Reseña de ‘No me lo digas con flores 1’ (edición kanzenban)

No me lo digas con flores 2

Planeta Cómic recupera, para alegría de muchos aficionados, ‘No me lo digas con flores‘: una de las obras más representativas del género shojo. Y quizá habría que empezar por definirlo, y también, por qué no, por cuestionar algunos prejuicios sobre el mismo. La palabra significa literalmente “niña joven” en japonés, y por tanto, es la categoría de manga que tradicionalmente se dirige a las chicas, y que suele tener como lugar de publicación original las revistas para adolescentes.

Aquí es donde nos encontramos con el tema de los prejuicios. Ocurre como en las obras etiquetadas como “narrativa juvenil”, que parecen menos serias, menos profundas, y en definitiva menos valiosas que las dirigidas a adultos. El shojo abarca historias de distintos estilos y con una gran variedad temática. En el caso de ‘No me lo digas con flores‘ (‘Hana yori dango’ en su título original), vamos a encontrar una historia de relaciones personales entre alumnos de un instituto. Pero no nos quedemos en la superficialidad de “son historias de instituto”… ya que estamos ante un manga que habla de superación personal, de amistad, de amor, de acoso escolar, de valentía, y de la dificultad de hacerse mayor.

Hana yori dango - No me lo digas con floresLa protagonista, Tsukushi Makino, es una chica de familia humilde a la que trasladan a una escuela de élite. Allí es testigo de la superficialidad de la mayoría de sus compañeros y de la crueldad innecesaria con la que tratan a los que no encajan en su pequeño y estructurado ecosistema. Los F4, un grupo de cuatro chicos del instituto que son admirados por su aspecto físico y por el poder de sus familias, controlan el instituto como si fuesen una mafia, y el resto les siguen el juego o intentan pasar desapercibidos.

Tsukushi no solo no comprende la situación, sino que le asquea. Y aquí viene uno de los puntos fuertes del manga, ya que es imposible no querer a su protagonista. Se trata de una chica de carácter, con gran fortaleza y valores éticos firmes. Al principio de la historia, ve cómo acosan a un compañero y no hace nada para no llamar la atención sobre sí misma. A continuación tenemos escenas en las que reflexiona y concluye: “No me gusta nada cómo me estoy comportando”, o ” cada día sonrío estúpidamente ante todo”. Cuando al fin hace lo que considera justo, a pesar de las terribles consecuencias, piensa: “ahora me gusto más que antes, estaba como dormida”.

Se trata no obstante de un personaje muy humano, que a veces duda, se equivoca o flaquea. Es dulce a ratos, impulsiva y cabezota en otros momentos, muy lista e ingeniosa, pero también ingenua en ocasiones. Pronto la trama relativa al acoso escolar va dando paso a la trama amorosa, que a pesar de estar en el primer volumen, adivinamos que ocupará la mayor parte de la serie.

No me lo digas con flores hana yori dango

Esta no se nota forzada, realmente, resulta interesante ver la evolución de los personajes: tanto Tsukushi como el lector descubrirán que los chicos del F4 no son unos psicópatas sin sentimientos, sino más bien cuatro adolescentes inmaduros haciendo lo que pueden por su autoestima. Al ver su comportamiento cuestionado, también reflexionarán y evolucionarán. Hay otros personajes secundarios y mucho más planos, como la familia de Tsukushi u otros compañeros de la escuela, que realmente sirven como el “decorado” necesario para que la historia principal se desarrolle.

No me lo digas con flores 3La historia de ‘No me lo digas con flores’ trata muchos temas que pueden resultar típicos y trillados, sin embargo, la fuerza de sus personajes y el dinamismo de la historia le aportan un toque diferente que quizás ha sido el responsable de su éxito global. Su autora Yoko Kamio sabe compensar el tono romántico con un sentido del humor continuo, que refleja en comentarios irónicos, situaciones exageradas y escenas paródicas. Ese contrapunto que combina situaciones serias y cuestiones emocionales con el humor, le da a la serie un encanto único.

El dibujo tiene una estética muy occidental en los rostros y el diseño de personajes. Kamio utiliza mucho los primeros planos, reflejando con maestría las emociones de sus protagonistas, aunque los fondos, salvo excepciones, suelen estar trazados con mucha mayor simpleza y sin riqueza de detalles. La disposición de las viñetas es muy variable y dinámica, al servicio de la trama, y habitualmente se ve rota por los primeros planos que comentábamos antes. Sin llegar a resaltar, resulta un estilo de dibujo agradable y que acompaña a la trama sin lastrarla.

Planeta Cómic ha recuperado este título en una nueva edición tipo kanzenban (de mayor tamaño y calidad), con formato 148 x 310 y una media de 340 páginas por entrega. En total serán 20 tomos y este primero tiene un precio recomendado de 16,95 euros. Realmente la edición merece la pena, ya que se nota la calidad de la misma, con una encuadernación muy cuidada y algunas páginas a color, a lo que se añade la portada, que respeta al máximo la original japonesa.

En definitiva, una historia dinámica y divertida, con protagonistas difícles de olvidar y con elementos lo suficientemente interesantes como para que enganche a todo tipo de lectores, no solo al grupo demográfico al que en principio se dirige.

No me lo digas con flores hana yori dango edición japonesa

Yoko Kamio

Nacida el 29 de junio, la conocida autora Yoko Kamio empezó su carrera en 1986 con ‘Hatachi no mama de matteru’. Este manga de estilo shôjo fue publicado en la revista The Margaret de Shueisha. Tras publicar en la misma revista varios trabajos breves, el éxito le llegó en 1992 con el manga ‘No me lo digas con flores’ (Hana yori dango), que fue serializado durante doce años en The Margaret. El título vendió más de 61 millones de copias en Japón, se adaptó a serie de animación y a película y catapultó a su autora a la fama. En 1996 recibió el 41st Shogakukan Manga Award al mejo shojo del año. Tras finalizar su gran éxito, que se extendió por 36 volúmenes más uno especial, la mangaka continuó con ‘Cat’s Street’, que a pesar de su buena calidad argumental, no estuvo a la altura de su predecesor. Posteriormente Kamio ha publicado ‘Tiger and Wolf’ y ‘Matsuri Special’, y actualmente se encuentra trabajando en ‘Hana Nochi Hare: HanaDan Next Season’, una secuela de ‘No me lo digas con flores’.

No me lo digas con flores portadaNo Me lo Digas con Flores nº 01/20 (Nueva edición)
(Hana Yori Dango)
Yoko Kamio

Editorial: Planeta Cómic
Temática:
Cómic | Cómic juvenil | Shojo juvenil lectura oriental
Colección: Manga Shojo | Serie NO ME LO DIGAS CON FLORES
Número de páginas: 344
Vuelve el manga shojo de Yoko Kamio en formato kanzenban

Sinopsis de No Me lo Digas con Flores nº 01/20 (Nueva edición):
Esta es la historia de Tsukushi, una protagonista con mucho ánimo y lo suficientemente cabezota como para aguantar el tipo delante de su contrapartida, Domyoji, que durante toda su vida ha tenido siempre lo que ha querido con sólo pedirlo. . . o gritarlo. Los conflictos de No me lo digas con flores están mucho más cerca del mundo real de los institutos, sin importar que éstos se encuentren en Japón u Occidente.

*No me lo digas con flores está en Japón en las listas de los 10 mangas que más han marcado a sus lectores, incluyendo todas las franjas de edad. Y no es de extrañar, ya que este shojo se sale de lo que estamos acostumbrados a ver.

No me lo digas con flores #1

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.