Reseña de ‘Capitán América: La saga del Imperio Secreto’

La legendaria portada del fin de la saga

Desde hace ya un tiempo, Marvel se dedica a remozar alguno de sus episodios más exitosos. Hemos tenido el regreso de ‘Civil War’ o unas nuevas ‘Secret Wars’, y este mismo mes llega a las librerías ‘Imperio Secreto’, retorno de un concepto que significó un antes y un después en la vida del Capitán América. Las cloacas del poder tienen mucho que ver en ambos eventos y, a pesar de los años de diferencia, se basan en un análisis de la realidad de Estados Unidos. Os invitamos a un paseo por el pasado, para conocer aquel primer encontronazo con el Imperio Secreto, saga definitoria para el Vengador de las barras y estrellas.

El contexto en el que nace esta obra es de obligado conocimiento, puesto que la catarsis social y política en la que estaba inmersa América define la producción artística de la época en cualquier medio. El cómic se convertía en reflejo del mundo real, esencia que ha dado identidad a Marvel a través de su historia.

La Casa de las Ideas siempre ha tenido un ojo en la calle, y en las viñetas se vertía la inquietud de sus autores respecto a los profundos cambios que sacudían la sociedad americana. Si en otras ocasiones se había tratado la problemática de las minorías raciales o el impacto de las drogas, ‘Imperio Secreto’ traducía a las páginas del cómic la corrupción, la pérdida de identidad del país, con el icono definitivo de los valores clásicos norteamericanos puesto en entredicho. América despertaba del sueño de manera brutal, y el país que se creía guía del mundo occidental entraba en la deriva producto de una profunda crisis.

Además, mientras ‘Imperio Secreto’ se publicaba, en una de esas casualidades que cierran el círculo, la sociedad estadounidense afrontaba atónita las consecuencias del caso Watergate. Literalmente, una sociedad envalentonada, convencida de que era el mejor país sobre la faz de la Tierra, descubría que el lider del mundo occidental era un delincuente. El choque contra el muro de la realidad fue devastador.

Steve Englehart, creador de la saga original, buscaba en principio una renovación interna para el Capi. A mediados de los 70, el héroe de la Segunda Guerra Mundial seguía anclado, precisamente, a las circunstancias de ese conflicto. Desde los años 40 habían pasado muchas cosas, y para los lectores representaba un concepto anacrónico y superado. El guionista planteaba entonces una trama en la que el Capitán América miraba de frente a la sociedad americana de finales del siglo XX, y redefinía su relación respecto a su identidad, sus valores y el icono que representa. De fuertes tintes políticos, esta saga del Imperio Secreto pasó casi de inmediato a ser considerada fundamental para el personaje. Ponía en perspectiva y modernizaba a un estandarte del cómic americano que perdía el favor del público.

Derrotados por el Imperio Secreto

Desde un tiempo atrás, Steve Rogers sufría cambios significativos que daban impulso a la serie. Entre otras cosas, hacía tiempo que el Capi compartía título con Halcón. Este héroe héroe de raza negra obligaba al Vengador a bajar del pedestal y ver de frente las imperfecciones del sistema. ‘Imperio Secreto’ era la culminación de un cambio que impulsaba a Capitán América hacia el futuro.

Imperio Secreto nace como escisión de la omnipresente HYDRA. Ya se había cruzado con algunos héroes de la casa. De hecho, a estas alturas se pensaba que este grupo de conspiradores había desaparecido. Nada más lejos de la realidad. En las sombras, el renacido Imperio Secreto urde un plan que tiene como objetivo la conquista de los Estados Unidos. Como eje de ese plan, la destrucción del Capitán América como símbolo de la justicia y la libertad. Gracias a la manipulación y la propaganda, el héroe referente del país se convierte en enemigo a ojos de la opinión pública. Pasa a ser un justiciero perseguido por la ley, obligado a enfrentarse al sistema que ha jurado proteger. El Capi pasa por una de las peores crisis de su historia para limpiar su nombre.

