Reseña de ‘La Chapa’, el nuevo episodio del Renacimiento de DC

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado casi un año desde que ECC trajese a las librerías españolas el volumen ‘Renacimiento’. En aquel punto clave para entender la actualidad del Universo DC, descubríamos el nuevo posicionamiento de los héroes de la casa tras muy diversos acontecimientos. Entendíamos que no se trataba de una ruptura completa con la anterior reencarnación de este mítico cosmos superheroico, pero sí que el futuro se sustentaba en una buena serie de conceptos novedosos, y algún que otro misterio. ‘La Chapa’ recupera alguno de estos flecos por cerrar de esta continuidad en desarrollo, lo que ha creado bastante expectación entre los seguidores de la editorial americana.

Las ediciones especiales de ECC

En ese volumen, pistoletazo de salida de Renacimiento, se planteaban algunas cuestiones que han permanecido como hechos tras bambalinas, que han afectado a la existencia de alguno de los personajes más conocidos de la casa. El hecho más importante que acaecía en ese primer encuentro con la nueva identidad de DC era el regreso de Wally West, personaje que había sido borrado de un plumazo en universo de los Nuevos 52. Por lo menos, el Wally West de la línea tradicional, que incluso llegó a ser el sustituto de Flash tras la desaparición de Barry Allen. Perdido en la Fuerza de Velocidad, West fue arrancado de su prisión por el mismo Allen, que recordó la existencia de su antiguo pupilo. 

La reaparición estelar de West implicaba no pocos interrogantes. ¿Cómo había podido olvidar Allen la existencia de alguien tan importante en su vida? El retornado Kid Flash tiene la respuesta: una poderosa entidad ha trastocado el tiempo, y ha robado años a los superhéroes del universo DC. Esos años implican relaciones, encuentros, amistades o alianzas que nunca se produjeron. Hay algo en las sombras del tiempo y el espacio que ha manejado los hilos para debilitar a los héroes. Todo indica que hay una guerra en ciernes, que pondrá de rodillas al universo entero. 

Para más confusión, un extraño objeto aparece en la Batcueva. Una chapa con una cara sonriente y una mancha de sangre en forma de flecha. Tom King y Joshua Williamson son los encargados de recoger el testigo de Geoff Johns, impulsor de ese primer aliento de vida de la iniciativa Renacimiento, y dar el siguiente paso en la búsqueda de la verdad. Aquella famosa chapa se convierte en el leit motiv del nuevo episodio, y aúna las colecciones de Batman y Flash, posiblemente, los dos mejores detectives de este universo.

King se encarga de la presentación de este encuentro. En la identidad que está trabajando en su etapa al frente de Batman, el Psicopirata es parte fundamental de su trama, así que también convierte a este trastornado villano en desencadenante de la acción. Mientras manipula la máscara que otorga los poderes al criminal, Batman desata el poder de la chapa que encontró emparedada en su cueva. El poder de este objeto provoca la aparición del Flash reverso, otro personaje en teoría muerto. Eobard Thwane, auténtico nombre de este enemigo de Flash, nota el poder que emana de este extraño ente. Comienza entonces un viaje hacia los confines del universo , a la búsqueda de lo más parecido a una deidad que jamás ha conocido el universo DC.

Por el camino, muchos guiños al pasado de DC, y a algunas de las pistas que Geoff Johns dejó en Renacimiento. Volveremos al universo de Flashpoint para ser testigos de uno de los encuentros más esperados en nuestro corazón de fan. La inmensidad del espacio tiempo es el escenario donde King y Williamson han enviado a dos estandartes de DC, para que entiendan que hay amenazas que escapan de la comprensión.

Así saludo el Flash Reverso

La evolución de estos cuatros números que corresponden al cruce entre Batman y Flash es un tanto desconcertante. ‘La Chapa’ comienza con elementos detectivescos, una clásica historia acerca de dos intuitivos y astutos hombres de ciencia siguiendo las pistas que conducen al asesino. En cuanto la serie da dos pasos, el cambio en sustancial, y desemboca en la fantasía de ciencia ficción, con los socorridos saltos entre dimensiones para dar empaque a la propuesta. Algunos escenarios clásicos de Flash se convierten en protagonistas absolutos de ‘La Chapa’, y es que me temo que es el Velocista Escarlata el que se lleva la mayor parte del protagonismo de la serie. 

Admito que, como lector, tenía muchas ganas de este evento. Las premisas implicadas en Renacimiento son atractivas, y todos, creo, estamos como locos de que hay un enfrentamiento evidente en ciernes, un choque de titanes imposible de ignorar. El volumen inicial de renacimiento lanzaba muchos balones al aire, pero lo cierto es que a lo largo de este tiempo no hay mucho de avance de esas tramas que quedaban incógnitas. Sí, tenemos por ahí la presencia de Mr. Oz, amenaza en la sombra que trastoca, sin que ellos tengan ni idea, la vida de personajes tan importantes como Superman o Batman. Sin embargo, parece que no hay avance en esa línea general, por muy interesantes que sean algunas de estas renovadas series. 

