Reseña de ‘Crossed 3: Psicópata’

Crossed

Tras un estupendo comienzo de serie a cargo de Garth Ennis y Jacen Burrows y una continuación más que decente con David Lapham y Javier Barreno, llega ahora a nuestro país de la mano de Panini Comics el tercer tomo de ‘Crossed’, con David Lapham de nuevo al guion, esta vez acompañado del señor Raúlo Cáceres, titulado ‘Crossed 3: Psicópata’.

Crossed
Portada alternativa del cuarto número del tercer volumen de ‘Crossed’

Si bien en el primer tomo nos encontrábamos con una historia relativamente típica en lo que a género zombi se refiere (a pesar de que en ‘Crossed’ no estamos hablando de zombis, sino de “cruzados”) y en el segundo se explotaba aún más el tono repulsivo y enfermizo del mundo creado por Ennis poniendo a prueba el aguante del lector, en esta tercera entrega se nos presenta una idea que trata de darle una nueva vuelta de tuerca a lo que se puede esperar de un cómic así. ‘Crossed 3: Psicópata’ se centra casi por completo en lo que ocurre dentro del grupo de supervivientes al que vamos a acompañar a lo largo de toda la historia, dejando en un segundo plano muy de fondo a los cruzados que deambulan por ahí.

Cuatro personas vagan por los páramos de Estados Unidos escondiéndose de los tipos con una cicatriz en forma de cruz marcada en su cara que asesinan, violan y devoran (y no necesariamente en ese orden) a todo ser humano con el que se cruzan, una situación que seguramente muchos otros pequeños grupos repiten por todo el país. Su destino cambiará cuando se encuentren con un hombre herido y casi desahuciado llamado Harold Lorre.

Crossed
Efectivamente, los “cruzados” siguen estando tan chiflados como de costumbre…

Cargar por ahí con un tipo que no se puede valer por sí mismo debido a su pierna fracturada no es la mejor idea dada la situación, y el dilema al que se enfrenta el grupo es obvio: mirar por ellos mismos y dejar a su suerte a Harold o bien apiadarse de él y ayudarle a sobrevivir aún sabiendo que será un problema. Harold es consciente de esto, y rápidamente inclinará la balanza hacia el lado de la solidaridad mostrando su valía, ya que el tiempo que ha pasado por su cuenta vagando por la tierra le ha servido para convertirse en un experto en lo que a permanecer oculto de los “cruzados” se refiere.

Muy pronto, antes de que concluya el primero de los siete números de los que consta este arco argumental, nos daremos cuenta de que puede haber por ahí cosas tan peligrosas (o incluso más) que los “cruzados”, y Harold es una de ellas. Se trata de un auténtico psicópata (de ahí el título de este volumen, que no tiene nada que ver con la naturaleza de los “cruzados” como se podría pensar en un principio) cuya traumática historia iremos conociendo poco a poco a lo largo de la narración. No hace falta decir que sus intenciones con respecto a sus compañeros no son demasiado bienintencionadas y que se acabarán arrepintiendo de la decisión que tomaron cuando le acogieron en su grupo…

Crossed
El grupo se enfrenta a un duro dilema…¿solidaridad o supervivencia?

Hay que agradecer el esfuerzo realizado por David Lapham para no repetirse y no contarnos otra vez lo mismo, y es que este tomo podrá gustar más o menos pero nadie podrá acusar a su guionista de haberlo hecho con el piloto automático. Sería muy fácil aprovecharse de la marca ‘Crossed’ creada años atrás para sencillamente presentar una historia en la que los “cruzados” atacaran a un grupo de supervivientes durante unos cuantos números, perpetrando toda clase de diabluras cada diez páginas, hasta llegar a un clímax final, pero Lapham ha intentado aportar algo más. ¿Lo ha conseguido? Desde luego que sí.

Sin embargo, más allá de esto la historia no es ninguna obra maestra. El personaje de Harold, al que conocemos sobre todo a través de sus monólogos internos que nos relatan tanto sus planes como sus experiencias pasadas, está bastante bien desarrollado, y lo mismo ocurre con el resto de personajes y la dinámica entre ellos. Pero una vez las piezas han sido puestas sobre el tablero y ya hemos conocido a Harold, antes de llegar siquiera a la mitad del tomo, todo lo que ocurre es bastante predecible y convencional, teniendo en cuenta el tipo de historia del que estamos hablando.

