Crítica de ‘Liga de la Justicia’

Liga de la Justicia

Hemos pasado meses leyendo noticias casi diarias sobre ‘Liga de la Justicia’, ya sea por las mil y una sorpresas que se suponía íbamos a encontrarnos o por los problemas que podría ocasionar la marcha de Zack Snyder, arquitecto del Universo Cinematográfico de DC, de la dirección de la cinta para pasarle el testigo a Joss Whedon. Ya hemos tenido la oportunidad de ver la película y parece que el aura de Snyder sigue rodeando todo el metraje, para bien y para mal, y las sorpresas no son tantas.

Como decimos, toda la película tiene la huella de su director principal, pero es cierto que parece haber echado el freno en cierta medida. No nos encontramos cada dos minutos con una repetitiva escena a cámara lenta como forma de darle épica a un momento de acción (aunque sigue habiéndolas) ni tampoco es necesario dar a todo el ambiente un tono sombrío y decadente. ‘Liga de la Justicia’ es más luminosa y más ágil, quizás esto último por haberse ceñido a un metraje de dos horas.

Liga de la Justicia (2)

Pero aquí llegamos a un problema que ya vimos en ‘Batman v Superman’, y es que esta “corta” duración tiene todos los visos de ser a costa de haber usado la tijera con multitud de escenas que, en determinados casos, puede dar como resultado un monstruo de Frankenstein. Sin entrar por ahora en mayores spoilers, nunca llegamos a profundizar en la historia de los nuevos superhéroes. Para eso tendremos sus futuras cintas en solitario, por lo que solo nos permiten echar un pequeño vistazo a lo que nos espera.

Y es que ‘Liga de la Justicia’ acaba siendo la carta de presentación de una nueva etapa con nuevos personajes. Aquellos que temían que DC hubiese tomado un rumbo marvelita en cuestión de humor de momento pueden mantener la calma. Sí, Flash es la encarnación de los momentos graciosos, pero no de una forma que choque con el tono serio de la película. Se sabe cuándo son necesarios los chistes y cuándo no deben hacerse para romper la épica de una escena, pero igualmente la personalidad de esta encarnación de Barry Allen, muy alejada del que podemos ver en los cómics, puede que sorprenda a más de uno. Si aceptamos al personaje tal como es, nos daremos cuenta también de que el actor Ezra Miller está hecho para el papel, y se nota que disfruta con él.

Liga de la Justicia (1)

Y seguimos con otro personaje. El actor Ray Fisher encarna a Cyborg, mitad hombre y mitad máquina, que vive atormentado por el destino. Pero también nos atormenta el poco carisma que transmite el actor. Que el personaje viva una existencia apática, enfadada con el mundo, con su padre y con todo, no justifica la perpetua cara sin emociones con la que carga todo el metraje.

Jason Momoa por el contrario defiende con mucha soltura su encarnación de Aquaman y no solo por su increíble físico: al igual que ocurre con Flash, se nota que el actor se encuentra a gusto con su personaje. Haciendo mención de nuevo al recorte en el metraje, es con el rey de los océanos con el que resulta más obvio que hay una historia más larga que contar sobre él. La aparición de Mera es anecdótica, pero sin duda nos deja con muchísimas ganas de visitar el mundo de Atlantis.

A partir de aquí, vamos a centrarnos algo más en la historia que se nos cuenta y en otros aspectos que consideramos que pueden ser partes clave de la trama, por lo que avisamos que hay spoilers.

Spoilers

Siendo breves y concisos, Steppenwolf, el villano de la función, es decepcionante en casi todos sus aspectos. Desde su recreación con un CGI que se nota a la legua, hasta sus motivaciones, todo da como resultado una figura arquetípica que prácticamente solo sirve como saco de boxeo para los superhéroes. Cabe decir que como objeto de los ataques de los protagonistas hace un trabajo perfecto, y es que es una gran oportunidad de ver uno de los puntos fuertes de la película. Cada uno de los superhéroes tiene los momentos adecuados para mostrar todo su potencial, nadie pisa a nadie, y cada habilidad es necesaria para salir de todos los apuros. Steppenwolf tampoco es alguien que se deje ganar fácilmente, es más, se necesita de la ayuda de alguien para vencerle, y es aquí donde entra la “sorpresa” de la película.

