutó en DC con un número de ‘Harley Quinn and Power Girl’. En la misma editorial llevó a cabo un Annual de Grayson y el ‘Harley´s little black book’. Su labor en este tomo supone su primer trabajo para Marvel.

 ¡La mejor pareja de colegas del mundo de los cómics, al fin reunida! Luke Cage y Danny Rand, los Héroes de Alquiler que llegaron a formar parte de Los Vengadores, han vuelto a las calles, con un gigantesco misterio por resolver. ¿Quién dijo que la amistad había muerto? 

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.