Reseña de ‘The Kingdom’

The Kingdom

‘Kingdom Come’ no es solamente uno de los títulos publicados bajo el sello Elseworlds más importantes de DC Comics, sino que se podría decir que directamente es uno de los títulos más importantes de la historia de la editorial americana. Dividida en cuatro capítulos, esta historia escrita por Mark Waid y dibujada por Alex Ross supuso un antes y un después en lo que a cómic mainstream de superhéroes se refiere. Ahora, de la mano de ECC Ediciones, llega a España en una reedición en tapa dura su secuela bajo el título ‘The Kingdom’.

The Kingdom
Portada para el segundo número de ‘The Kingdom’

La premisa de esta obra es de lo más interesante. El incidente de Kansas que acabó con casi toda su población en ‘Kingdom Come’ es el evento del cual surge esta secuela. William, uno de los supervivientes de aquella catástrofe, es ahora un adulto que predica una especie de religión que tiene como centro a Superman, cuyo carácter mesiánico se hace aquí más evidente que nunca. Pero pronto, debido a una complicada y hasta cierto punto inexplicable iniciativa de un grupo de seres poderosos conocido como la Quintaesencia (formado por Shazam, Ganthet, Zeus, Highfather y el Fantasma Errante), este superviviente recibe un poder inimaginable. Como consecuencia, el hombre tomará el nombre de Gog y, tras una pérdida de fe, tendrá como objetivo acabar con Superman en todos los puntos de la línea temporal, viajando hacia atrás en el tiempo día a día. Y eso es malo.

The Kingdom
¿Recordáis este bar en el que los superhéroes de DC Comics te sirven un café con leche y tostadas?

¿Cuál es la solución a este problema que amenaza la cohesión de la continuidad del Universo DC y de toda la lógica sobre líneas temporales que conocemos? Pues que los héroes del futuro y los del presente unan sus fuerzas para evitar que la existencia del Hombre de Acero sea borrada y todo lo que ello conlleva. A pesar de que puede resultar un planteamiento un tanto confuso en alguno de sus aspectos, es una gran idea con la que continuar la historia de ‘Kingdom Come’. Sin embargo, al avanzar en la lectura pronto te das cuenta de que aquí hay tantos aciertos como errores…

El tono de metacómic que tenía la historia original aquí se mantiene hasta cierto punto, pero más que nada lo hace incidiendo en los hechos narrados en su predecesora, ya que la trama central de ‘The Kingdom’ abandona bastante (aunque no del todo) esta idea. De la misma manera, el estilo visual supone un cambio radical, ya que en esta ocasión tenemos a una interminable lista de artistas de renombre (algunos salen aquí mejor parados que otros) que están más ligados al cómic tradicional que al hiperrealismo del que hacía gala tan elegantemente Alex Ross. Y este cambio visual no solo afecta al hecho de que el dibujo te pueda gustar más o menos, sino que vemos cómo hemos pasado de tener unos héroes que se presentaban como dioses ante la humanidad a otros mucho más fantásticos y tradicionales.

The Kingdom
Un temprano Frank Quitely eleva el nivel artístico con su intervención

Por otra parte, más que una gran historia aquí estamos hablando de una historia relativamente corta completada con un montón de tie-ins que se centran sobre todo en desarrollar el concepto de “legado” tan habitual en el Universo DC, donde la trama principal es poco más que una excusa para que los personajes tengan un motivo para actuar. De esta forma se nos va a presentar un gran número de hijos de los héroes que conocemos, como Nightstar, Kid Flash, Offspring o Ibn al Xu’ffasch (una especie de versión alternativa del que hoy conocemos como Damian Wayne), cada uno con su propio número en el que son protagonistas. Con Mark Waid al guion las garantías de que no vamos a tener ninguna historia aburrida son prácticamente totales, pero tampoco hay ninguna que destaque especialmente por su calidad. Historias disfrutables, sorprendentes y bien escritas, eso sí.

The Kingdom
¿Cómo? ¿Robin ha tenido una hija?

