La relevancia actual de las redes sociales en la elección de actores

Redes sociales

Juego de Tronos‘ ha supuesto un gran cambio para todos los involucrados en la serie, en particular los que han desempeñado papeles principales en la adaptación de las novelas de George R.R. Martin. La actriz Sophie Turner, que ha dado vida a Sansa Stark desde hace más de seis años, ha ganado elogios por su interpretación llena de matices y ha ganado una gran cantidad de seguidores en las redes sociales desde que se unió a la Casa Stark, contando actualmente 5,4 millones de seguidores en Instagram y 1,35 millones en Twitter.

En lugar de aprovechar los beneficios de una sólida presencia en las redes sociales, la admirablemente honesta estrella de ‘Juego de Tronos’ destapó recientemente una incómoda realidad a la hora de conseguir trabajo en la industria cinematográfica. En una entrevista con la revista Porter, que nos llega a través de The Telegraph, Sophie Turner compartió la historia de cómo consiguió un papel gracias a los seguidores de sus medios de comunicación social.

“Mucho de lo que he logrado es gracias a la sincronización y la suerte, pero también es, y odio decirlo, gracias a una gran cantidad de seguidores en mis redes sociales. Hice una audición para un proyecto y la cosa estaba entre otra chica que es mucho mejor actriz que yo, mucho mejor, y yo. Pero yo tenía más seguidores, así que conseguí el trabajo. No creo que sea correcto, pero ahora esto forma parte de la industria cinematográfica”.

A pesar de que Turner se abstuvo de revelar el nombre de la película para la que había realizado la audición, es una verdad incómoda el hecho de que las redes sociales, para bien o para mal, tienen un gran impacto en las estrellas emergentes.

My people. @entertainmentweekly

A post shared by Sophie Turner (@sophiet) on

Además de ser un barómetro para el éxito de un actor, las redes sociales se han convertido también en una plataforma para mantener la popularidad de una estrella. Aunque sitios como Twitter e Instagram supuestamente conectan a las estrellas con sus fans, también pueden ser usados ​​como un instrumento para mantener el estatus de la estrella. Con esto, la imagen de la celebridad puede ser enormemente beneficiosa para las campañas de marketing y generar interés en los próximos proyectos.

Esto fue destacado por la actriz Gemma Arterton durante una entrevista con The Guardian para la promoción de la película ‘The Girl With All The Gifts‘, en la que compartió una sorprendente historia de demandas de audición.

“Tengo una amiga a la que le dijeron que debía poner más “traje de diario” y fotos regulares de su comida, porque muchos de los casting para la película tienen lugar en las redes sociales. La gente que pone el dinero dice: “Bueno, tiene 3 millones de seguidores y ese actor sólo tiene 1000, así que …”.

Aunque el poder de la estrella siempre ha sido una herramienta poderosa en términos de conseguir trabajo en la industria del entretenimiento, la importancia de las redes sociales para los directores de casting es preocupante. Las estrellas veteranas que están acostumbradas a los métodos tradicionales de hacer cine también han opinado sobre esta práctica. Mientras hablaba sobre el efecto dañino que esto podría tener en la industria cinematográfica, la reconocida actriz Emma Thompson declaró:

“Estamos seleccionando actores que tienen muchos seguidores para que los estudios puedan usar estos seguidores para vender su película. En este tipo de negocio los actores empiezan a estar asociados a sus perfiles de redes sociales, y creo que eso es un desastre”.

Teniendo en cuenta el amplio alcance de las cuentas de los famosos en las redes sociales, no podemos culpar por completo a los directores de casting por elegir estrellas que en última instancia ayudarán a ver su película. Sin embargo, esto tendrá un efecto condenatorio en las estrellas potencialmente emergentes que desean hacer grandes interpretaciones, pero no quieren participar en redes sociales.

Las plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram han conectado las estrellas a sus fans, permitiéndoles relacionarse de una manera que antes era imposible. La plataforma también permite a los fans dejar que los estudios sepan exactamente quiénes quieren en sus papeles principales. Uno de los ejemplos más recientes de esto fue cuando los usuarios de Twitter ayudaron a Blake Cooper a obtener una audición para ‘El corredor del laberinto‘.

“Todo empezó con mi amiga Olivia, ella me envió un mensaje en Facebook diciéndome que iban a hacer esta película, que estaba basada en su libro favorito. Ella dijo que debería verlo porque pensó que uno de los papeles, Chuck, sería perfecto para mí”.

“Le envié un tuit [al director Wes Ball] preguntándole si podía hacer una audición y al principio no se dio cuenta, pero muchos fans sí y comenzaron a hacer fan-fiction y fue muy genial. Todo el mundo estaba tuiteando al director para que me dejara hacer la prueba y al final lo vio y decidió darme una audición”.

Ya que las productoras quieren asegurarse que están produciendo una película con posibilidades de tener éxito, este acercamiento a los fans aparentemente les permite saber por dónde deben ir. Teniendo en cuenta desde los posts de Instagram a los GIFs de Twitter, los analistas son capaces de determinar lo que quieren los fans de cada producción, y además, todo lo que se comparte desde el set de rodaje genera atención de una manera que los carteles de cine y los anuncios de promoción nunca podrían alcanzar.

Aunque los beneficios son claros, es genial ver a celebridades como Sophie Turner, Gemma Arterton y Emma Thompson sensibilizando sobre este tema. Como la mayoría de las historias tardan años en llegar a la gran pantalla, al final serán los aficionados quienes se beneficiarán de decisiones basadas en quién se merece más el papel.

De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.