Reseña de ‘Cowboy Bebop’

Cuando uno piensa en aventuras espaciales dentro del mundo del anime, es inevitable que el primer nombre que se venga a la mente sea el de Sunrise. Por si no fuera suficiente con ser los responsables de la franquicia ‘Gundam’, el estudio fundado por algunos de los jóvenes talentos más destacados de Mushi Production (el estudio de referencia de Osamu Tezuka) también estuvo detrás de la producción de otras obras muy reconocidas como ‘Outlaw Star’ o, principalmente, ‘Cowboy Bebop’.

Decir que las aventuras de Spike, Jet, Faye, Edward y Ein, han marcado un antes y un después en la historia del anime puede sonar arriesgado, pero es innegable que la serie ideada por Hajime Yatate es única y pocas series que hayan venido después han logrado un reconocimiento (nacional e internacional) igual. Especialmente, debe tenerse en cuenta lo limitado que eran el mercado del anime internacional y el merchandising en el momento de su estreno, hace ya casi dos décadas.
Cowboy Bebop Selecta Visión
En ‘Cowboy Bebop’, la historia gira en torno a la tripulación del Bebop, una nave de cazarrecompensas que viaja por toda la galaxia tras los criminales más buscados y peligrosos. Uno de los elementos que caracterizan a esta serie es su carácter episódico, en el que los protagonistas y algunos puntos generales de la trama son los únicos aspectos que conectan un episodio con el siguiente (salvo contadas excepciones).

A pesar de que hoy en día este formato sea muy común en el anime (y en las obras en general), no lo era tanto en su momento, y para algunos ‘Cowboy Bebop’ es quizá una de las principales culpables de la extensión de esta tendencia. Ciertos fans acérrimos llegan a sostener que no se queda ahí, sino que esta serie debe ser considerada como una obra maestra en la ejecución y desarrollo de su trama.

Una de las principales razones detrás de este amor por la tripulación del Bebop es, sin duda alguna, que esta serie consigue, a pesar de su formato, generar un desarrollo de personajes coherente y estructurado que atrapa al espectador. Además, el recurso del ‘flashback’ es ejecutado con brillantez a lo largo de los episodios, sin abusar de él, pero tampoco recurriendo a su inclusión únicamente como justificación de la trama.
Al respecto de estos personajes, el timón de la nave es responsabilidad de Jet Black, un antiguo policía con muy malas pulgas, pero que siempre está dispuesto para echar una mano a sus compañeros. Junto a él encontramos a Faye Valentine, la heroína de la serie y la encargada de poner a los chicos en su sitio con su humor sarcástico y, en general, su carácter bastante ‘tsundere’.

La otra pata de la Bebop descansa sobre Ed y Ein, una joven pirata informático y su Corgi, respectivamente, que suelen ser los encargados de dar un descanso cómico a la trama. Finalmente, el título de protagonista indiscutible corresponde a Spike Spiegel, un cazarrecompensas sin par y uno de los hombres con más recursos, en su línea de trabajo, de la galaxia.

Si cualquiera de estos personajes podría ser capaz de llenar su propia serie (como lo demuestran las OVAs y mangas que se han producido), la interacción entre ellos se convierte en una mezcla perfecta que atrapa al espectador desde el primer momento. Tensión, comedia, acción, misterio y cualquier otro género que se pueda concebir tiene cabida en este título gracias, principalmente, a la forma en que se construyeron los personajes.
Por si esto fuera poco, los pasados de todos ellos se van entremezclando con la historia, en mayor o menor medida, dotándola de una profundidad que le permite desarrollarse en el marco episódico al que hacíamos referencia anteriormente.

En cuanto a la producción y la animación, poco hay que decir de una obra salida de la factoría Sunrise. A pesar de que prácticamente coincidió con otra serie del mismo estudio y de temática similar (‘Outlaw Star’), la calidad artística en la composición de la historia, diseño de escenarios, personajes y animación en general, se encuentra entre las mejores que han habido hasta ahora (y se puede apreciar en más detalle en esta nueva edición remasterizada), a pesar de haber pasado casi dos décadas desde su estreno.

