Reseña de ‘Tokyo Ghoul:re’ #8 y #9

El famoso lema de ‘a la tercera va la vencida’ no es precisamente el que más incidencia tiene en el mundo de la ficción. Debido principalmente al hecho de que se basan en gran medida en el impacto que tenga en sus seguidores, es bastante infrecuente que una misma línea argumental se repita en tres ocasiones, pues la repetición de un mismo argumento exactamente igual suele conllevar una pérdida de popularidad.

Como contrapartida, lo que sí es frecuente es mantener una estructura, como el famoso ‘Sistema JUMP’, que consiste en que cada nuevo enemigo del protagonista, una vez que este le vence, pasa a unirse a su bando, como muy bien ilustraron en ‘Gintama’ y han repetido incansablemente en cabeceras como ‘Dragon Ball’ (la última, con la alianza con Freezer) o ‘Fairy Tail’.

El anterior volumen de ‘Tokyo Ghoul:re’, estuvo plagado de revelaciones y sorpresas que generaban aún más contenido para la serie. Por si los acontecimientos que rodean la entrada de Sasaki en la CGC no son suficientes para alguno, la confirmación de que Yomo es el tío de Touka y Ayato trae consigo una gran cantidad de implicaciones, comenzando por explicar por qué, alguien como él, trabajaba en el Anteiku.

Este tipo de informaciones son un clásico en la narrativa de Ishida. Ya sea haciendo a Yoshimura el padre de Eto, descubriendo los abusos de la madre de Kaneki o poniendo a los hermanos Kirishima cada uno en un bando, el jugar con las relaciones familiares siempre ha sido una de las cartas que con mayor maestría ha jugado el autor a lo largo de la obra, tanto en la original como en esta secuela que nos ocupa.

Los dos volúmenes que cubrimos en esta reseña siguen también otra de las principales manías de Ishida: incluir giros argumentales que cambien por completo nuestras ideas preconcebidas. Introducida con cuidado, la trama que nos presenta gira en torno, como suele ser habitual, al conflicto de aquellos que se encuentran en mitad del conflicto entre ghouls y humanos. Ya sea por la sorpresa que supone ver que has pasado a ser aquello que juraste combatir, por los sujetos que te rodean en ese momento o porque esta situación actúa como catalizador de problemas del pasado, la forma en la que el inspector Takizawa lidia con su transformación es completamente opuesta a la que vivimos con Kaneki, presentándonos, en cierta medida, una realidad alternativa del camino que podría haber seguido el protagonista de esta historia.

Además, por si para el autor esto fuera poco, las tramas que rodean a Suzuya y Arima se vuelven cada vez más interesantes, no solo por ellos, sino por ver como sus caracteres, tan distintos entre ellos, general por igual una fe ciega en sus subordinados, a cada cual más leal. Además, la aparición de ciertos personajes, que llevaban varios capítulos sin aparecer, abre un gran número de puertas para el desarrollo de la historia que, sin duda, Ishida aprovechará en los tomos que están por llegar.

A pesar de que haya muchas cosas que se puedan reprochar al autor, el avance de la historia está demostrando con claridad que no tiene ningún miedo a llevar la historia a donde él cree que debería ir, sin ningún tipo de reparo por lo que puedan pensar sus seguidores (el momento de salida del tomo 8 en España coincidió prácticamente con la publicación del capítulo 125 del manga en Japón, que levantó bastante revuelo. Para aquellos interesados en lo que ocurrió, aún a riesgo de revelar un punto de inflexión en la trama, podéis consultar la reacción de algunos lectores en este enlace). En este caso, las revelaciones que acompañan la trama del Rey Cíclope son una evidencia más del talento literario del autor, que es capaz de mostrar con total naturalidad y coherencia una serie de eventos que plantean un futuro ciertamente interesante para esta serie.

