La trayectoria de los Slingers

La trayectoria de los Slingers

Ya comentamos en su día que hubo una época en la que Spiderman acabó sufriendo una crisis de identidad. Mientras el héroe trataba de limpiar su nombre de una falsa acusación de asesinato, dejó de ejercer de trepamuros y adoptó cuatro nuevas identidades: Hornet, Ricohet, Dusk y Prodigy (sirviéndose del primero y el cuarto como héroes y del segundo y el tercero como supuestos villanos, tarea que comenzó en ‘The senational Spider-Man‘ nº 27 (1998), bajo los textos y los lápices de Todd DeZago y Mike Weringo. Cuando el hombre araña volvió a las calles, cuatro nuevas personas recuperaron las otras identidades que Peter Parker ya no necesitaba y se unieron en un equipo conocido como Slingers. Y precisamente es este cuarteto el protagonista de nuestro artículo.

El grupo de héroes compuesto por Hornet, Ricochet, Dusk y Prodigy gozó de colección propia, escrita por Joseph Harris y dibujada por Adam Pollina. Por desgracia, al no alcanzar el éxito esperado, ‘Slingers‘ (1998 – 1999) fue cancelada con tan solo doce números (más el cero, que precedía a toda la colección). Un destino poco favorecedor para unos personajes que partían de uno de los mayores iconos de la editorial.

Dan Lyons, quien fue conocido en el pasado como Maravilla Negra, acabó con su carrera heroica al no poder salvar a un grupo de personas de un incendio. Pero, años después, gracias un pacto llevado a cabo con Mefisto, vio la posibilidad de redimirse al lograr adquirir los cuatro trajes que Peter Parker había abandonado y usarlos para formar un nuevo equipo de héroes. Para ello, contactó con cuatro estudiantes universitarios, cuyos nombres eran Eddie McDonough (que se convirtió en Hornet), Johnny Gallo (que adoptó la identidad de Ricohet), Cassie St. Commons (que se enfundó el traje de Dusk) y Ritchie Gilmore (que se quedó con la armadura de Prodigy), quien se convirtió en el líder del grupo. Una azotea que se encontraba oculta bajo un cartel de Marvel Comics era su principal base de operaciones.

En una de sus sesiones de entrenamiento, Ritchie ordenó a Cassie saltar entre dos azoteas, lo que supuso la muerte de la heroína. Afortunadamente, gracias a que había desarrollado los poderes de la Fuerza Oscura, resucitó al día siguiente, aunque quedó traumatizada por la experiencia.

Cuando la Maravila Azul descubrió que la Maggia, una poderosa familia criminal, había hecho uso del sótano del Hotel Grand Royale como lugar de almacenaje de residuos radiactivos, mandó ir allí a los Slingers para solucionar el asunto. El cuarteto fue bélicamente recibido por unas ratas gigantes mutadas. Con el fin de ayudarles, la Maravilla Azul hizo detonar una serie de bombas, con lo que solo lograron agravar la situación y quedar herido de muerte.

Mefisto no tardó en recuperar el alma del mentor de los Slingers, pero esa era poco para él, sobre todo si podía conseguir las otras cuatro. Con ese fin, teletransportó al grupo a su reino. Al verse incapaces de ganar la batalla, los héroes decidieron abandonar sus trajes y sus poderes, con lo que lograron redimir el alma de Maravilla Azul. Pero, aquello significó el punto final para el grupo de los Slingers. Cada uno decidió seguir con su camino por separado. Como veremos a continuación, a algunos les fue mejor que a otros al separar sus caminos:

Anterior

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.