Reseña de ‘The Seven Deadly Sins’ #15

Una de las principales ventajas que tienen las series con un grupo protagonista, en lugar de un solo personaje, es que pueden llevar más de dos líneas argumentales a la vez y concluirlas en un gran clímax sin que la historia se resienta por ello. Tal y como ya hizo en el arco de Infiltración en el Reino, cuando dividió en tres grupos a los protagonistas, ‘The Seven Deadly Sins’, esta es una de esas series en las que cada uno de los protagonistas podría contar con su propio ‘spin-off’ y podría ser incluso igual de bueno que la serie original.  Visto y comprobado que este formato le va de perlas a la serie, no es de extrañar que haya optado por repetir fórmula.

Tal y como pudimos comprobar en el tomo anterior, Suzuki ha concluido con la primera gran etapa de la serie y no ha tardado más de un volumen en plantear el segundo gran arco argumental, que se centrará en la Guerra Sagrada de hace tres mil años y su principal consecuencia: el destierro de la raza de los demonios.

Para aquellos que anden algo perdidos, lo único que se sabe a ciencia cierta en este momento sobre ese gran conflicto, es que se trató de una guerra que asoló todo el reino de Britania y enfrentó a los demonios contra los hombres, los gigantes y las diosas, siendo las hadas la única raza que, por lo que hemos podido saber hasta ahora, se mantuvo al margen. Además de esto, como bien saben los seguidores del anime (pues se menciona en el inicio de todos los episodios de la segunda mitad de la serie), el propio Meliodas tomó parte en la lucha, aunque se desconoce el bando en el que luchó.

Volviendo a la época en la que se ambienta el manga en la actualidad, nos encontramos con que, mientras que Ban y King se han dirigido hacia el Bosque de las Hadas, el resto de los Deadly Sins ha permanecido en Liones, donde, a la conclusión del tomo anterior, sintieron los efectos de la liberación de los Diez Mandamientos. Visto el poder que emanan, capaz de sorprender al propio Meliodas, todo parece presagiar que nos encontramos ante unos rivales que van a hacer la serie mucho más interesante y, esperemos, consigan hacer salir a Escanor, el último de los Deadly Sins.

El centro de la trama del volumen gira en torno a Galand, de los Diez Mandamientos, a quien se enfrentarán todos los Deadly Sins reunidos en Liones, aunque tardará poco en demostrar por qué esos diez guerreros fueron decisivos en la pasada guerra. Mientras, por su parte, Ban y King habrán de hacer frente, no solo a un arma de la raza de los demonios, sino también a una de las hadas, que no está especialmente de acuerdo con que Ban ostente el título de rey.

En el apartado del guion, como ya comentamos, Suzuki vuelve a dividir la trama en dos partes, aunque parece claro desde un principio que se encuentran íntimamente conectadas. En este volumen se ahonda aún más en la relación entre Elaine y Ban, llegando al punto en el que propio King se planteará si no ha estado equivocado todo este tiempo, arraigando también en él la determinación de dar un paso adelante, dejar atrás los remordimientos, aceptar el pasado y luchar por proteger aquello que aún posee. Por su parte, el equipo de Liones también nos depara muchas sorpresas, especialmente en relación a Merlin y Meliodas, quienes, como ya nos adelantó el anime, tienen una cuenta pendiente desde hace diez años.

Por la parte del dibujo, Nakaba vuelve a las andadas regalándonos espectaculares combates, donde tienen lugar algunas escenas que evidencian su crecimiento como artista desde el primer volumen. Es especialmente interesante ver las ramificaciones que tiene la aparición de la espada Lostvayne, arma sagrada de Meliodas, que concede a su portador unas habilidades que, desde luego, a nuestro protagonista le son de extrema utilidad, pero que seguramente para el dibujante sean más un quebradero de cabeza que otra cosa. Por último, es importante destacar cómo el autor vuelve a introducir cada vez más negros en estas páginas, que reflejan, no solo la calamidad que representan los Diez Mandamientos, sino también parecen tener relación con el pasado de Meliodas.

‘The Seven Deadly Sins’ alcanza su decimoquinto volumen con un tomo que, tal y como nos tenía acostumbrados su autor, nos vuelve a sorprender por su dinamismo y que recupera el tono sangriento y las transiciones rápidas del arco anterior. Como viene siendo habitual, este tomo llega a España por gentileza de Norma Editorial, en una edición en rústica con sobrecubiertas a un precio de 8€. Tal y como hemos podido ver tanto en este volumen como en el anterior, la editorial ha optado por traducir al castellano el título de los ‘Diez Mandamientos’, mientras que para el grupo protagonista mantuvo la versión inglesa. Una decisión curiosa, que esperemos no afecte a la localización de la trama.

Nakaba Suzuki es un dibujante de manga japonés nacido en la ciudad de Sukugawa (Japón) en 1977. En 1994 publicó su primer manga, ‘Revenge’, y a partir de 1998 comenzó a trabajar para diferentes revistas de temática shōnen de Japón. En primer lugar publicó ‘Rising Impact’ para la famosa Weekly Shōnen Jump, entre 1998 y 2002. Una vez acabada la serie, continuó con ‘Ultra Red’ un año más en la propia revista. El poco éxito de este último manga le acabó llevando a la revista Ultra Jump, donde dibujó ‘Boku to Kimi no Aida Ni’ a la vez que hacía, para Shōnen Sunday, ‘Blizzard Axel’. En esta última continuó publicando ‘Kongō Banchō’ hasta 2010. Dos años más tarde, comenzó con el que sería su manga de más éxito hasta la actualidad, ‘Nanatsu No Taizai’ (en España ‘The Seven Deadly Sins’) para Weekly Shōnen Magazine.

‘THE SEVEN DEADLY SINS’ #15

Autores: Nakaba Suzuki
Colección: CÓMIC MANGA
Serie: THE SEVEN DEADLY SINS
Formato: Rústica con sobrecubierta
Tamaño: 11,5 x 17,5
Páginas: 192 B/N
ISBN: 978-84-679-2539-5
PVP: 8,00 €

¡EL ARMA SAGRADA LOSTVAYNE MUESTRA SU POTENCIAL!

Un sello de 3.000 años se rompe. La raza de los demonios despierta. Y ante ellos se planta Meliodas… ¿Quién si no? Cuando parece que será inevitable librar un combate desesperado con la vanguardia de los demonios, Meliodas recupera su arma sagrada. ¡Empieza la guerra santa!

The Seven Deadly Sins 13

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!