Reseña de ‘Camino a la Perdición 2 – En la carretera’

Camino a la perdición 2

A finales del pasado siglo se publicó el cómic ‘Road to Perdition’ (que llegaría a España como ‘Camino a la Perdición’), seguido pocos años después por una adaptación cinematográfica a cargo de Sam Mendes con estrellas en su reparto como Tom Hanks, Paul Newman o Jude Law. Aprovechando el tirón comercial de esta producción, el guionista Max Allan Collins decidió escribir una continuación, una segunda parte en la que ya no le acompañaría Richard Piers Rayner al dibujo, sino que este sería sustituido por un trío formado por José Luis García-López, Josef Rubenstein y Steve Lieber. Ahora, de la mano de ECC Ediciones, llega a nuestro país la última edición de esta secuela bajo el título ‘Camino a la Perdición 2 – En la carretera’.

Camino a la perdición 2
Portada del primer capítulo de ‘Camino a la perdición 2 – En la carretera’, titulado ‘Oasis’

¿Cómo abordar la secuela de una historia en la que el protagonista moría al final? Eso debió ser lo primero que pensó Max Allan Collins cuando se le pasó por primera vez por la cabeza escribir una segunda parte de ‘Camino a la Perdición’. Quizás lo más evidente sería continuar con la historia del hijo de Michael O’Sullivan, pero esta historia llegaría en forma de novela. Lo que se nos va a contar aquí son las andanzas de la pareja formada por padre e hijo en ese periodo en el que recorren territorio americano robando dinero a Al Capone y a sus socios para que cedieran y acabarán por entregarle al objeto de su ira, el malvado Connor Looney. Este es un periodo contenido ya en la primera entrega pero al que el autor, por motivos editoriales, le dedicó menos páginas de las que le hubiera gustado. Ahora con esta segunda entrega se ha podido resarcir a gusto.

Camino a la perdición 2
Así comenzó todo, del puño y letra del hijo de Michael O’Sullivan

Hay que recordar (tal y como ocurre en este tomo en tres ocasiones) que todo este desagradable asunto comenzó con la travesura de un niño. El joven Michael O’Sullivan Jr. se escondió en el coche de su padre cuando este partía a realizar un trabajo, y para desgracia de todos se encontró con que este era un asesino de la mafia irlandesa. Al presenciar un asesinato múltiple se convirtió en un testigo, y ya sabemos lo que la mafia suele hacer con los testigos. Por suerte para él, el chico no se encontraba en casa cuando fueron a matarle, pero quienes sí estaban allí eran su madre y su hermano pequeño, quienes resultaron asesinados en su lugar.

Un golpe de suerte también provocó que el intento de acabar con su padre no diera resultado, y que este pudiera hacerse cargo de él para protegerle y buscar venganza por la muerte de su familia. Connor, el hijo de John Looney, su jefe, era el responsable de lo sucedido. Tras entregar a las fuerzas del orden (concretamente al señor Elliot Ness) pruebas para la detención de Looney, para O’Sullivan (más conocido como el Ángel de la Muerte) era hora de ajustar cuentas. Connor estaba protegido por la gente de Capone y la única posibilidad de que le soltaran era hacerles ver que era la opción más beneficiosa económicamente hablando, por lo que robar el dinero de los gangsters era el camino a seguir. Y aquí es donde esta pseudo-secuela tiene lugar…

Camino a la perdición 2
¡Pero qué bonito y clásico es todo lo que dibuja José Luis García-Lopez!

La historia de este segundo tomo se divide en tres capítulos. En el primero, titulado ‘Oasis’, el hijo de nuestro protagonista caerá enfermo de escarlatina. Esto provocará que O’Sullivan acuda a la granja donde una antigua novia reside junto a su marido y su hija para buscar refugio hasta que el chico se recupere. Por desgracia, un par de cazarrecompensas conocidos como los Dos Jacks está en su busca, y acabarán por llegar a la granja. Esta historia cuenta con el arte de todo un grande como es el señor José Luis García-Lopez, con un estilo limpio de lo más clásico. Lo malo es que el tono que el dibujante le da a la narración no pega nada con el de Collins, y ambos se mezclan como agua y aceite, dando como resultado algo bastante raro.

