El Sanctum Sanctorum del Doctor Extraño

Aunque existen claras excepciones, como sucede con todo en esta vida, la plana mayor de superhéroes cuenta con una sede central o refugio privado, como es el caso de la Liga de la Justicia y su palacio o Superman y su Fortaleza de la Soledad, claros ejemplos de DC; los Cuatro Fantásticos y el  Edificio Baxter o la Patrulla X y la Escuela para Jóvenes Talentos, como iconos de Marvel. No obstante, en este artículo vamos a analizar a otro superhéroe de la Casa de las Ideas que también cuenta con una sede propia: el Doctor Extraño y su Sanctum Santorum.

Esta peculiar casa, donde reside el Hechicero Supremo de la Artes Místicas, apareció por vez  primera en el ‘Strange tales‘ nº 110 (1951), obra de Stan Lee y Steve Ditko, cuya portada queda reproducida a la izquierda de este párrafo. La vivienda se encuentra situada en el 177A Bleecker Street, Greenwich Village, en Nueva York. Tiene un total de tres plantas y es un refugio ideal para Stephen Extraño, en el que puede estudiar y elaborar nuevos hechizos.

Aunque se trate de un edificio de gran peculiaridad arquitectónica, con su mágico tragaluz circular, su aspecto visual no da muestras del gran poder místico que se maneja de puertas para dentro, lo que impide que los transeúntes que pasen por delante de él imaginen que se trata de la residencia de uno de los mayores defensores de la Tierra.

El Doctor Extraño obtuvo el título de Hechicero Supremo en la década de 1960, de parte del Anciano, su maestro. Tras haber logrado su objetivo, Stephen abandonó el Tibet y regresó a Nueva York, donde contactó con Lamb Realty, un agente inmobiliario que le mostró un majestuoso edificio, aunque también  le contó que un chamán americano lo había utilizado para realizar rituales de magia negra.

Sin embargo, las advertencias del agente inmobiliario no desanimaron al Doctor Extraño que, tras reconocer el potencial mágico del inmueble, decidió comprarlo. Además, tomó la decisión de pasar una noche en su interior para comprobar los misterios que ocultaba el edificio.

Además de comprobar que su interior era más amplio que su aspecto exterior, Stephen notó una presencia extraña, que pretendía atraerlo a un reino psicodélico extradimensional. Se trataba de Tyanon, una entidad del caos que el chamán había atrapado dentro de la mansión. El Doctor Extraño usó las Bandas Escarlatas de Cyttorak para derrotarlo e impedir que entrara en nuestro mundo.

Fue entonces cuando Stephen decidió reformar la casa e instalar la claraboya citada anteriormente. Además, gracias al uso de las imágenes ilusorias, el Doctor Extraño puede hacer creer  a la gente que se trata de una construcción totalmente distinta como, por ejemplo, una casa en ruinas.

Ya hemos comentado que se trata de un edificio de tres plantas, pero eso no significa que Stephen Extraño viva siempre solo en esa inmensa mansión, ya que, además de su fiel sirviente Wong, el minotauro Rintrah y la india Sara Wolfe se encuentran entre los peculiares invitados que el Hechicero Supremo ha tenido en el Sanctum Sanctorum.

En el piso superior o buhardilla, si observamos por el tragaluz de diseño cósmico, podemos observar una gran sala repleta de mágicos objetos, como el Libro de los Vashanti, el Orbe de Agamotto o la Capa de Levitación, con su Ojo de Agamotto. Una puerta hallada al fondo da paso a un cuarto de baño.

Bajando las escaleras nos hallamos en el piso intermedio, en el que se encuentran la biblioteca, el dormitorio y la cocina del Sanctum Sanctorum.

La planta baja, al más puro estilo de cualquier museo, nos muestra una tienda de regalos con productos de todo tipo: camisetas, pósteres, chucherías mágicas, premoniciones… La venta de estos productos evita al Doctor Extraño preocuparse por el pago de las facturas.

El Sanctum Sanctorum también está provisto de un sótano, el cual, en cierta ocasión, intentaron usar los demoniacos N’Garai para entrar en nuestra dimensión. Afortunadamente, un mágico pentagrama, creado por el Doctor Extraño, evitó males mayores.

Aunque el Sanctum Sanctorum fue destruido en ‘Doctor Strange, Sorcerer Supreme‘ nº 60 (1993), obra de David Quinn y Mel Rubi, cuya portada puedes ver al lado del párrafo, fue reconstruido posteriormente. Y es que este edificio posee una gran importancia dentro del Universo Marvel, ya que Stephen Extraño es un héroe muy hospitalario, que siempre tiene las puertas abiertas para ayudar a cualquier compañero, como cuando los Jóvenes Vengadores necesitaron usarlo temporalmente como base de operaciones. Pero no debemos olvidar que se trata del Hechicero Supremo. Si se encuentra muy ocupado, no se andará con tonterías y expulsará a cualquiera que lo haga perder el tiempo, como ya le pasó con un muchacho llamado Stan Lee.

Siempre que el Hechicero Supremo ha aparecido en alguna serie o película de dibujos, los espectadores hemos podido contemplar el interior del Sanctum Sanctorum. Pero, versiones animadas aparte, las dos películas tituladas ‘Doctor Strange‘ (1978 y 2016) también nos han permitido traspasar las puertas del mágico edificio. Y es un hecho casi seguro que, a través de la pantalla del cine y la televisión, volveremos a hacerlo en el futuro.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.