Por el camino, El Capi no está solo, y cuenta con la ayuda de su inseparable Halcón, o los mutantes de la Patrulla X, que forman parte importante del insidioso plan del Imperio Secreto. Cómo no, aparecen de cuando en cuando Nick Furia y sus compinches de S.H.I.E.L.D, que entonces mantenían una tensa relación con el protagonista. Al final de la saga, el Capitán América descubre una terrible verdad, que desmonta por completo su visión del país. Comprende que la corrupción ha llegado a los niveles más altos de la política nacional, y se pregunta si es capaz de representar los valores de un sistema que se desmorona.

En el apartado artístico, Sal Buscema, dando ejemplo de clasicismo académico casi impecable. La influencia del propio Capitán América de Kirby se respira en cada viñeta, y el dinamismo y poderío físico de los personajes en el papel es marca de la casa.

El tomo que presenta Panini continúa las aventuras del Capitán, con otra saga muy recordada, como es la llegada de Nómada, alter ego de Steve Rogers tras esta crisis personal. En los últimos números, tenemos la presencia de Frank Robbins, uno de los dibujantes más curiosos que ha pasado por el cómic de superhéroes. Su estilo es grotesco hasta lo feista en ocasiones, pero su extraño sentido para el diseño de personajes convierte la lectura de los números en los que participa en una experiencia casi psicodélica. Desde luego, nadie puede poner en duda la capacidad de movimiento de los protagonistas por la viñeta. Esas figuras casi caricaturescas hacen del trabajo de Robbins la rara avis de este tomo.

El capi debe morir

Vivimos en la era de términos engañosos como la post verdad, de los hechos alternativos, de las polémicas en Twitter. La propaganda, los gobiernos sospechosos, la llegada de ciertos personajes al mundo de la política, el manejo de la opinión pública, son parte del día a día en la sociedad de la información. Hace décadas, Englehart hablaba de muchos de estos horrores cotidianos, inflamado por una época que presagiaba tiempos oscuros para esa libertad de la que tanto se cacareaba. Un guionista que es de los tipos con más oficio de la historia del cómic.

Aunque los términos de la obra y su resolución pueden parecer hasta ingenuos, no dudes de la capacidad revolucionaria de este puñado de números. Para el Capitán América y para Marvel en general. A partir de estos locos años 70, ya nada sería lo mismo. Tanto es así que, a día de hoy, es inevitable mirar hacia entonces y recuperar el concepto de Imperio Secreto para los paladares del siglo XXI.

La saga de Imperio Secreto se incluye en el voluminoso tomo de Marvel Gold que hace el número cinco dedicado a la etapa de ‘Capitán América y el Halcón’. Libro en tapa dura de 512 páginas, incluye numerosos artículos acerca del proceso de creación de la obra, su contexto, así como arte y bocetos. Un tomo imprescindible para la historia del Vengador de las barras y estrellas que encontrarás en tu librería favorita al precio de 39,95 euros.

Steve Englehart

Nacido en Estados Unidos en 1947, Englehart es uno de los guionistas más prolíficos de la historia del cómic. Ha dejado su impronta en las grandes editoriales, y en personajes tan destacados como Los Vengadores o El Capitán América. Es recordado por su breve pero excepcional etapa al frente de Batman, que muchos consideran la versión definitiva del Caballero Oscuro. A lo largo de su carrera, ha sido distinguido con multitud de premios y reconocimientos.

Sal Buscema

Comenzó su carrera en los años 60, entintando las páginas de su hermano John. Dibujante de gran presencia en la historia de Marvel, es recordado por etapas en Hulk, Capitán América o los Defensores. Lleva retirado desde mediados de los 90, aunque abandona ese retiro de cuando en cuando para alguna colaboración puntual.

Contiene Captain America 169-192 y FOOM 8 USA

¡Quizás la más trascendental aventura en la historia del Centinela de la Libertad, en el Omnigold con el que se completa la aclamada etapa de Steve Englehart! El Imperio Secreto ha corrompido los más insospechados ámbitos de poder dentro de Estados Unidos. Y cuando el Capitán América luche contra ellos, todo cambiará en la vida de Steve Rogers.

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!