La dirección de la serie corre a cargo de Shinichirō Watanabe, un profesional poco prolífico, pero que se ha encargado de la dirección de auténticas joyas como ‘Samurai Champloo’ o la adaptación al anime de ‘Kids on the Slope’. El diseño de los personajes es responsabilidad de Toshihiro Kawamoto (‘Noragami’, Noragami: Aragoto o Wolf’s Rain‘, entre otras), mientras que la dirección artística de la serie corresponde a Junichi Higashi (‘La Visión de Escaflowne’, ‘Twin Star Exorcists’ o ‘Dragon Ball Z: El Ataque del Dragón’, entre otras).

Una de las anécdotas que marcan esta serie, es que, tras haber pasado de puntillas por ‘Neon Genesis Evangelion’, ‘La Visión de Escaflowne’, ‘Revolutionary Girl Utena’ y ‘Generator Gawl’, en ‘Cowboy Bebop’ es donde llega la consagración de Yutaka Nakamura como uno de los principales animadores de acción de la industria. Si ya habéis visto la serie, pero no habéis identificado sus famosos cubos, bajo estas líneas tenéis una recopilación para admirar el gran trabajo de este profesional.

La banda sonora de ‘Cowboy Bebop’ corre a cargo de Yoko Kanno, una de las compositoras de cabecera en el estudio Sunrise y unas de las profesionales más reconocidas en el sector. Su trabajo en esta serie, donde los tonos de jazz y las composiciones rápidas marcan la diferencia, la convierten en una de las bandas sonoras más fácilmente reconocibles y muy difícil de superar aún a día de hoy.

En cuanto al elenco de voces, este lo encabezan Kouichi Yamadera como Spike (Shoyo Yoshida en ‘Gintama’) y Megumi Hayashibara como Faye (Hakumen no Mono en ‘Ushio y Tora’), junto a Unshô Ishizuka como Jet (Sylvester Asimov en Terraformars) y Aoi Tada (quien principalmente se ha dedicado a la música desde entonces) como Ed.

Si bien no puede decirse que se trate de un elenco espectacular (al menos no lo era en el momento del estreno de este anime), es innegable que la calidad del mismo queda fuera de toda duda, cuando vemos que la mayoría de los actores siguen activos en series actuales, especialmente teniendo en cuenta lo dura que es la industria en Japón.
Esta nueva edición en formato Blu-ray coleccionista llega de la mano de Selecta Visión, que nos trae los 26 episodios, remasterizados en Full HD (1080p) con audio castellano y catalán en 2.0 DTS HD y japonés en 5.1 DTS HD, además de subtítulos en castellano y portugués, en una caja estilo vinilo. Además de la serie y uno de los capítulos especiales, la caja incluye un libreto de 52 páginas con factoids de la serie y un DVD con varios extras como clips de los openings y los endings, entrevistas con Shinichiro Watanabe y Yoko Kanno, varios spots originales, la Session 0# y el especial ‘Las vacaciones de verano de Ein’.

En general, ‘Cowboy Bebop’ es una de esas series que han marcado una época y con razón, presentando una historia sólida y atrayente, unos personajes muy bien desarrollados, una animación sin parangón y una banda sonora excelente. Perfecta tanto para ávidos seguidores de anime como para aquellos que buscan iniciarse en este mundillo, ‘Cowboy Bebop’ es una de esas series que debe tener un lugar reservado en toda videoteca que se precie.


En el año 2071 existe un cazarrecompensas espacial con estilo, éste es Spike Spiegel. Él y su compañero Jet Black viajan a bordo del Bebop, una espectacular nave espacial a la que se irán uniendo tripulantes para dar caza a los criminales más buscados de la galaxia. Sus misiones están cargadas de aventuras hasta que se interponen asuntos personales y el desafío se vuelve mayúsculo.
Reseña
Obra maestra
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.