Rian Johnson realizó un pequeño pero crucial cambio en el final de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’

Entertainment Weekly nos cuenta el pequeño favor personal que le pidió Rian Johnson, director de ‘Star Wars: Los últimos Jedi’, a su colega J. J. Abrams de cara al episodio VIII para que la trama tuviera mayor coherencia. Le pidió que modificara el final de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’ y que BB-8 no fuera quien acompañará a Rey y Chewbacca en la búsqueda de Luke Skywalker.

Aunque parece un cambio trivial, en el cine nada lo es y menos en una saga como Star Wars. En un principio J. J. Abrams había decidido que el androide de Poe Dameron, BB-8, fuera quien acompañara a Chewie y Rey al planeta donde se refugia y esconde el maestro Jedi, Luke Skywalker. Al menos así estaba en el primer guión terminado del episodio VII, según revela Johnson a Entertainment Weekly.

Rian que ya estaba dándole forma a la historia de ‘Star Wars: Los últimos Jedi’ pidió que fuera R2-D2 el androide elegido, ya que tenía mucho más sentido para desarrollar la trama. “Le pedí a Abrams que R2-D2 se fuera con Rey y BB-8 se quedará con la Resistencia”, declaraba el cineasta.

Según explican en io9 la decisión del director del episodio VIII es completamente lógica ya que el astromecánico, que estuvo durante todo el film en hibernación, era el androide de Luke y ambos habían vivido muchas cosas juntos por lo que carecía de sentido que BB-8 fuera el elegido. No sabemos si en ese primer guión la decisión se debía a una cuestión de marketing y relevo de protagonistas, pero el cambio es mucho más coherente.

¡No te vayas sin comentar!