Reseña de ‘Ordinary’

portada recortada ordinary

Grafito Editorial nos ha traído, en esta ocasión, ‘Ordinary’, un cómic en el que vemos las acciones del hombre más mediocre que se pueda encontrar en un mundo lleno de gente que adquiere superpoderes. Los creadores de este cómic son Rob Williams (que ha trabajado en ‘Escuadrón Suicida’ y en ‘Unfollow’ entre otros) y Matt Brooker (que fue entintador en ‘Sandman’), más conocido por el pseudónimo de D’Israeli.

El inicio de la historia nos presenta al personaje como alguien tan mediocre que no vale ni para las más mínimas acciones, y esta será una constante a lo largo de las páginas. El conflicto llega cuando cada ciudadano del mundo recibe poderes menos él, transformándolo, de alguna forma, del hombre más corriente al menos común. Esto evidentemente hace que adquiera gran preocupación por su hijo, a quien decide salvar pese a no tener ningún poder, mientras que el caos se desata a su alrededor porque la población no controla sus recién adquiridas habilidades. Esta decisión de salir corriendo a por su hijo parece responder a una necesidad interna del propio personaje que lo impulsa desde la primera viñeta. La necesidad de correr de un lado para otro será una constante del personaje y muchas veces estará impulsada por las acciones de otros personajes.

ordinary comicJunto a esta historia principal podemos ver una historia secundaria en la que se nos presenta al presidente de Estados Unidos aconsejado por dos voces que representarán la razón y el radicalismo respectivamente. Esto, claro está, sirve de apoyo a la situación principal y alimenta el conflicto que debe sufrir el desgraciado del protagonista. La voz de la razón está encarnada por la Doctora Tara McDonald, que tiene un especial interés por lograr una cura, mientras que un general del ejército será el encargado de representar el radicalismo que quiere destruir a sus enemigos antes de que estos intenten lo mismo. Claro está que sus enemigos, para este personaje, serán casi todos los países extranjeros.

El planteamiento de la historia en el que todo el mundo, literalmente, adquiere poderes no es novedoso, ya se ha visto antes. ‘Ordinary’ parece en un inicio que va a sorprendernos en este sentido. El problema llega cuando el personaje principal avanza en la historia de forma que no parezca que le afecten los sucesos y cuando se plantean algunas dudas que no acaban por resolverse.

Por ejemplo, durante el viaje del protagonista hasta el colegio de su hijo, vemos que se dice a sí mismo que la madre de su hijo debe haber ido a por él y seguro que estará bien, pero se termina la historia sin que sepamos la respuesta. Esto no sería algo a destacar si se mencionase una vez, sino que insisten en ello. Además, los personajes parecen olvidarse de la madre del niño, ya que, en los momentos finales, empiezan a conversar y charlar alegremente como si hubiesen estado toda la vida en esa casa ellos tres. Es decir, la historia se centra en dos personajes, Michael Fisher y la Doctora Tara McDonald, y parece no importar lo que ocurra con el resto de personajes, a los que no se les da un final.

El otro problema, la falta de reacción por parte del protagonista ante las adversidades por su constante tensión, hace que dejemos de sentirnos preocupados por él porque parece que todos los problemas los logre superar con su ordinariez o por la ayuda de terceros.

comic ordinary

Las dos líneas en la que está compuesta esta historia acaban convergiendo por un motivo de peso que encaja con la historia y significa la unión de las dos realidades que se estaban viviendo hasta ese punto separadas en una sola. Pero no solo eso, sino que también une e intensifica los problemas que se habían presentado en este mundo. Las consecuencias de estos problemas son realistas y ayudan al lector a creerse la historia, al saber que la muerte en esta historia no es anecdótica y el protagonista debe ir con cuidado si quiere sobrevivir. Finaliza, eso sí, como ya hemos dicho, de forma brusca.

El dibujo de D’Israeli es simple, nada recargado, que encaja muy bien con el tipo de historia que se intenta explicar. Una gran elaboración y detallismo en el personaje principal habría hecho que perdiese algo de esa ordinariez de la que tratan de empaparlo. Este tipo de dibujo también se complementa realmente bien con el tipo de tintado que se le ha dado, por lo que nos queda claro qué poder tiene cada figura solo viendo su forma física.

La edición que nos ha presentado Grafito Editorial  de ‘Ordinary’ es de buena calidad y no solo está disponible a papel a un precio de 16 €, sino que también se puede adquirir de forma digital pudiendo descargarlo en PDF, por lo que es compatible con todos lose dispositivos móviles por el reducido precio de 2,50 €. El atractivo de la edición física, además de la edición en sí, es una lámina de regalo que podéis ver a continuación y el envío gratis que, según aseguran en su página, dentro de poco estará disponible mediante teletransporte, un gran atractivo para el comprador. Si estáis interesados en leer las primeras páginas de ‘Ordinary’, podéis acceder a ellas haciendo clic aquí.

lámina en el álbum de ordinary

Rob Williams

Se ha encargado de crear el guion para series como ‘Escuadrón Suicida’ o ‘Martian Manhunter’ en DC Comics, para ‘Unfollow’ en Vertigo Comics y ‘Judge Dredd’ 2000AD. El año en el que creó ‘Ordinary’ fue en 2014, una historia publicada por Titan Comics y publicada en España por Grafito Editorial.

D’Israeli

D’Israeli es el pseudónimo que utiliza Matt Brooker, conocido por trabajar como entintador en la serie de ‘Sandman’. Ha estado presenta en la industria del cómic desde 1988. Algunas de sus obras más destacadas han sido ‘La guerra de los mundos’ o ‘Leviathan’. Otros trabajos en los que ha colaborado han sido ‘Lazarus Churchyard’, ‘Juez Dredd’ y ‘Batman’.

Ordinaryordinary

‘Vivo en un piso de mierda, me estoy quedando calvo, soy bajito, huelo mal, mi mujer me ha dejado, mi hijo no se acuerda de mí… y le debo dinero a unos tíos del barrio bastante chungos. Mi vida no es precisamente una maravilla ¿verdad? ¿Qué? Espera… ¿qué dices? ¿Qué todo el mundo ahora tiene superpoderes menos yo?’ Bienvenidos a la vida de Michael Fisher. De profesión fontanero. Ordinary, un cómic que explica qué pasaría si todo el mundo tuviese superpoderes menos tú. Un cómic de Rob Williams y D’Israeli.

Ordinary

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
"No es quien seas en el interior, tus actos son los que te definen"

¡No te vayas sin comentar!