Reseña de ‘Dead Drop’, de Ales Kot y Adam Gorham

El volumen presentado por Medusa Cómics

En Valiant se ponen el mono de trabajo, queridos lectores. Acción a raudales es lo que ofrece ‘Dead Drop’, serie limitada de la editorial estadounidense que cuenta en el reparto con algunas de las estrellas más destacadas de la casa. En manos de un equipo de lujo, eso sí, compuesto por el siempre extravagante Ales Kot y Adam Gorham, artista que ya formó pareja artística con Kot en ‘Zero’.

Parece que cogieron gusto a eso del espionaje psicodélico en la mencionada ‘Zero’, y en ‘Dead Drop’ recuperan ese contexto, aunque menos alucinógeno que en esa colaboración. En esta carrera frenética en cuatro entregas (en su edición americana), el dúo perpetra una acelerada carrera por evitar el fin del mundo. Un día más en la oficina para los aguerridos héroes de Valiant.

‘Dead Drop’ se nutre en la trama de elementos que son todo un clásico de esta clase de historias. Tenemos el virus letal de origen extraterrestre de turno en las malas manos habituales, y las agencias encargadas de velar por la paz mundial de los nervios. Toca tirar de artillería pesada, con un operativo en marcha que tiene como cabeza de lanza a Aric de Dacia, el artista conocido como X-O Manowar. Por supuesto las cosas no son lo que parecen y todo se tuerce hasta lo inimaginable, así que otras caras conocidas se hacen cargo de la situación. El mundo está en manos de Archer y Beta Max. Así, a priori, parece que estamos perdidos.

Ales Kot es un escritor de marcada personalidad. Su estilo marca de la casa mezcla sin tapujos elevados conceptos filosóficos, erudición gamberra y un sentido del humor muy particular, hasta rozar lo anticlimático en ocasiones. De las proclamas situacionistas a los chistes sobre vencer al mal en calzoncillos (como sucede en ‘Dead Drop’), todo tiene cabida en el extenso y caótico mundo de Kot. En bastantes ocasiones ha sido comparado a otro de los chicos malos del mundo viñeta, el escocés Grant Morrison, y es que el gusto por la metaficción y la mezcla bestia de géneros hacen que los puntos en común entre ambos sean evidentes.

En su haber tiene obras de carácter independiente como ‘El Cambio’, curiosa variación sobre los horrores cósmicos lovecraftianos, la imaginativa etapa como director de orquesta en ‘Vengadores Secretos’ (echo de menos algo así en Marvel, de verdad de la buena), e incluso firmó algunos episodios de ‘Escuadrón Suicida’. Kot es un auténtico todoterreno que se adapta a las circunstancias sin perder ni un gramo de personalidad en cada envite. Eso sí, hay que reconocer que, en ocasiones, la fórmula no acaba de funcionar del todo, y, aunque es un guionista muy reconocido, e incluso de culto para una minoría (entre la que me encuentro), falta en su carrera el despegue ruidoso que le aleje de esa figura de eterna promesa.

Archer salva al mundo incluso en calzoncillos

‘Dead Drop’ se publicó originalmente en 2015, por lo que nos sitúa en el tiempo antes de los acontecimientos actuales que conciernen a sus protagonistas. Si seguís la actualidad de Medusa Cómics, sello encargado de la publicación de Valiant en España, el bueno de Aric se ha ido a vivir su aventura espacial (como Yupi) y anda repartiendo mamporros por el universo. Pero es genial que Medusa se encargue de recuperar material que de otra manera se quedaría perdido en el limbo editorial. De hecho, hace unas semanas os hablamos de Armor Hunters, evento de los grandes en Valiant y que estábamos deseando leer en español, ya que quedó inédito tras los vaivenes editoriales de la anterior etapa de Valiant en nuestro país.