Crossed
Los niveles de gore y brutalidad vuelven una vez más a llegar a lo más alto con este tercer tomo de ‘Crossed’

Eso sí, los amantes del gore y de las secuencias enfermizas a las que ya nos acostumbramos en los dos tomos anteriores no van a quedar nada decepcionados. La mayor parte de estos momentos no contarán con los “cruzados” como protagonistas (aunque estos también tendrán sus momentos estelares), pero eso no resta para nada impacto a lo narrado. Como suele ser habitual en esta colección, los lectores con la piel más fina deberían permanecer alejados de este tomo, y el resto puede bien leerlo con ciertos momentos de incomodidad o disfrutarlo enormemente, dependiendo del grado de tolerancia a la violencia y el sadismo de cada uno.

En lo que se refiere al apartado gráfico, Raúlo Cáceres (cuyo trabajo podemos ver ahora mismo en la serie ‘Cinema Purgatorio’, concretamente encargándose de dibujar las historias de ‘Code Pru’ para Garth Ennis) se estrena en esta serie con un trabajo bastante correcto. Logra salir bien parado del brete en el que este tipo de obras meten al dibujante, aunque tal vez haya que sentir lástima por él debido a los meses que se habrá pasado en su momento pegado a su mesa de trabajo dibujando día tras día este tipo de barbaridades. Sin embargo, a la hora de entintar creo que realiza una labor que da un resultado demasiado agresivo. Cuando estamos delante de una página con muchos elementos da la sensación de que todo es demasiado exagerado, y es un aspecto que tal vez con un entintado más suave se habría evitado.

En definitiva, estamos ante una historia que no va a defraudar a los que disfrutaron de los dos tomos anteriores, pero a pesar de ello parece que la calidad de la serie ha ido de más a menos desde su comienzo.

El tomo ‘Crossed 3: Psicópata’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 176 páginas a color e incluye los números del #1 al #7 de la edición americana del tercer volumen de la serie ‘Crossed’, titulado Crossed 3: Psychopath’, además de las portadas originales y alternativas de todos los números incluidos. El precio de venta recomendado es de 16,50 € y se puso a la venta en agosto de 2017.

Crossed

Raúlo Cáceres

Nacido en Córdoba, en 1976. Se trata de un dibujante, ilustrador y autor de cómic licenciado en Bellas Artes. Su obra se caracteriza sobretodo por tratar géneros como el gore y lo esotérico, siendo su estilo bastante recargado. Entró en el mundo del cómic en 1998 publicando su obra vampírica ‘Elizabeth Bathory’ para la revista Wetcomix. Tras esta realizó obras como ‘Cuéntos Mórbidos’, ‘Justine y Juliette’ en la que adaptaba algunos relatos del Marqués de Sade y algunos trabajos para la revista Eroscómix de Dólmen.

Empezó a trabajar para la editorial americana Avatar Press en 2007, tanto como portadista de obras como ‘Night of the Living Dead’ de Mike Wolfer y John Russo o ‘Lady Death Swimsuit’ y ‘Doktor Sleepless’ de Warren Ellis, para quien dibujaría íntegramente ‘El Capitán Swing y los piratas eléctricos de Isla Cenicienta’. También ha ilustrado por completo otros cómics como ‘Crossed: Badlands. Conquers all’, ‘Crossed: Psycopath’ y ‘La Marcha Zombi’ entre otros.

Crossed

‘Crossed 3: Psicópata’

Un reducido grupo de personas que huyen de los “cruzados” se encuentra con un hombre herido, Harold Lorre. Deciden llevarlo con ellos porque a pesar de tener que cargar con él, también cuenta con algunas ventajas, entre ellas un oído prodigioso capaz de detectar la presencia de los “cruzados” a kilómetros de distancia.

Cuando la civilización se desmorona, las personas amadas han fallecido en una agonía y los supervivientes sucumben a las formas más abyectas de violencia, ¿qué puedes hacer? No hay ayuda. No hay esperanza. No hay salida. Solo hay horror.

Guion: David Lapham

Dibujo: Raúlo Cáceres

‘Crossed 3: Psicópata’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!