Roger Moore ha fallecido a los 89 años

Moonraker - Roger Moore

Roger Moore, el actor inglés que apareció en siete películas como James Bond y como Simon Templar en la serie televisiva ‘El Santo‘, ha muerto en Suiza después de una breve batalla contra el cáncer. Tenía 89 años y sus hijos han realizado un comunicado oficial confirmando su fallecimiento.

Con gran pesar en nuestros corazones debemos anunciar que nuestro amado padre, Sir Roger Moore, ha fallecido hoy en Suiza tras una breve pero valiente batalla contra el cáncer. El cariño hacia quienes estuvieron con él durante sus últimos días fue tan grande que no puede ser cuantificado con palabras.

Sabemos que nuestro propio amor y admiración será magnificado muchas veces, por todo el mundo, por gente que le conocía a través de sus películas, sus series de televisión y su apasionado trabajo para UNICEF, que él consideraba como uno de sus mayores logros.

El afecto que nuestro padre recibió cada vez que se subía a un escenario o se ponía delante de una cámara le impulsó enormemente y le mantuvo ocupado trabajando a sus 90 años, hasta llegar a su última aparición en noviembre de 2016 en el Royal Festival Hall de Londres. El público al completo le ovacionó dentro y fuera del escenario, haciendo temblar los cimientos del edificio situado a corta distancia de donde nació.

Gracias papá por ser tú, y por ser tan especial para tanta gente.

Nuestros pensamientos ahora deben dedicarse a apoyar a Kristina en estos tiempos difíciles, y de acuerdo con los deseos de nuestro padre habrá un funeral privado en Mónaco.

Deborah, Geoffrey y Christian.

Nacido en Stockwell, al sur de Londres, Roger Moore tuvo varios problemas de salud durante su infancia, lo que no le impidió destacar en la escuela, y tuvo un temprano interés en el arte y el dibujo. Su educación de escuela primaria fue interrumpida por el inicio de la Segunda Guerra Mundial; él y su madre pasaron la mayor parte de la guerra en Amersham, una pequeña población situada a unos 40 kilómetros de Londres.

En 1943, Moore decidió abandonar la escuela y buscar trabajo en la animación en Publicity Pictures Prods., donde fue un becario aprendiz de caricaturas. Pero su carrera se truncó al estropear por accidente algunas muestras de celuloide. Moore comenzó su larga carrera como actor durante el verano de 1944, cuando un amigo le recomendó que buscase trabajo como extra en la película ‘César y Cleopatra‘, donde conseguiría un papel de figurante y la atención del codirector Brian Desmond Hurst, impresionado con el aspecto del joven alto y delgado, lo que le aseguró un contrato para sus dos siguientes películas. Con el apoyo de Hurst, Moore hizo una prueba para la Real Academia de Arte Dramático, logrando ser admitido.

Roger Moore militarEn 1945, Moore fue llamado para el servicio militar y, después de la formación básica, se le recomendó para el Cuerpo de Inteligencia. “La única razón por la que me mandaron allí fue porque me quedaba bien el uniforme”, comentó Moore en alguna ocasión bromeando sobre su carrera militar.

El joven actor llegó a los EE.UU. en 1953, firmando un contrato con Metro Goldwin Mayer para trabajar en varias películas. Interpretó a un jugador de tenis profesional en ‘La última vez que vi París‘ con Elizabeth Taylor. El papel era uno de de los muchos que hizo en los años 50 que aprovechaba su altura y buena apariencia atlética. A menudo eran miembros de la realeza o personajes militares.

Moore tuvo su primer contacto con el estrellato en la pequeña pantalla a partir 1956-58 con el papel de Sir Winfred, protagonista de ‘Ivanhoe‘. Aunque todavía aspiraba a hacer películas, el éxito le sonreía en series de televisión. Después de ‘Ivanhoe’ llegaría ‘Los habitantes de Alaska’ y la sustitución de James Garner en ‘Maverick‘ en 1960-61 (Moore interpretó al primo británico Beau Maverick). En el momento en que llegó a ‘Maverick’, su popularidad fue disminuyendo, pero se ganó al reparto y equipo con su buen humor y encanto, cualidades por las que el actor fue conocido a lo largo de su carrera.

