Reseña de ‘Los casos del detective Kogoro Akechi’

Cuando se habla de novelas de misterio, lo más frecuente es pensar en los grandes genios británicos y norteamericanos del género, que se han convertido en referentes absolutos de la novela negra. A través de la influencia de Doyle, Poe y Chesterton, entre otros, que  llegaban a Japón en las numerosas revistas literarias que se publicaban en la época, surgieron otros escritores de misterio en el país nipón, entre los que destacó Edogawa Rampo.

Siguiendo los cánones marcados por los escritores a los que tanto admiraba, Edogawa diseñó a Kogoro Akechi para ser un reflejo de Sherlock Holmes, aunque adaptado a la Era Taisho (1912-1926), que compartía ciertas similitudes con la Época Victoriana en la que  vivió el personaje de Conan Doyle, especialmente el acelerado crecimiento industrial y las marcadas diferencias de clases, presentes en las obras de ambos autores. En el caso de Rampo, decidió dar a su personaje un status social bastante más bajo que del que gozaba el pequeño de los hermanos Holmes, aunque es fácil apreciar la similitud en su carácter.

Tal ha sido la influencia del personaje creado por Edogawa en la cultura popular del país que, además de todas las historias escritas por su autor, ha dado lugar a numerosas adaptaciones cinematográficas (la más reciente, de 2008, bajo el título ‘K-20: Kaijin nijû mensô den’, bajo estas líneas), televisivas (estrenándose en 1999 la última de una serie de cuatro películas para televisión) y animadas (siendo el centro de ‘Trickster’, anime de 25 episodios que se emitió entre octubre de 2016 y marzo de 2017).

En esta colección de tres relatos se nos presentan las primeras aventuras de Kogoro Akechi, un detective solitario, residente en una casa de huéspedes (muy típica en la época), rodeado por los cuatro costados únicamente de libros de misterio, dejándole muy poco espacio en su habitación siquiera para dormir. Muy influenciado por estas novelas, es frecuente verle referirse a ellas a la hora de hacer sus deducciones, creando un personaje que parece ser más un admirador de los detectives, que un detective en sí (otro rasgo más que comparte con el protagonista de ‘Detective Conan’).

En primer lugar nos encontramos con ‘El asesinato de la Cuesta D.’, que presenta un caso típico de asesinato en habitación cerrada, clásico planteamiento de novela de misterio. La división de la historia en secciones es un elemento bastante poco corriente en la literatura del género, que suele preferir la presentación de las historias de forma continuada y dejar las divisiones para aquellos casos que se presentan en formato largo, aunque en este caso, se adapta perfectamente al estilo descriptivo de la historia.

La segunda de las historias, bajo el título ‘El Fantasma’, muestra otro de los grandes puntos de conexión entre Conan Doyle y Edogawa, como es su fascinación por el mundo de lo esotérico, presentando el caso de un fantasma que atosigue a un empresario de éxito. Si bien, como suele ocurrir en estos casos, todo tiene una explicación lógica, a la que se llega con un sorprendente giro argumental, no se puede ignorar que ambos autores tienen una tendencia a incluir en sus historias elementos que giran en torno a lo sobrenatural.

Por último, la tercera y más larga de las historias, ‘Pulgarcito’, donde se narra la historia de un enano que se aprovecha de las desafortunadas circunstancias de una familia para satisfacer sus más oscuros deseos, es quizás la más endeble de todas. Si bien cuenta con una buena narrativa y giros argumentales bastante interesantes, su excesiva longitud (en comparación con los otros dos relatos), hace que se vuelva tedioso y previsible, al menos hasta llegar a la última parte de la historia.

El principal punto a destacar en lo referente a la edición, especialmente en la primera historia, son las notas del traductor, que ayudan al lector a situarse en un período y lugar que poco tienen que ver con la actualidad. La segunda de las historias, la más corta y menos complicada en ese sentido, apenas si presenta una nota, pero en el último de los relatos, que ocupa casi dos tercios de la novela, sí que se echan de menos ciertas menciones, especialmente a nivel geográfico, que ayudaran a dar algo más de cohesión a la historia.

‘Los casos del detective Kogoro Akechi’ es un recopilatorio de las primeras historias del famoso detective, obra de Edogawa Rampo y por fin llega a España, de la mano de Satori Ediciones, en una edición en rústica con solapas y a un precio de 18€. Si os interesan las novelas de misterio, Kogoro Akechi no palidece cuando se le compara con Poirot, Holmes, Dupin o Marlowe y, en esta obra, Edogawa nos muestra por qué, a pesar de ser éste uno de sus primeros esfuerzos en el género, es considerado como uno de los mejores escritores de misterio de la literatura nipona.

Edogawa Rampo (1894-1965) es el pseudónimo literario de Hirai Taro, creador de la moderna literatura policial, detectivesca y criminal japonesa y máximo representante del ero-guro nipón. Nació en Nabari, prefectura de Mie y se graduó en ciencias económicas en la Universidad de Waseda en 1916. En su juventud desempeñó los más variopintos trabajos antes de alcanzar el éxito en su profesión definitiva: escritor y crítico. Durante las décadas de 1920 y 1930, Rampo se convirtió en el más prolífico y popular de los autores de crimen y misterio, alternando numerosos relatos, novelas por entregas y artículos, y revelándose como el escritor más dotado para el género. Tras sufrir la censura durante la guerra, se dedicó al estudio y la promoción de la literatura criminal en su país, propiciando la creación de la Asociación de Escritores de Misterio de Japón, y a escribir una serie de novelas detectivescas juveniles pro­tagonizadas por su emblemático investigador Kogoro Akechi y el Club de los Chicos Detectives. Falleció en 1965 dejando tras de sí un prolífico legado literario de historias retorcidas, fas­cinantes y morbosas de las cuales, El extraño caso de la isla Panorama es uno de sus más refinados logros.

‘LOS CASOS DEL DETECTIVE KOGORO AKECHI’

Autor: EDOGAWA RAMPO

Colección: Satori Ficción

Formato: Rústica con solapas

Tamaño: 220 x 140 mm

Páginas: 256

ISBN: 978-84-945781-9-9

PVP: 18,00 €


Una antología de misterio, crimen y suspense protagonizada por el detective más célebre de todo Japón y verdadero icono de la novela policíaca japonesa.

Kogoro Akechi no solo es el personaje más popular surgido de la inventiva de Edogawa Rampo sino, además, el investigador privado más ubicuo de la cultura popular japonesa. Su brillante ingenio y extraordinaria capacidad deductiva le permiten desentrañar los casos más inverosímiles y los crímenes más truculentos. La mirada de Akechi va siempre más allá de las apariencias y su mente analítica no pasa por alto el más mínimo detalle, hallando siempre la verdad por muy oscura que esta sea. En este recopilatorio de tres de sus primeros casos, Akechi se enfrenta a un asesino que parece haberse esfumado de la escena del crimen, a un sospechoso fantasma que hace la vida imposible a un importante empresario y, finalmente, al más terrible de los criminales: un vengativo enano que, despreciado por las mujeres debido a su espantosa deformidad, idea un truculento plan para saciar sus apetitos.

[amazon_link asins=’8494578197′ template=’ProductLink’ store=’lcde05-21′ marketplace=’ES’ link_id=’db4dba34-4dab-11e7-a23c-e95b1bc2653a’]

Reseña
Puntuación
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!