Reseña de ‘Omega Men’, de Tom King y Barnaby Bagenda

La portada del tomo de Omega Men publicado por ECC

Algunas veces me pregunto las razones por las que sigo leyendo cómics de superhéroes. Giros previsibles, personajes quemados, autores acomodados en una continuidad interminable y falta de riesgo suelen ser las cartas de presentación del género. Sí, lectores, a veces me da el aburrimiento crónico; se transforma en crisis existencial, y me dan ganas de regalar mis tebeos al primero que llame al timbre. Pero ahí sigo, mes a mes, enganchado a las aventuras de mis tipos en pijama favoritos, esperando un respiro, un soplo de aire fresco entre tanto más de lo mismo. En ocasiones, mis desesperadas plegarias clamando por la sorpresa son respondidas. Hoy os hablo de una de esas respuestas. Hoy os hablo de ‘Omega Men’.

La ciencia ficción es, en la mayoría de las ocasiones, una forma de hablar de los problemas de nuestro mundo actual en clave fantástica. Permite al autor disfrazar los hechos de manera velada, lo que ofrece un juego con el lector en forma de sátira, de crítica o de reflexión acerca de los conflictos acuciantes en nuestra sociedad. Tom King utiliza un fabuloso entorno fantástico con esas intenciones en ‘Omega Men’, un inteligente y sofisticado ejercicio de narrativa puesta al servicio del análisis acerca del poder, de la fina línea que separa a los revolucionarios de los terroristas, del héroe y de su naturaleza. El aplaudido escritor se adentra en las raíces del conflicto, para que entendamos que en las relaciones humanas no existen los blancos y negros, y la realidad se compone de destructivos matices de gris.

Tom King sabe de lo que habla en cuanto al conflicto armado se refiere. Antes de dedicarse a la escritura, pasó una temporada en Irak como agente de la CIA. Durante esta experiencia, King construyó una serie de ideas y reflexiones acerca de la parte más oscura del alma humana, de la ambición y el odio que toma su naturaleza atroz en la guerra. Ha plasmado esas experiencias de forma realista y meditada en la imprescindible serie ‘El Sheriff de Babilonia’, también en el catálogo de ECC. En ‘Omega Men’, armado con la libertad que da el ambiente de fantasía y ciencia ficción elegido para el contexto de la obra, King nos sumerge en una especie de espejo luminoso y extravagante, reflejo de nuestras propias miserias como especie.

Barnaby Bagenda en acción

La historia comienza de manera brutal, un ejercicio de virtuosismo narrativo no exento de riesgos. Las primeras páginas de ‘Omega Men’ son un plano fijo, una cámara que nos convierte en observadores impotentes del drama violento y descarnado. Usando como referencia los vídeos de ejecuciones reales que tristemente protagonizan los telediarios de todo el mundo en los últimos años, King presenta a sus personajes de modo expeditivo. Los referentes visuales son de primer orden, extirpados del violento imaginario popular del siglo XXI, de la realidad salvaje de nuestros días.

King arriesga en su propuesta; da donde más duele en la civilización occidental, e introduce el despiadado tono de la obra. Aunque aparece el nombre de Green Lantern en la portada, ‘Omega Men’ está en las antípodas de lo que cualquier colección dedicada a este cuerpo de policía galáctico ofrece. Las sensibilidades que maneja el escritor son adultas, pretenden conciencias removidas y meditación acerca de las complicadas hogueras de las que nace el odio. Mientras que las consideraciones que ofrecen los analistas de medios considerados más serios se limitan a dividir el mundo en buenos y malos, Tom King presenta un mapa mucho más extenso y complejo, escondido tras el genial despliegue de fantasía.

El sistema planetario urdido por King en ‘Omega Men’ no tiene nada que envidiar por orgánico y vivo a cualquier universo de ficción del tipo ‘Star Treck’ o ‘Star Wars’, por poner dos ejemplos clásicos. Los planetas implicados y sus gentes presentan la diversidad en tensión que sirve de gasolina para el fuego de la guerra. Los intereses comerciales están por encima de la vida y los juegos de poder se dibujan como una sombra sobre el destino de las razas que pueblan este sistema. Secretos sórdidos y la paranoia como elemento detonante de la tragedia son las herramientas de King en este dramático tablero de ajedrez donde Kyle Rayner aprenderá duras lecciones sobre una verdad universal: los héroes de unos son la amenaza para otros.