Roger Moore - El SantoEn 1962, Moore comenzó a interpretar uno de los papeles que definirían su fama, el simpático ladrón Simon Templar, que robaba a villanos ricos cada semana en ‘El Santo‘. La serie duró 118 episodios, pasando del blanco y negro al color, y finalmente se canceló en 1969. La serie británica triunfó en los Estados Unidos al emitirse en el horario estelar de la NBC de 1967 a 1969. Los episodios mostraban lugares exóticos, hermosas mujeres y un montón de acción, elementos compartidos con las historias en la gran pantalla sobre un conocido espía británico de la época. Irónicamente, el contrato de Roger Moore en ‘El Santo’ le impidió competir por el papel de 007 cuando Sean Connery lo consiguió en 1962.

Moore regresó a la gran pantalla con un par de películas de suspense olvidables en 1969 y 1970. A pesar de haber renunciado a la televisión, posteriormente regresó a ella para ‘Los persuasores‘, una serie que contó con Moore y Tony Curtis como una pareja de millonarios playboys que luchaban contra el crimen y que duró solo una temporada. Fue un éxito en Europa, pero fracasó en su carrera en ABC en los EE.UU.

No fue hasta 1972 cuando a Moore se le pidió unirse al Servicio Secreto de su Majestad. Tomó el manto de 007 en 1973 en la película ‘Vive y deja morir‘, lo que llevaría a otras seis aventuras como el espía más famoso de Inglaterra. Además de la reactivación de la franquicia en la taquilla después de las menguante perspectivas al final de la etapa de Connery, el nuevo James Bond se basó en más humor en las historias.

Roger Moore - James Bond

Moore como Bond comenzó a sacudirse las comparaciones Connery y coger velocidad después de que ‘La espía que me amó‘ se convirtiera en un éxito de taquilla en 1977, recaudando 185,4 millones de dólares en todo el mundo. Dos años después llegaría la aventura espacial ‘Moonraker‘, que alcanzaría 202 millones de dólares, y ya en 1981 ‘Sólo para sus ojos‘ lograría los 194 millones.

Octopussy‘ (1983) marcó un giro a la baja en la suerte de la franquicia, con 183,7 millones y, tras ‘Panorama para matar‘ en 1985, el actor estaba dispuesto a entregar su licencia para matar al recaudar poco más de 150 millones.

Durante sus 13 años como 007, Moore consiguió papeles importantes en otras películas de acción, pero ninguno que compitiera con la franquicia Bond. Sus películas de aquella época incluyen ‘Patos salvajes‘, con Richard Burton y Richard Harris, y ‘Rescate en el Mar del Norte‘, con James Mason y David Hedison, al que Moore conocía por ser el agente de la CIA Felix Leiter en ‘Vive y deja morir’.

El actor se lo pasaba en grande al parodiar su imagen de agente perfecto dentro y fuera de la pantalla, incluyendo apariciones en ‘Los locos de Cannonball‘ y la serie de televisión ‘The Muppet Show‘, en la que eliminó a Miss Piggy; en la comedia de 2002 ‘Boat Trip: Este barco es un peligro‘ interpretó a un ostentoso homosexual con algunos elementos similares a Bond, y en 2004 prestó su voz al corto animado ‘The Fly Who Loved Me‘.

Volvió a aparecer en ocasiones tanto en la gran pantalla como en la pequeña. Le vimos en la película de las Spice Girls, puso la voz de un vendedor de coches en la película de ‘El Santo‘ de 1997, apareció en un episodio de ‘Alias‘ en 2003 y tuvo un papel en la versión televisiva de 2013 de ‘El Santo’, protagonizada por Eliza Dushku.

Se convirtió en embajador de buena voluntad de UNICEF en 1991 y fue un activo defensor de las causas infantiles. En 1999, fue honrado por el gobierno británico con el título de Comandante del Imperio Británico. La autobiografía del actor, ‘My Word is my Bond‘, fue publicada en 2008; sus otros libros incluyen las memorias ‘One Lucky Bastard‘ y ‘Bond on Bond‘. En los últimos años realizó una gira con el monólogo ‘An Evening With Roger Moore‘.

Desde La Casa de EL lamentamos su pérdida y expresamos nuestras más sinceras condolencias a sus familiares y seres queridos.

De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.