En esta serie limitada no esperéis grandes desarrollos de personajes ni diatribas filosóficas sobre la condición humana. En ‘Dead Drop’ hay toneladas de frenética persecución en un entorno urbano que a cada paso se va volviendo más lúgubre y extraño. Del ritmo salvaje a lo James Bond pasamos a la viscosidad de Alien, gracias a giros de guión que sin ser el colmo de la originalidad están incrustados en la trama con mucho acierto. Para dar sensación de urgencia, Kot tira de personajes peculiares, armados de la idiosincrasia del soñador romántico algo manazas. Ahí tenemos a dos curiosidades como Archer, en solitario esta vez, o uno de los personajes más bizarros de Valiant, Beta-Max. En contrapunto, tenemos a la detective Cejudo como ejemplo de tenacidad profesional, esa clase de personajes estoicos que salvan el día con el ceño fruncido.

Ales Kot renuncia a señas de identidad para centrarse en la peripecia, el continuo suceder de situaciones límite. Diversión sin complejos, donde el humor se combina el chirriar de neumáticos y el sonido de los cristales rotos. Cada paso conduce a un extraño callejón de secretos.

Adam Gorham se sale de la media de los dibujantes de Valiant, que en ocasiones parecen clones unos de otros. En las viñetas de ‘Dead Drop’ vemos el peculiar arte de este original creador. A pesar del componente fantástico de la propuesta, el estilo de Gorham se viste de realismo sucio, línea dura y riesgo en la definición de personajes y diseño de página. El dibujante centra su trabajo en el movimiento, impulsado por atrevidas elecciones de plano y juego con las viñetas para acrecentar las sensaciones del lector. Los cambios de velocidad ideados por Kot cobran sentido por el trabajo de un dibujante muy a tener en cuenta. La acertada paleta de colores elegida por Michael Spicer dota de credibilidad a un trabajo que roza lo sobresaliente. 

El plantel protagonista de Dead Drop

Valiant es sinónimo de diversión, de diversidad, y, a veces, de travesura. Creo que ‘Dead Drop’ es trabajo de un Ales Kot algo descafeinado, del que espero siempre algo bizarro y reflexivo a partes iguales. En todo caso, este volumen contiene personalidad y buenos momentos (aunque muy pocos brillantes) que satisfarán al lector que busque emociones sacadas de la más trepidante historia de espías, con piezas de ciencia ficción que dan lustre al resultado final. Sin pretensiones.

‘Dead Drop’ se publica en España en formato de volumen único por la editorial Medusa Cómics. Recopila los cuatro números que formaron la edición USA, y se acompaña con la galería de portadas y algunas páginas a lápiz y tinta para entender el proceso creativo de Adam Gorham. Lo encontrarás en tu librería preferida al precio de 12,95 euros.

Ales Kot

Este checo nacido en 1986, se inició en los cómics de bien pequeño. Tanto es así que, decidido a vivir de su gran afición, se trasladó a Los Ángeles. Sus esfuerzos dieron sus frutos en 2011, cuando conoció al editor de Image Eric Stephenson, quien le ofreció sus primeros trabajos para dicha editorial: ‘Children’ y ‘Change’. Con posterioridad, siguió realizando encargos y trabajando para múltiples editoriales, entre las que se incluyen DC y Marvel. Algunos de sus trabajos más conocidos son ‘Zero’, ‘Escuadrón Suicida’ y ‘Vengadores Secretos’.

En Nueva York, existe un mercado negro secreto. Se oculta a plena vista: en las calles, los trenes, los restaurantes. Aquellos que saben desenvolverse en él intercambian artículos secretos de una naturaleza extraordinaria. Pero ahora que el artículo secreto en circulación es un arma biológica creada a partir de la tecnología de la Vid, unos extraordinarios agentes están decididos a intervenir antes de que ocurra un desastre. Si no tienen suerte, el mundo tal y como lo conocemos habrá llegado a su fin. X-O Manowar, Archer, Neville Alcott, Detective Cejudo y Beta-Max están listos para salvar el mundo.

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!