Crítica de ‘Transformers: El último caballero’

En 1982, las compañías jugueteras Hasbro y Takara Tomy crearon unas figuritas de acción de vehículos con vida propia que tenían la habilidad de transformarse en robots y viceversa. El éxito de dichos muñecos se extendió a varios productos de merchandising: libros, cómics, videojuegos, etc. Estos peculiares personajes también han sido llevado al medio audiovisual con varias series de animación, un par de películas de dibujos y otras con actores reales, las cuales forman parte de una saga con los siguientes títulos: Transformers‘ (2007), ‘Transfomers 2: La venganza de los caídos‘ (2009), ‘Transformers: El lado oscuro de la luna‘ (2011) y Transformers: La era de la extinción‘ (2014).

Ahora mismo se encuentra en cartelera la quinta entrega de la citada saga, bajo el título ‘Transformers: El último caballero‘, cuyo espectacular tráiler puedes ver bajo estas líneas:

De nuevo bajo la batuta de Michael Bay (que cada vez alarga más su supuesta despedida de la dirección de esta franquicia), el filme, de casi dos horas y media de duración, vuelve a estar protagonizado por Mark Wahlberg (que repite como Cade Yeager), Laura Haddock (en el papel de Vivien Wimbley), Anthony Hopkins (que interpreta a Sir Edmund Barton) e Isabela Moner (que da vida a su tocaya Izabella). Aunque tampoco podemos olvidarnos de destacar a Stanley Tucci (que encarna al mago Merlín), a Liam Garrigan (que hace las veces de Rey Arturo), a John Turturro (que recupera el papel del agente Simmons de las tres primeras películas de la saga) y a Gemma Chan (que se mete en el personaje de Quintessa).

Por supuesto, tanto los americanos como todos aquellos que  hayan visto la película en su versión original, han podido disfrutar también de las voces de los actores que se encargan de hacer dialogar a los Transformers, entre los que podemos destacar a Peter Cullen, Eric Aadahl y Frank Welker (como Optimus Prime, Bumblebee y Megatrón, respectivamente).

Sin sacrificio, no hay victoria.

Dos mundos colisionan, uno sobrevive.

Lo escrito anteriormente son dos frases que cualquier espectador que acuda a ver la película debe tener muy presente, ya que, además de ser repetidas en numerosas ocasiones, a lo largo del filme, tienen un gran significado en la trama.

Cybertron, el planeta natal de los Transformers, se encuentra en estado moribundo. Según la diosa Quintessa, creadora de esta raza robótica, la única esperanza de salvación es que dicho mundo colisione con Unicrón (nuestro planeta Tierra), lo que significaría la aniquilación de la especie humana, pero también la supervivencia del lugar de origen de los Transformers. Es bien cierto que Optimus Prime siempre ha reconocido que ha encontrado un nuevo hogar entre los habitantes de la Tierra, pero ¿seguirá opinando lo mismo cuando descubra que no hay otra forma de salvar su mundo original? ¿Y que tendrán que decir los Decepticons, bajo el mando de Megatrón, y la raza humana al respecto?

Normalmente, en una película de este género, la repetición de esquemas suele pasar factura. Ver cómo unos robots digitales se pegan entre ellos o aterrorizan a los humanos es entretenido y puede llegar a divertirte la primera vez que lo ves pero, a la quinta ocasión en que te cuentan lo mismo, la sorpresa puede dar paso al bostezo. Afortunadamente, este hecho no pasa desapercibido para los creadores del largometraje, que saben mezclar, de manera inteligente, la trama robótica con la mitología artúrica. Tanto es el caso que, si acudes a ver esta película a partir del 11 de agosto (día en el que se estrena en cines ‘Rey Arturo: La leyenda de Excalibur’), es posible que creas que has equivocado de sala.

Además de sus habituales golpes de humor, el filme también está repleto de guiños para los fans de la franquicia. Desde una fotografía de Sam Witwicky (el protagonista de las tres primeras entregas de la saga, encarnado por Shia Labeouf) hasta una clara referencia a la serie animada ‘Transformers: Robots in disguise‘ (vigente desde el 2015), tal y como muestran las imágenes sucedidas en un desguace, la presencia del dinobot Grimlock o de Sqweeks, que recuerda al pequeño Fixit.

Como cada vez va siendo más habitual en este tipo de cine, es conveniente que no te levantes de la butaca nada más comenzar los títulos de crédito, ya que existe una escena intercalada, protagonizada por Quintessa, que sienta las bases para una posible secuela.

Evidentemente, esta película no esta hecha para lograr el favor de todo el público, pero es bastante probable que los fans de la franquicia pasen un rato entretenido con ‘Transformers: El último caballero‘ y su original vuelta de tuerca.

Independientemente de cómo resulte la taquilla final de este filme, parece ser que sí habrá una sexta entrega, que se centrará en el personaje de Bumblebee y, según se comenta, será muy diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora. Habrá que esperar hasta el 2019 para saber si el nuevo largometraje cumplirá lo que promete.

Dos especies en guerra: una de carne y hueso, la otra de metal. ‘El último caballero‘ rompe con el mito original de la franquicia de Transformers y redefine lo que significa ser un héroe. Humanos y Transformers están en guerra y Optimus Prime se ha ido. La llave para salvar nuestro futuro está enterrada en los secretos del pasado, en la historia oculta de los Transformers en la Tierra.

Salvar a nuestro mundo está en manos de una alianza única: Cade Yeager (Mark Wahlberg), Bumblebee, un Lord inglés (Sir Anthony Hopkins) y una profesora de la Universidad de Oxford (Laura Haddock). Hay un momento en la vida de todo ser humano en la que recibimos la llamada para marcar la diferencia. En ‘Transformers: El Último Caballero‘ los perseguidos se convertirán en héroes, los héroes se convertirán en villanos y sólo un mundo sobrevivirá: el de ellos o el nuestro. Quinta película de Transformers dirigida por Michael Bay.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!