En la segunda historia, ‘Santuario’, los Dos Jacks acabarán por dar con O’Sullivan y su hijo cuando estos están en una iglesia católica, justo en el momento en el que el Ángel de la Muerte enciende velas por sus recientes víctimas para después confesarse como es su costumbre. En esta ocasión, el encargado del apartado gráfico es Steve Lieber, que realizando un trabajo mucho menos vistoso que el de José Luis García-Lopez sí consigue mimetizarse con el tono de la historia de gangsters de Collins.

Camino a la perdición 2
La vida era bella antes de la travesura del joven Michael O’Sullivan

En la tercera y última historia, ‘Desvío’, Connor Looney decide salir a la luz para secuestrar al antiguo amor de O’Sullivan a la que conocimos en la primera historia y así atraer al Ángel de la Muerte con el objetivo de acabar con él de una vez por todas. En esta ocasión Collins está acompañado de José Luis García-Lopez a los lápices y Steve Lieber a las tintas, dando como resultado una mezcla de los estilos de ambos que reúne la elegancia del español con la suciedad de Lieber, siendo así ‘Desvío’ el más destacable de los tres capítulos en cuanto al dibujo se refiere.

‘Camino a la Perdición 2: En la carretera’ es una historia que no aporta demasiado a la obra original, pero sirve para ampliar esta y profundizar un poco en el carácter y el trasfondo de los dos personajes principales. Su mayor acierto reside posiblemente en el ritmo que el guionista le imprime a la obra, logrando que se lean las más de 300 páginas de una sentada, y en las interesantes referencias de hechos reales del mundo de los gangsters americanos de finales de los años veinte y principios de los años treinta.

El tomo ‘Camino a la Perdición 2 – En la carretera’ publicado por ECC Ediciones se presenta en formato cartoné de tapa dura, contiene 304 páginas en blanco y negro e incluye la traducción de la edición original americana ‘Road to Perdition 2: On the road’. El precio de venta recomendado es de 27,50 € y se puso a la venta en julio de 2017.

Camino a la perdición 2

José Luis García-López

Nacido en 1948 en Galicia, se trata de un dibujante de cómics de origen español, aunque con cuatro años emigró con su familia a Buenos Aires, Argentina. Tras inscribirse con poco más de 10 años a un curso de dibujo por correspondencia, comenzó a trabajar con 14 años para varias editoriales. Después de licenciarse en la Escuela Panamericana de Arte, en 1974 emigró a EEUU, donde comenzó a trabajar para DC Comics en series como ‘Tarzán’ o ‘Jonax Hex’. Con el tiempo se convirtió en uno de los grandes autores de personajes como Superman o Batman, trabajando actualmente como diseñador de las guías de productos de “merchandising” de DC.

Camino a la perdición 2

‘Camino a la Perdición 2 – En la carretera’

En su incesante viaje en pos de venganza, Michael O’Sullivan y su hijo devuelven el golpe a la banda de Capone, sin saber que se dirigen en trayectoria de colisión contra los Dos Jacks, los cazarrecompensas más letales de la América de la Gran Depresión. En el camino, el Ángel de la Muerte deberá asaltar en solitario una comisaría de policía de Kansas City, transformar una iglesia de pueblo en un fortín y arriesgar la vida de un amor del pasado para salvar a su hijo de una muerte segura.

Camino a la Perdición núm. 2: En la carretera da continuidad a la mítica saga criminal escrita por Max Allan Collins (Batman), quien forma equipo creativo con José Luis García-López (Superman contra el mundo), Steve Lieber (Gotham Central) y Josef Rubinstein para narrar un nuevo capítulo de esta historia de violencia, venganza y redención, adaptada a la gran pantalla por Sam Mendes.

Guion: Max Allan Collins

Dibujo: José Luis García-López, Josef Rubenstein y Steve Lieber

‘Camino a la Perdición 2 – En la carretera’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.