La religión como telón de fondo, la colonización cultural y militar en el punto de mira, y las tensiones comerciales por el control de un elemento de vital importancia para el funcionamiento del universo (llámese Estelarium en la obra, o petroleo en la vida real) completan el poderoso relato de King. A pesar de la acción, del despliegue de imaginación o del sorprendente conjunto de mundos de esta galaxia Vega, el tono melancólico es protagonista en Omega Men. El fanatismo de unos y otros conduce a las demoledoras páginas finales, donde King muestra un espíritu poco halagüeño respecto a nuestra capacidad de redención. La fragilidad de las redes de poder son un caos que sepulta cualquier atisbo de paz. A pesar de eso, el escritor parece tener una fe inquebrantable en el héroe, aunque sea otra víctima inocente en el fuego cruzado.

La arriesgada apuesta de Tom King

Barnaby Bagenda realiza un trabajo espectacular, lleno de matices, de demostraciones de dinamismo arrebatador y control total de los aspectos narrativos. La prosa de King es complicada y trasladar algunas de sus ideas al dibujo es todo un reto, pero Bagenda sale airoso del desafío con un ejercicio de belleza plástica poderoso y convincente. El delirio espacial, la ultraviolencia, el diseño de personajes, armas y vehículos, la plasmación en viñetas del universo vivo descrito por King, el espectro emocional que presentan los protagonistas, muy lejos del dechado de virtudes del héroe tradicional, y esclavos de sus miserias… el arte de Bagenda es atípico y excitante. Encaja como un guante en una obra que rompe moldes.

Decía al principio que hay veces que no sé qué hago leyendo cómics de superhéroes. Cuando leo cosas como ‘Omega Men’, recuerdo esas razones. ‘Omega Men’ es la clase de obra que hace del cómic un medio adulto, de identidad propia, capaz de contar historias de la mejor forma posible, sin trabas ni impedimentos. Es de los cómics que consigue que se vea el noveno arte como método de expresión válido por si mismo, adulto, inteligente y valiente, incluso a ojos de los profanos. ‘Omega Men’es un cómic que deja sin argumentos a esos iluminados que, a estas alturas, infantilizan maliciosamente el arte que tanto amamos y respetamos.

Un clásico instantáneo. No os extrañe que empiece a parecer en esas listas de imprescindibles al lado de otros grandes títulos, porque no lo dudéis: ‘Omega Men’ juega en primera división.

Omega Men‘ llega al fin a las librerías españolas, tras mucho tiempo reclamada por los lectores en redes sociales. ECC publica encuadernado en rústica este tomo que recopila los 12 números de la edición USA. A todo color, 296 páginas a todo color que componen una de las series más aclamadas por la crítica de los últimos años. Se incluyen todas las portadas originales y un buen número de extras que explican el proceso creativo de Omega Men. El precio recomendado de venta al público es de 25,50 euros.

Tom King

Uno de los guionistas más celebrados de los útimos tiempos, se ha curtido en las publicaciones de DC, en series como Grayson. Su reconocida labor le ha llevado a ocuparse de la colección regular de Batman, y en Marvel ha encandilado a público y crítica con el particular giro que le ha dado al mítico Vengador, La Visión.

Antes de su carrera como escritor, King formó parte en operaciones de inteligencia contraterrorista como agente de la CIA.

Kyle Rayner, el White Lantern, está muerto. Le mataron los Omega Men. En una emisión en directo. Son unos insurgentes violentos, una organización terrorista, una secta fanática. O son unos patriotas… la última esperanza para la libertad en un sector olvidado del universo. En el sistema Vega, depende de a quién le preguntes.

Pero a pesar de lo que la galaxia crea haber visto, el White Lantern de la Tierra sigue vivo… prisionero de los Omega Men. Lo que de verdad quieren es que se sume a ellos en su incansable guerra contra la todopoderosa Ciudadela y su tiránico Virrey.

Mientras Kyle va conociendo a este variopinto grupo de forajidos, se cuestionará todo lo que sabe sobre lo que significa ser un héroe. En este extraño sistema donde los Green Lanterns están prohibidos, ¿romperá su juramento y se unirá a la revolución? ¿O al final descubrirá que los Omega Men son unos monstruos?

De uno de los escritores más laureados de la industria, Tom King (Batman, Grayson) y del magnífico dibujante Barnaby Bagenda (A1) llega Green Lantern presenta: Omega Men, que recopila al completo esta revolucionaria historia de ciencia-ficción, aclamada por la crítica, que se enclava en el corazón del Universo DC. ¡Si buscas una historia trepidante que te haga pensar, con acción, intriga, romance y venganza, este libro es el Alfa y el Omega! 

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.