Reseña de ‘Desaparecido – Parte 2 (Episodios 7 – 12)’

¿Qué harías si todo el mundo creyera que has matado a tu madre a sangre fría? Tras ser acusado de parricidio y fracasar en su intento de salvar a su compañera Kayo Hinazuki en la primera mitad de la temporada, nos llega finalmente la conclusión de esta serie en la que nuestro protagonista tendrá que luchar por salvar su pasado y su presente, sino también su futuro.

Como pudimos comprobar en los seis primeros episodios, esta serie se centra en Satoru Fujinuma y su capacidad para retroceder en el tiempo unos instantes para evitar desgracias que ocurren a su alrededor. Sin embargo, un día, a raíz del asesinato de su madre, nuestro protagonista sufre una Regresión que le envía a su época de estudiante de primaria, donde tiene que esforzarse para salvar a varios compañeros de clase de un secuestrador y asesino en serie.

Sin embargo, como podemos ir apreciando a lo largo de la temporada, esta misión no recae únicamente sobre los hombros de Satoru, sino que también le ayudan sus amigos e, incluso, su propia madre. A pesar de todo, la primera mitad de la temporada concluye con el arresto de Satoru como principal sospechoso en el asesinato de su madre y activando una nueva Regresión que le da una tercera oportunidad para evitar la catástrofe.Uno de los puntos más fuertes de esta serie es, sin duda, el trasfondo de sus personajes. En este sentido, como ya indicamos en la primera mitad y se reafirma en esta segunda, uno de los papeles más sólidos es el que recae sobre Sachiko Fujinuma, la madre del protagonista, que se consolida como la más importante de las tres protagonistas femeninas, incluso por encima de Kayo y (la prácticamente ignorada en el anime) Airi.

Por contra, hay otros personajes que, debido a las secciones de la trama eliminadas en la adaptación, acaban resultando incongruentes y faltos de desarrollo. A este respecto, Kenya (que acaba resultando poco más que un ‘Chūnibyō‘) y Hiromi (que parece ser el típico Yamcha que únicamente pasaba por ahí y, sin saber cómo, se lleva parte del pastel), llegan a la conclusión de la serie de una forma tan intrascendente que nos obliga a preguntarnos si no pudiera ser que los productores se equivocaron de serie y los introdujeron en los episodios finales por error.Como viene siendo habitual en todo el desarrollo de esta serie, es imprescindible recordar en todo momento que Satoru no es un niño normal, sino un hombre hecho y derecho con 29 añazos, que ha retrocedido 18 años al pasado. Siendo cierto que es un cambio más drástico que el que sufre Conan Edogawa en ‘Detective Conan’, ha de reconocerse que la adaptación de Satoru a primaria es bastante sobresaliente, aunque no pierde ni un ápice de su percepción, lo que le permite hacer frente a la amenaza que supone el asesino.

El elenco al completo repite en esta segunda mitad, con Tomohiko Ito en la dirección y un reparto encabezado por Shinnosuke Mitsushima y Aoi Yûki como Satoru y Kayo respectivamente, con unas interpretaciones muy meritorias, especialmente en el caso de la joven actriz de Chiba. Junto a ellos repiten otros actores reconocidos como Mitsuru Miyamoto, Ayaka Nanase y Minami Takayama, que hacen que este aspecto de la serie sea uno de los más destacados.De forma diametralmente opuesta a lo que ocurrió con la primera mitad, en este caso, A-1 Pictures ha optado por separarse casi completamente del manga original, optando por dar a esta serie una conclusión diferente al manga. Si bien la mayor parte de los hechos clave se mantienen, la forma en la que se llega al desenlace de la historia se antoja algo incoherente en el anime, donde queda más que patente que, si bien doblar el número de episodios habría sido excesivo, no habría venido mal contar con un episodio 13 para que así la serie hubiera podido llegar a su final de una forma más natural.

Al respecto del arte, como viene siendo habitual en las producciones de ANIPLEX, nos encontramos con un claro descenso en la calidad de la animación, que, si bien no llega a los esperpénticos niveles que vivimos con la segunda mitad de la primera temporada de ‘Blue Exorcist’, no dejan de ser muy palpables. Por ejemplo, la persecución en la azotea, es un claro ejemplo de secuencia apresurada y no bien culminada, que, de haber tenido más tiempo de producción, habría podido resultar bastante más impactante.

En el aspecto sonoro, como ya indicamos en la primera mitad, la banda sonora queda en manos de Yuki Kajiura (conocida por los fans de A-1 Pictures al ser la responsable musical de la serie y la película de ‘Sword Art Online’), que consigue encajar perfectamente con el ambiente oscuro y tenso que comienza rodeando la serie y, poco a poco, se va disipando. Por otro lado, el opening de la serie corre a cargo de Asian Kung Fu Generation con ‘Re:Re:‘, mientras que el ending, ‘Sore wa Chiisana Hikari no Youna‘ (‘Es como una pequeña luz’) es interpretado Sayuri.

La conclusión de ‘Desaparecido’ llega, de nuevo, de la mano de Selecta Visión, que ha lanzado la serie en una edición coleccionista combo que incluye los seis episodios finales en DVD y Blu-ray (64,99€) con audio en castellano y japonés, así como subtítulos en castellano. Además de los episodios en ambos formatos, esta edición coleccionista también incluye un libreto de 88 páginas a todo color (que, como bien indica en el índice, contiene spoilers), dos vídeos promocionales y una versión textless del opening y del ending.

[amazon_link asins=’B01M9CDN5K,B0725PCHDC,8467920114′ template=’ProductCarousel’ store=’lcde05-21′ marketplace=’ES’ link_id=’00bc7d41-79af-11e7-af17-d5a0c4521902′]



Cuenta la historia de Satoru Fujinuma, un autor de manga sin mucho éxito que sufre de un peculiar fenómeno conocido como Resucitación en el cual se transporta a la fuerza atrás en el tiempo hasta el momento anterior de que ocurra algo que supone un peligro para una vida. Satoru no tarda en descubrir que el fenómeno persiste hasta que la causa de la amenaza desaparece.
Reseña
A-1 Pictures en su máxima expresión
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!