Análisis del videojuego ‘Injustice 2’

Los dioses han vuelto. El videojuego ‘Injustice’, que salió en abril de 2013, marcó un antes y un después. En primer lugar teníamos a un conocido grupo de héroes y villanos de DC Comics luchando entre sí con unos gráficos y animaciones más que correctos. Detrás de él se encontraba el estudio NetherRealm, que ya habían demostrado al mundo que dominaban el género de lucha con la saga Mortal Kombat. Pero donde ‘Injustice’ logró marcar un hito, fue en su historia.

Hasta la fecha, por norma general, la trama de los juegos de lucha solía ser bastante secundaria. Pero con la primera entrega de este juego todo cambió. Superman enloquecía al saber que Joker le había engañado para matar a su mujer, Lois, que llevaba a su hijo en el vientre. Ante la impotencia y la desesperación, el kriptoniano decidía acabar con la vida del payaso más conocido de Gotham ante la mirada atónita de Batman. A partir de este momento, el héroe volador decidía establecer un reinado totalitario en la Tierra para evitar que cualquiera intentara cometer alguna fechoría. Pero algunos héroes, como el Caballero Oscuro, se unirían contra Superman y su régimen para derrocarlo, contando para tal fin con la ayuda de las versiones de otras Tierras.

El éxito del juego y lo interesante de la premisa llevó a DC a lanzar un cómic en el que se contaran estos sucesos a lo largo del tiempo. Por norma general los productos lanzados a raíz de un videojuego no suelen funcionar, y menos los cómics. Pero siempre tiene que haber una excepción para toda regla e ‘Injustice’ la fue. El cómic contó con un equipo de autores que le dotaron de una calidad espectacular y lejos de contar lo mismo que en el videojuego, la trama era expandida de forma inteligente, convirtiéndose en una de las historietas del mundo superheroico de DC más frescas de los últimos tiempos.

No era extraño de esperar por todas estas razones que la segunda entrega iba a llegar tarde o temprano y así ha sido. ‘Injustice 2’ ya está entre nosotros para ofrecernos una continuación directa del primero.

En esta secuela ya han pasado varios años desde que se puso fin al régimen totalitario de Superman, aunque sus principales “generales”, Wonder Woman y Black Adam están haciendo lo posible por liberar al último héroe de Krypton con la ayuda de Supergirl, uno de los nuevos personajes que entran al juego. Pero en mitad de estos movimientos estratégicos, Gorilla Grodd ha formado una liga de villanos para intentar hacerse con el control, teniendo que lidiar Batman con todos ellos. Ya con este argumento tendríamos trama de sobra para esta nueva entrega, pero sus creadores decidieron apostar por incluir una nueva pieza al puzle: Brainiac.

La inteligencia artificial creada en el planeta natal de Superman se acerca a la Tierra para poner fin a toda existencia, por lo que los principales héroes y villanos deberán unir fuerzas para hacerle frente, algo que nos puede recordar levemente a la saga Maldad Eterna de los cómics.

Pero dejando a un lado la trama, pieza fundamental de este juego que en esta ocasión tiene una duración de unas cuatro horas, vamos con los cambios que se han hecho respecto a la anterior entrega.

Los principales cambios son tres, además de los nuevos personajes. El sistema de lucha se ha mejorado, buscando rediseñar los controles y golpes para idear un juego mucho más táctico y menos caótico. Por otro lado, se ha implementado un sistema de armaduras que va mucho más allá de la simple estética: cada pieza otorgará a los personajes bonus o penalizaciones en sus estadísticas que harán que dos luchares del mismo nombre pueden a llegar a enfrentarse con características muy diferentes entre sí.

Para conseguir estas piezas iremos desbloqueando Cajas Madre que al abrirlas, según su color, nos recompensarán con objetos diferentes. Algunos los podremos poner y otros tendremos que esperar a alcanzar el nivel requerido.

El tercer cambio, y tal vez el más innovador, ha sido la inclusión del Modo Multiverso. Los jugadores podrán ir a él para luchar en una suerte de modo arcade donde las reglas varían, ofreciendo una experiencia totalmente distinta para cada batalla. Si conseguimos avanzar en él nos recompensarán con nuevas Cajas Madre que podremos utilizar para desbloquear nuevas piezas. Asimismo, este modo irá generándose de forma aleatoria para que los jugadores, una vez hayan completado el Modo Historia, puedan seguir disfrutando del juego.

Con más de 30 personajes ya en plantilla, algunos de ellos desbloqueables con DLC, ‘Injustice 2’ es un juego que contentará a todos aquellos que se hicieron con la anterior entrega, aunque sus novedades, como suele ocurrir con los juegos de lucha, tampoco hayan sido radicales.

Reseña
Jugabilidad
Gráficos
Diversión
Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.