Reseña de ‘Oz integral’, volúmenes 1 y 2

El fabuloso mundo de Oz

Hace ya muchos años, Lyman Frank Baum, soñaba con un mundo delirante, imposible, fantástico. Soñaba también con que los Estados Unidos tuviese su propia Alicia, su País de las Maravillas. Las aventuras de Dorothy Gale forman parte de la cultura universal, gracias no solo a los imaginativos cuentos de su creador. El cine es bastante culpable del éxito atemporal de las peripecias de esta chiquilla de Kansas por las tierras de Oz, sobre todo a la célebre adaptación protagonizada por la entrañable Judy Garland, interpretando una de las bandas sonoras más conocidas de la historia del séptimo arte. Hoy os traemos otra impresionante adaptación, en este caso en forma de viñetas, de la mano de Eric Shanower y Skottie Young.

Admito que tengo algo personal con ‘El Mago de Oz’. Recuerdo, hace muchos años, como la librera de mi barrio me regaló un ejemplar del libro original. Tendría entonces unos siete u ocho años. Junto con ‘La Historia Interminable’, considero las peripecias de Dorothy ese libro que hace algo en tu interior que te engancha para siempre al maravilloso placer de la lectura. Entre esos recuerdos infantiles también se cuelan los monos voladores de la película de Victor Fleming, aterradores a mis ojos de niño. Creo que comparto con alguno de vosotros alguna de esas experiencias con este cuento mágico, seguro.

Así que, estamos de acuerdo, ‘El Mago de Oz’ es un relato especial. Único. Repleto de maravillosos personajes, lugares increíbles, villanos inolvidables. De ese ingrediente del que se alimentan los sueños. Al formar parte del bagaje de tantos lectores, acercarse al cuento original requiere de valentía y sensibilidad. Porque no siempre el acercamiento al mundo de Oz por tal o cual intrépido explorador ha terminado en éxito. Recuerdo, por ejemplo, el insípido retorno a la Ciudad Esmeralda en forma de precuela perpetrada por Sam Raimi en horas bajas. Por suerte, Eric Shanower y Skottie Young han dejado para el recuerdo un acercamiento respetuoso hasta lo reverencial con el espíritu de Frank Baum. Posiblemente, la mejor adaptación que se ha hecho del mundo de Oz en cualquier medio. Mucho decir, pensarán algunos, pero si habéis leído ya este trabajo, estoy seguro de que muchos me darán la razón.

Lo cierto es que esta obra no es una novedad. Hace ya tiempo que se publicaron en diferentes entregas las diferentes versiones de los cuentos de Baum. Y es que estos dos aventureros fueron más allá del relato original, y exploraron el increíble legado de Frank Baum a través de los cuentos que continuaron las aventuras de los habitantes de Oz, menos conocidas que la seminal ‘El maravilloso mago de Oz ‘. Todo el universo que ha alimentado la imaginación de varias generaciones en la forma más brillante y hermosa que se pueda imaginar, gracias, sobre todo, al esplendor gráfico de Skottie Young.

El camino de baldosas amarillas

Panini ha decidido que tal demostración de poderío visual se merece una edición acorde a la evolución de la obra entre los lectores, puesto que se ha ganado el título de “de culto”. Dos espectaculares volúmenes recopilan toda la experiencia en Oz de Shanower y Young, con el espíritu de L. Frank Baum presente. ‘Oz’ luce como nunca en estas dos entregas imprescindibles, que muestran en toda su brillantez el fabuloso espectáculo perpetrado por este dúo.