Quizás el gran problema de esta secuela sea, además del ya comentado cambio radical del tono con respecto a su predecesora, el hecho de que la gran premisa inicial se ve perjudicada por el hecho de que las acciones de muchos personajes se produzcan “porque sí”. Para el lector puede costar comprender los motivos tras ciertas actitudes, y seguramente este problema se debe a que lo que Mark Waid tenía en la cabeza tal vez necesitaba un número mayor de páginas para ser desarrollado en su totalidad.

En cuanto al apartado gráfico, el gran número de artistas implicados hace que el resultado final sea muy irregular. Quizás el número dibujado por el gran Frank Quitely, el dedicado a Offspring, el hijo de Plastic Man, sea el que más destaque, no solo porque el guion de Mark Waid está muy bien desarrollado sino porque Quitely, sin llegar a ser el genio que es hoy en día, hace un trabajo brillante. Sin embargo, otros dibujantes más clásicos, como pueda ser el caso de Barry Kitson, realizan un trabajo bastante olvidable.

En resumen, estamos ante una secuela que seguramente nunca ha estado muy bien vista debido sobre todo por la importancia capital que tuvo su primera entrega. Compararlas es injusto, pero a la vez es innegable que si lo hiciéramos habría que decir que ‘Kingdom Come’ está, a todos los niveles, unos cuantos escalones por encima de esta. Sin embargo, si nos olvidamos de su legado y somos capaces de enfrentarnos a ‘The Kingdom’ sin prejuicios, descubriremos una obra con multitud de elementos atractivos e ideas originales, bien narrada y con un buen ritmo, en la que los aciertos superan (no por mucho) a sus errores. Quizás si hubiéramos tenido a un dibujante como Quitely encargándose de la obra al completo estaríamos hablando de un cómic mucho mejor considerado…

El tomo ‘The Kingdom’ publicado por ECC Ediciones se presenta en formato cartoné de tapa dura, contiene 240 páginas a color e incluye la traducción de la edición original americana de los números ‘The Kingdom’ #1 y #2, ‘Gog’ #1, ‘The Kingdom: Kid Flash’ #1, ‘The Kingdom: Son of the Bat’ #1, ‘The Kingdom: Nightstar’ #1, ‘The Kingdom: Offspring’ #1 y ‘The Kingdom: Planet Krypton’ #1, así como las portadas originales de cada uno de dichos números. El precio de venta recomendado es de 23 € y se puso a la venta en mayo de 2017.

The Kingdom

Mark Waid

Mark Waid (Alabama, 1962) es un guionista estadounidense conocido sobre todo por su labor en cómics de superhéroes.

Comenzó en la compañía Fantagraphics Books realizando trabajos para la revista ‘Amazing Heroes’, antes de ser contratado por DC Comics a mediados de los años 80, donde posteriormente desarrolló también labores editoriales. A partir de entonces, intercalaría su trabajo para la editorial con su tarea como freelance hasta acabar dedicándose a la escritura de guiones a tiempo completo.

Es un profundo conocedor de los universos DC y Marvel, y son suyas algunas de las más reconocidas etapas de las series de personajes como Flash, Capitán América, JLA o los Cuatro Fantásticos, aunque es remarcable también su labor en colecciones originales trabajando para editoriales independientes. Entre sus obras destaca sobre todo ‘Kingdom Come’, realizada junto al ilustrador Alex Ross.

The Kingdom

‘The Kingdom’

Del siniestro futuro descrito en la galardonada serie Kingdom Come, surge ahora una nueva historia acerca de un demente, un superviviente del holocausto que consumió los campos de Kansas, que amenaza con aniquilar a Superman matándolo una y otra vez viajando atrás en el tiempo. ¡Ahora los héroes del futuro deben unir sus fuerzas con los del presente para impedir que la existencia del Hombre de Acero sea borrada!

Escrita por Mark Waid (Flash, JLA) e ilustrada por algunos de los mejores dibujantes del mundo del cómic, The Kingdom enfrenta al mayor héroe del mundo contra su enemigo más letal en un campo de batalla situado en los límites del tiempo.

Guion: Mark Waid

Dibujo: Ariel Olivetti, Barry Kitson, Brian Apthorp, Frank Quitely, Jerry Ordway, Mark Pajarillo, Matt Haley, Mike Zeck, Rob Ro, John Kalisz, Rob Schwager, Pat Garrahy, Moose Baumann, Alex Bleyaert y Francesco Ponzi

‘The Kingdom’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.