La Chapa’ venía con la promesa de un impulso hacia adelante en esos misterios, pero me temo que DC ha decidido apretar el acelerador lo justo, dejando para el recuerdo un cómic bastante más intrascendente que lo prometido. Es una pieza más en el rompecabezas, pero tampoco aporta mucho más, salvo la incidencia en cosas que ya sabíamos. Efectivamente, hay una presencia casi todopoderosa más allá del tiempo y el espacio. El viaje de Batman y Flash en La Chapa, aunque entretenido, es una odisea a la casilla de salida.

El desarrollo del invento es bastante desequilibrado. El comienzo es brutal, gracias a la sobriedad de King. Es experto en tensión y tono, y el homenaje de Fabok a la obsesiva composición de página de Watchmen redondea las sensaciones. El problema es que el resto de la colección recae en las manos de Joshua Williamson, guionista bastante más pizpireto y convencional que King en soluciones y planteamientos. Aunque está apoyado por King en los argumentos, las decisiones finales son de su mano, y se nota la caída en lugares comunes, a veces escondidas detrás del homenaje. No quiere decir que ‘La Chapa’ sea un desastre. Es un cómic muy entretenido, pero, cuando se acaba, no puedo evitar la sensación de oportunidad perdida.

Las incomodidades del viaje en el tiempo

Al final de la entrega, descubrimos de nuevo alusiones a esa presencia, tal y como vimos al final de Renacimiento. Lugares reconocibles por cualquiera a estas alturas. Partiendo de la base de que no existe misterio ninguno, no entiendo la razón por la que DC está estirando el chicle. Bueno, las evidentemente comerciales, claro, pero más allá, este viaje circular por entregas corre el peligro de caer en el abismo de la intrascendencia si no pega un golpe de efecto que realmente noqueé a los lectores.

Trabajo correcto de Jason Fabok, sobre todo en la primera entrega del cruce, y de Howard Porter, aunque reconozco que es un dibujante que no me vuelve loco, precisamente. Un paso para el concepto de Renacimiento, que no es en falso, por lo menos, pero está muy lejos de ser algo excitante. ‘La Chapa’ Cumple el expediente, y gracias. Yo, por mi parte, exijo un poco más. A ver si con el dichoso reloj del juicio final nos dan la sorpresa.

‘La Chapa llega al mercado español con todo un despliegue de medios. ECC la ha lanzado a librerías en forma de un volumen único que recopila el cruce completo entre las colecciones de Batman y Flash. Un tomo que ha tenido no poca polémica por la ya famosa chapa de la portada. Se presenta como libro en tapa dura y acolchada con dos portadas, protagonizadas, como no podía ser de otra forma, por Batman y Flash a elección del consumidor. El precio final de este cotizado producto, si todavía lo encuentras en la librería, es de de 12,95 euros.

Tom King

Uno de los guionistas más celebrados de los útimos tiempos, se ha curtido en las publicaciones de DC, en series como Grayson. Su reconocida labor le ha llevado a ocuparse de la colección regular de Batman, y en Marvel ha encandilado a público y crítica con el particular giro que le ha dado al mítico Vengador, La Visión.

Antes de su carrera como escritor, King formó parte en operaciones de inteligencia contraterrorista como agente de la CIA.

Joshua Williamson

Nacido el 23 de diciembre de 1981 y residente en Portland, Oregón, su carrera empezó en 2007 y desde entonces ha trabajado para diversas editoriales, entre las que se incluyen Image, Dark Horse o DC. De Image, destacan sus trabajos más actuales y que escribe todavía en la actualidad: ‘Muerdeuñas’, ‘Ghosted’ y ‘Birthright’. Para Dark Horse ha escrito ‘Captain Midnight’, y para Marvel la serie ‘Illuminati’.

Tras los sucesos de Flash núm. 24/10, el trascendental argumento iniciado en el especial Universo DC: Renacimiento sigue adelante en este imprescindible evento. Batman y Flash, los dos mejores detectives del mundo, se unen para explorar el misterio que hay detrás de un extraño objeto encontrado en la Batcueva. Un misterio tejido a través del tiempo y el espacio. Un poder que amenaza a los héroes más grandes de todos los tiempos. ¡El tiempo corre para todo el Universo DC!

“No, son más poderosos que el Flash Reverso. Incluso más que Darkseid. Ahí fuera hay una fuerza que no conocemos”. Hace menos de un año, el especial Universo DC: Renacimiento marcó un antes y un después para nuestros héroes y villanos favoritos, con el regreso del Wally West original y un descubrimiento que dejó boquiabiertos a lectores de medio mundo: escondida entre las sombras de la Batcueva, la chapa del Comediante, personaje central de Watchmen, sonreía a un confuso Batman.

Ahora, Tom King y Joshua Williamson, arquitectos de las actuales etapas del Caballero Oscuro y del Velocista Escarlata, profundizan en el gran misterio de Renacimiento en esta esencial miniserie de cuatro números, que ponemos a vuestra disposición en formato grapa y en un recopilatorio en formato cartoné limitado y especial, que contiene todas las claves para disfrutar de todos los guiños y curiosidades de Batman/Flash: La Chapa. La portada de este volumen viene acompañada de una particularidad, una sorpresa exclusiva para los lectores españoles de DC Comics: la chapa que sujetan Batman y Flash, que da título a la historia, está troquelada en la cubierta. ¡La mejor forma de disfrutar de la antesala del cruce más esperado! ¡Con la colaboración de las estrellas del dibujo, Jason Fabok(Liga de la Justicia) y Howard Porter (JLA)!

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!