Liga de la Justicia (3)

No creemos que a nadie le pille desprevenido saber que en algún momento tenía que aparecer el Hombre de Acero. Se hace de rogar, ya que hasta la mitad de la película no llegamos a verle en realidad, pero a partir de ese momento sus apariciones son muy escasas, previsiblemente para darle más valor a su entrada final y triunfante como salvador, llegando a parecer una suerte de “deus ex machina”.

Sorprenden también las ausencias y apariciones de determinadas figuras. Se ha venido hablando durante mucho tiempo de si Hal Jordan, Linterna Verde e integrante de la Liga de la Justicia en los cómics, haría acto de presencia. Para aquellos que no tuviesen noticia de esto, la escena flashback de la batalla contra Steppenwolf nos deja una simpático guiño a los Linternas Verdes, pero quien esperase algo más puede quedar realmente decepcionado. Cuestión de expectativas.

Lex Luthor fue la diana de la mayoría de las críticas de ‘Batman v Superman’, y era en cierta manera previsible que se dejase guardado en un cajón a este personaje. Sin embargo, se le ha reservado para una de las dos escenas post-créditos que sirve de presentación para Deathstroke, casi uno de los momentos más emocionantes de la película.

‘Liga de la Justicia’ es más optimista, más palomitera y más alegre, pero sigue sin ser el paso adelante que se supone debe dar DC. No es la obra maestra que esperábamos, pero sí que acierta como punto de partida para el rumbo en solitario de todos los superhéroes. Todavía está por llegar la película que nos haga sentir que hay una cohesión en el universo DC, aunque no van por mal camino.

Reseña
Resumen
Amante de los libros, los libros y los libros. Si tengo tiempo, también leo libros. https://www.goodreads.com/user/show/63313505-temriel

2 Comentarios

  1. Por si acaso…

    ALERTA SPOILERS

    (No puedo poner tildes en este est’upido teclado ingles, perdonadme)

    Si bien es cierto que el CGI de Steppenwolf tampoco me agrada, no podemos decir que su objetivo no es claro. Para mi, es un enviado de Darkseid y, como tal, solo acata ordenes. No tenemos que intentar ver mas alla.
    Se recorta la historia de los personajes porque solo tienen dos horas de largometraje pero tambien seria muy cargante tener el origen de tres nuevos superheroes. La idea es abrir bocas y crear expectacion para las proximas peliculas (hasta me esta llegando a interesar Aquaman (((WTF)))).
    Flash es adorable. Muy realista, acaso no estariamos en la misma situacion que el al entrar en la batcueva?
    El verdadero prota es Superman, que ahora s’i que disfruta serlo. Se le ve confiado en su poder y aun asi sigue siendo Clark (y el Superman de los comics al elegir pausar su combate para salvar a civiles).

    En conclusion, me ha dejado con muy buen sabor de boca y con ganas de ver la version extendida, porque esta madrugada en el cine, me quede con ganas de una horita mas.

  2. Lo único que salva a la película son sus personajes. ¡Que mal haberle hecho caso a la crítica! Y desarmar lo que Snyder estaba creando ha sido un tremendo error. Alguna vez pensé que haber traído a Joss Wheedon podía ser una buena idea para corregir las debilidades que pudieran tener las ideas de Zack, pero pareciera que lo hubiera mandado Marvel a arruinar esta obra. Otra equivocación gigantesca fue poner a musicalizarla a Danny Elfman. Antes lo respetaba pero nunca me ha gustado mucho. Ahora lo detesto. Espero (y pidamos) que algún día podamos ver la versión íntegra de Zack Snyder. Con música de cualquier otra persona. Escúchanos señor, te rogamos…

¡No te vayas sin comentar!