Crítica: ‘Thor: Ragnarok’

 

Thor está preso al otro lado del universo sin su poderoso martillo y se enfrenta a una carrera contra el tiempo. Su objetivo es volver a Asgard y parar el Ragnarok porque significaría la destrucción de su planeta natal y el fin de la civilización Asgardiana a manos de una todopoderosa y nueva amenaza, la implacable Hela. Pero primero deberá sobrevivir a una competición letal de gladiadores.

Así comienza la tercera entrega de las aventuras del dios asgardiano, con un estilo que rompe totalmente con lo que vimos en ‘Thor: el mundo oscuro’. Dirigida por Taika Waititi, se aleja del tono apesadumbrado de la entrega anterior para ofrecernos un mundo colorido, animado y muy divertido.

Marvel-Disney sigue haciendo algo que es muy de agradecer: apostar por directores que ofrecen una visión totalmente diferente de los personajes que ya conocemos. Comenzaron sorprendiéndonos con un director clásico a más no poder, y con gran influencia shakespiriana como es Kenneth Branagh, que nos ofreció un Thor (y sobre todo un Odin) majestuoso. Después vino Alan Taylor, director mayoritariamente de series de televisión (‘Los Soprano’, ‘Mad Men’) que impuso un tono serio al personaje pero que no gustó a una gran parte del público.

Crítica: 'Thor: Ragnarok'

Y, ahora, tenemos un joven director, Taika Waititi que ha realizado varios cortos, ha trabajado en series y que tal vez su trabajo más conocido es la interesante ‘Lo que hacemos en las sombras’ (2014), donde retoma el tema vampírico de una forma original, divertida y bastante desmitificadora. Y seguramente por todo esto le han elegido para dirigir ‘Thor: Ragnarok’.

Como podemos comprobar en el tráiler, el tono es claramente de comedia. Y esto choca mucho con el título de la obra. El Ragnarok es el fin del mundo, lo que da lugar a una historia épica que comienza con Thor prisionero y encadenado. Pero lo que Waititi nos ofrece es una historia diferente en cuanto a personajes (nuevos héroes y nuevos villanos), y nuevas localizaciones. Todo ello muy colorido y donde, sobre todo, prima el humor desde la primera escena.

‘Thor: Ragnarok’ demuestra estar totalmente inmerso en el Universo Marvel, tanto con cameos de otros héroes a los pocos minutos del comienzo, como con incontables referencias sobre todo a las dos películas de Los Vengadores. Además, y es un buen punto para los guionistas, se nos ofrecen muchos guiños a los lectores de los cómics del personaje, sobre todo a las etapas de Kirby (cuya imaginería influye mayoritariamente en la escenografía de la obra, desde escenarios como Sakaar, el Palacio del Gran Maestro o la sala de guerreros hasta los títulos de crédito finales) y de Simonson, con referencias tanto verbales como iconográficas (ojo al exterior de la torre del Gran Maestro).

Crítica: 'Thor: Ragnarok'

Siendo, como decimos, una comedia, el drama y los personajes intensos “brillan por su ausencia”. Tan solo Hela y Odin nos ofrecen interpretaciones austeras y profundas, frente al resto de los personajes, mucho más relajados y divertidos, llegando a veces a ser casi patéticos, como es el caso del Gran Maestro.

Waititi nos ofrece una película que, a pesar de sus referencias a otras películas del Universo Marvel, es totalmente independiente y autónoma. No hace falta haber visto nada de lo anterior para disfrutar de esta divertida película, aunque por supuesto el conocer a los personajes ayuda a entenderlos mejor, claro. Porque nos encontramos con personajes viejos y nuevos.

Volvemos a tener a Thor (por supuesto), Loki, Odin, Heimdall y, además, a Hulk, todos interpretados por los actores que les han dado cara en las últimas películas. Y casi todos evolucionando un poco más, presentándonos nuevos aspectos. Frente a ellos, aparecen nuevos caracteres como son Hela (interpretada por Cate Blanchett), el Gran Maestro (Jeff Goldblum), Valkyrie (Tessa Thompson) y algún otro más secundario.

Crítica: 'Thor: Ragnarok'

Cate Blanchett nos trae a la primera villana protagonista del Universo Cinematográfico Marvel, una Diosa de la Muerte que, aunque han modificado su origen con respecto a los cómics, se muestra interesante al espectador, con una personalidad muy atractiva a la vez que perversamente traviesa. Tras mucho tiempo apresada ha conseguido liberarse y busca, por un lado, venganza y, por otro, diversión. Y al ser la Diosa de la Muerte su diversión solo puede ser una.

El Gran Maestro sigue la estela de la película y nos muestra un terrible dictador, despiadado y cruel pero cuyas maneras contrastan fuertemente al ser caprichoso y divertido (a su estilo), y Jeff Goldblum consigue crear un personaje al que muchos odiarán y amarán a partes iguales.

Valkyrie es una cazadora de recompensas a la que, desde el primer momento, adivinamos un drama interno y que, como todos esperamos, terminará uniéndose al héroe. Thompson (‘Creed’) crea una fuerte guerrera, dura y valiente, de la que nos quedamos con ganas de ver más. Esperemos que siga apareciendo en el Universo Marvel de la gran pantalla.

Crítica: 'Thor: Ragnarok'

Por último, tenemos al secuaz de Hela, Skurge (El Ejecutor o El Verdugo según la traducción), al que interpreta Karl Urban (‘Dredd’), con un papel bastante secundario y del que no voy a hablar porque prefiero que lo descubráis por vosotros mismos.

Como no me canso de repetir, ‘Thor: Ragnarok’ es una película divertida, desmitificadora (atención al nombre de uno de los agujeros de gusano) y emocionante. Es una montaña rusa tanto por el colorido como por la acción ininterrumpida, vertiginosa, que nos atrapa desde el primer momento (antes incluso del título) y que no para hasta el mismísimo final, tras las dos escenas post créditos habituales.

Es una obra que encantará a muchos y desilusionará a unos pocos, pero a la que hay que ver con mente abierta y ganas de pasarlo bien. No esperemos nada parecido a las dos películas anteriores de Thor. Aunque los personajes siguen siendo reconocibles, el tono de la historia cambia totalmente y eso, al menos, es interesante.

‘Thor: Ragnarok’ se estrenará el 27 de octubre de 2017, y supondrá el regreso de Chris Hemsworth como Thor, Tom Hiddleston interpretará a Loki, Mark Ruffalo encarnará a Hulk, Idris Elba será Heimdall y Sir Anthony Hopkins volverá a ser Odin. Además, al reparto que ya conocíamos se unen Cate Blanchett como la misteriosa y poderosa villana Hela, Jeff Goldblum como El Gran Maestro, Tessa Thompson encarnará a la Valkiria y Karl Urban interpretará a Skurge, el Ejecutor.

4 Comentarios

  1. Tessa Thompson como Valkyrie es el “rey desnudo” de esta época de la tontuna de la corrección política. Una vuelta a los tiempos de hombres blancos interpretando a negros en los albores de Hollywood. Una prueba inequívoca de la capacidad del hombre para acceder a la estupidez desde cualquier tesitura sociopolítica.

  2. Otro producto del genero Disney-superheroe-rico en fibra. Facil de comer, rapido de digerir y que acaba rapido en el retrete convertido en un gran mojon.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.