El Videoclub: City Hunter

Entre 1985 y 1991, el japonés Tsukasa Hojo logró revolucionar el género del manga policiaco al dar a conocer a un personaje llamado Ryo Saeba, más conocido por el nombre que da título al manga que protagonizó: ‘City Hunter‘ (como se muestra en la portada que acompaña a este párrafo). Eficaz y mujeriego, este detective privado está considerado como el mejor pistolero del mundo, motivo que hace que el joven despierte admiración y odio a partes iguales. Sin embargo, hay que reconocer que el personaje también destaca por la procacidad sexual de la que no duda en hacer gala allá donde le encaminen sus pasos.

Como suele suceder con todas las publicaciones manga de éxito, la popularidad de este producto dio paso a una serie de animación (de la que derivaron diversas películas y especiales de televisión) que, en nuestro país, se pudo disfrutar gracias a Tele 5, bajo el nombre de ‘Cazador‘. Por si no has tenido oportunidad de verla o no la recuerdas bien, a continuación muestro su opening, para que cada uno pueda emitir su juicio personal:

Por supuesto, si hay otros muchos mangas que, con mayor o menor fortuna, han logrado evolucionar desde los mundos de las viñetas y la animación hasta llegar a la encarnación por actores reales, ‘City Hunter‘ no iba a ser menos. En 2011, Corea realizó una adaptación, protagonizada por Lee Min Ho, que acabó convertida en un dorama de 20 capítulos, el cual gozó de gran éxito en Asia. No obstante, el manga ya había sido versionado en 1993, bajo la dirección de Wong Jing, con Jackie Chan en el papel protagonista de Ryo Saeba. Precisamente, dicho largometraje, de una hora y cuarentia y cinco minutos de duración, es el que analiza este artículo:

Junto al ya mencionado Jackie Chan podemos destacar a Joey Wong (como Kaori), a Chingmy Yau (en el papel de Saeko), a Kumiko Goto (que interpreta a Shizuko) y a Michael Fiztgerald Wong (que encarna a Hideyuki).

Tras perder a su compañero Makimura en acto de servicio, el detective privado Ryo Saeba, más conocido como City Hunter, decide cumplir la promesa que le hizo de cuidar a Kaori, su hermana pequeña, sin intentar seducirla. No obstante, la naturaleza mujeriega del protagonista hace que le cueste mucho mantener lo pactado, sobre todo cuando la chica empieza a crecer y a convertirse en toda una mujer que, para complicar más las cosas, está celosamente enamorada de él. Pero, cuando un magnate contrata a Ryo para que encuentre a su hija Shizuko, que se ha escapado de casa, tanto el joven detective como Kaori ignoran que van a acabar embarcados en un crucero en el que también se encuentran unos terroristas que planean dar un gran golpe.

Las imágenes de los créditos iniciales, el fiel origen del personaje, los puñetazos con efectos sonoros dibujados (al más puro estilo de la serie sesentera de Batman) y las famosas escenas de Kaori golpeando con un mazo a Ryo (tal y como se muestra repetidas veces en el opening) son señas de identidad más que suficientes hasta para el fan más despitado. Sin embargo, ni siquiera la película no se toma en serio a sí misma. Por tanto, la sobreactuación y el exceso de comicidad, que llegan a alcanzar límites ridículos, sumados al nulo parecido físico de los protagonistas con sus contrapartidas del cómic, logran arruinar una película cuyo argumento daba para mucho más.

Siendo honestos, hay que reconocer que el largometraje cumple con los tópicos del cine oriental: hay peleas, cuenta con números musicales y tiene un final feliz. No obstante, al tratarse de un producto asiático, aunque sea el continente que mayor número de películas produce, su estilo no ha cuajado demasiado bien en nuestro país, al contrario de lo que sucede con el cine americano.

Pese a que acabamos de decir que el exceso de comicidad es un inconveniente, tenemos que reconocer que uno de los momentos más disparatados del filme puede que sea la anécdota más hilarante de todo el largometraje. Se trata de la secuencia en la que asistimos a una pelea que es una evidente parodia del videojuego ‘Street Fighter II‘, con la aparición de varios personajes de dicha saga. Entre todos ellos, podemos destacar a Jackie Chan caracterizado como Chun Li (tal y como se muestra en la foto de abajo), cuyo final de escena esconde un guiño que quizás haga sonreír a todos los fans de Capcom en general y de este videojuego en particular.

En resumidas cuentas, tanto si eres fan del City Hunter como si no lo has visto nunca, la verdad es que no te merece la pena perder el tiempo con esta película, ya que, con la existencia del manga original y de la serie de dibujos ‘Cazador‘ es más que suficiente para pasar un buen rato con las aventuras de Ryo Saeba, sin salir defraudado. Y es que, ciertamente, hay algunos personajes de ficción que no han logrado encontrar su sitio fuera de las viñetas y la animación.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.