A estas alturas, creo que todos conocemos lo acontecido con Dorothy y su adorable perro Toto. Kansas, el huracán, el camino de baldosas amarillas, el león cobarde, el espantapájaros, el hombre de hojalata, la búsqueda del misterioso mago… piezas de un mito moderno. Da igual las veces que has escuchado la misma historia. ‘Oz’ en manos de Young y Shanower es algo nuevo, algo impactante y desconocido. Es recorrer el mismo camino que has pateado tantas veces desde una perspectiva única, como si este cuento atemporal se hubiese escrito ayer mismo. A pesar de que el entramado literario de Shanower es absolutamente respetuoso con el material de Baum, el espectáculo visual que ofrece Young nos acerca a un mundo que el mismísimo escritor del relato original hubiese aplaudido entusiasmado.

Young es de sobra conocido, por el particular estilo con el que afronta sus trabajos. Inconfundible, mezcla perfecta entre técnica impoluta y sentido del humor a prueba de bombas, fue en las historias de ‘Oz’ donde empezó a llamar la atención del gran público. Y no es de extrañar. El universo de Oz en manos de Young bebe de las interpretaciones clásicas, pero el irreverente artista dota de vida con contundencia nunca vista a este mágico lugar. Los lugares que imaginó Baum hace tanto tiempo son hermosos, llenos de contrastes. A veces lanzan destellos de alegría, otras son terribles y amenazadores, pero siempre dejan con la boca abierta. Cuesta pasar la página, atrapados por el impresionante trazo de este artista que convierte la sencillez en magia.

Las viñetas de Young se llena de movimiento, y las emociones de sus personajes se reflejan en los inconfundibles rostros llenos de vida de los personajes salidos de su lápiz. Cada viñeta es sorpresa segura. Cada paso al lado de Dorothy, o cualquiera de los inolvidables personajes que pueblan este inabarcable mundo, es sinónimo de amor por el cómic, por el fabuloso arte de contar historias, por el legado de Frank Baum.

Los protagonistas de Oz

‘Oz’, en esta magnífica edición integral, es de compra obligada, digno de los mejores lugares de tu estantería favorita. Es el ejemplo perfecto de las posibilidades infinitas del cómic como medio de expresión artística, muestra de todas sus virtudes y de muy pocos de sus defectos. En muy poco tiempo, se ha convertido en un imprescindible. Es la mejor oportunidad para el disfrute total de la obra en toda su elegancia, gracias, además al genial puñado de extras que ofrecen los volúmenes. Detalles del trabajo de Young, el proceso creativo, bocetos… oro puro para bucear con pasión por este mundo de Oz reinventado.

Me encanta ‘El mago de Oz’. Este volumen ha sido como chocar tres veces los tacones de unos zapatos mágicos. Porque no hay mejor lugar que el hogar.

Panini edita en dos volúmenes todo el acercamiento de Eric Shanower y Skottie Young. Dos libros de auténtico lujo en tapa dura, llenos de extras y detalles que complementan la lectur. El volumen 1 se compone de 640 páginas y el volumen 2 de 496. No dudes de ir a tu librería favorita a la búsqueda de estas dos maravillas en viñeta.

Eric Shanower

Nacido en Florida de 1963, Shanower se dio a conocer precisamente por las adaptaciones del universo del mago de Oz junto con Skottie Young. Posteriormente ha conseguido el aplauso del público con su versión de la guerra de Troya plasmada en Age of Bronze.

Skottie Young

Young comenzó su carrera en Marvel, donde se hizo cargo de varios números de una miniserie dedicada a los New Warriors. Con posterioridad, se hizo cargo de la parte gráfica de las adaptaciones del mundo de Oz guionizadas por Eric Shanower. Este trabajo hizo que el gran público se fijase en su particular estilo, y desde entonces es uno de los dibujantes estrellas del cómic americano. Destaca en especial su reconocido trabajo como portadista, y ha dibujado series de éxito como Mapache Cohete.  

El primero de los dos volúmenes que recogerán la aclamada adaptación al cómic del gran clásico escrito por L. Frank Baum. El ganador del Premio Eisner Eric Shanower (La Edad de Bronce) se une al extraordinario artista Skottie Young (Mapache Cohete) en un despliegue de talento. Recomendado para todos los públicos.

 

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.