Si hubiera que ponerle algún pero a estos arcos que concluyen en el tomo 9, sería sin duda que la división de tramas ha lastrado irremediablemente la historia. Si bien suele ser interesante desperdigar a los protagonistas para que se generen tramas entrecruzadas, en este caso, a pesar de que los secundarios están muy bien construidos y son capaces de liderar una trama con facilidad, el hecho de presentar tantas historias, tan seguidas y sin una introducción, hace que muchas de ellas se acaben resolviendo de forma abrupta, quedando cerradas ‘de facto’ sin haber podido presenciar el final, lo que no deja de ser en cierta medida agridulce, especialmente habida cuenta del potencial que presentaban algunas de ellas.

Dejando de lado ciertos errores de los capítulos originales que no han sido corregidos en los tomos recopilatorios (el parche de Kaneki se queda en una mera anécdota al lado de los ojos, narices y bocas que se han quedado en el tintero en estos volúmenes y que podrían ser de mucha utilidad a un ejército de juguetes Mr. Potato), estos tomos se caracterizan por un dibujo trepidante que, precisamente por su ritmo frenético, en algunos puntos se vuelve incluso confuso. El abuso de los tonos oscuros, si bien potencia el dramatismo de la obra, a veces hace que ciertas escenas de acción pierdan parte del impacto al dificultar la identificación de quienes toman parte en las luchas, de una forma diferente, pero con el mismo resultado, a lo que suele ocurrir con el manga de ‘Ataque a los Titanes’. 

‘Tokyo Ghoul:re’ nos trae estos dos volúmenes de la mano de Norma Editorial, en una edición en blanco y negro con 2 páginas a color y encuadernación en rústica con sobrecubiertas a un precio de 8€ cada volumen. Tal y como suele ocurrir, la edición está bastante cuidada (y exenta del temido moire), con una traducción y localización excelentes. Siguiendo la tónica habitual, presenta algunos problemas en el corte de ciertas páginas, aunque es innegable que estos se están reduciendo volumen a volumen.

Sui Ishida

Nacido el 28 de diciembre en la prefectura de Fukuoka, en Japón, en 2010 ganó la edición 113 del premio Grand Prix de la revista de manga Young Jump con un ‘oneshot’ o número único de ‘Tokyo Ghoul’. A raíz de esto, empezó a publicarla en la misma revista ya como serie regular a partir de septiembre de 2011. Durante la publicación de la misma, realizó un par de números únicos basados en el mismo universo, ‘Tokyo Ghoul Rize’ y ‘Tokyo Ghoul Jack’, así como un spinoff precuela de la serie original ‘Tokyo Ghoul: Jack’. Tras terminar la obra original, ‘Tokyo Ghoul’, cuya popularidad ha hecho que sea adaptada al anime, empezó a publicar la secuela, ‘Tokyo Ghoul:re’ a partir de septiembre de 2014 en Japón.

‘Tokyo Ghoul:re’ #8 y #9

Autores: Sui Ishida

Colección: CÓMIC MANGA

Serie: TOKYO GHOUL:re

Formato: Rústica con sobrecubierta

Tamaño: 11,5 x 17,5

PVP: 8,00 €

¡EL NUEVO CAMPO DE BATALLA ES LA PRISIÓN DE GHOULS!

En la prisión de Cochlea resuenan las alarmas: ¡los ghouls de las celdas van siendo liberados! El “último trabajo” de Haise Sasaki se aproxima a su fin con la aparición de Kisho Arima. ¿Cómo terminará todo…?

EL CUARTEL GENERAL DEL ÁRBOL AOGIRI REBOSA DE CADÁVERES…

Urie y el escuadrón Quinx se encuentran una escena grotesca mientras buscan a Mutsuki… La verdad sobre la CCG y los ghouls, dos bandos en disputa, por fin comienza a salir a la luz…Y por su parte, gracias a la tenacidad del ataque de “las gemelas” descubrimos algo más del retorcido plan del doctor…

‘Tokyo Ghoul:re’ #5

‘Tokyo Ghoul:re’ #5

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!