Reseña de ‘Dragon Ball Super’ 1

dragon ball 1 serie blancaComo si no hubiese pasado el tiempo. ‘Dragon Ball’ vuelve a nuestras manos y el olor que desprende el manga al pasar sus hojas nos realiza un ‘shunkan idou’ para teletransportarnos a una infancia que muchos nos resistimos a abandonar por completo. Sin embargo, ‘Dragon Ball Super’ no solo triunfa por la nostalgia, sino que trae nuevas aventuras con un argumento a la altura de tan mítico ‘manganime’. El inagotable Goku vuelve o, mejor dicho, continúa.

Yo nací en febrero de 1992 y, dos meses después, Goku nació en España. El décimo Salón del Cómic de Barcelona fue su incubadora y la expectación generada ya dejaba claro los tintes históricos que tomaba aquel ‘pequeñajo’ de pelo negro puntiagudo montado sobre un dragón verde. Se estrenó en este ambiente el primer número de ‘Dragon Ball’, el inicio de la llamada serie blanca de uno de los mangas (estarán ustedes de acuerdo conmigo) más importantes de la historia, además de un transcendental “punto de inflexión en la comercialización del manga en occidente.”

salon comic barcelona 1992
Salón del Comic de Barcelona, 1992. Foto de Cels Piñol. Fuente: @CapitanUrias

Un total de 153 números ocuparon esta serie blanca, que pasó a ser serie roja en el 154, cuando daba comienzo la saga de los androides. Célula y, a continuación, el monstruo Bû pusieron en apuros a nuestros protagonistas hasta el número 211, publicado en febrero de 1997 en cuanto a España se refiere. Se han cumplido, pues, 25 años desde que Goku hizo su primera aparición o, lo que es lo mismo, en boca de quien les escribe: una vida. Y 20 años después del último número publicado, la serie roja continúa con su número 212 como si no hubiese pasado el tiempo. Pero sí, ha pasado toda una generación, y ha habido un cambio de manos en los lápices que dan vida a Goku. El sexagenario maestro Akira Toriyama ha relevado su puesto como dibujante a Toyotarô, quien se ha encargado de despejar cualquier duda acerca del trabajo que podía ofrecer, demostrando una valentía que no debemos dejar de aplaudir, debido a la enorme responsabilidad que recaían sobre sus manos sustituyendo a una leyenda viva del manga.

Así las cosas, la serie roja continúa años después con una doble numeración, la que hace referencia a la de siempre, y la que incumbe a la nueva etapa bajo la cabecera de ‘Dragon Ball Super’, es decir, el número 212 y el 1 respectivamente. A partir de aquí, el sabor a clásico, la nostalgia y una nueva aventura hacen las delicias de veteranos e iniciados en la lectura de ‘Dragon Ball’.

Toyotaro ilustracion
Así se ilustra Toyotarô a sí mismo

Con estas premisas, esta reseña no podía dejar de estar en ‘La Casa de El’. Esta vez nos ocupa escribir sobre el tomo recopilatorio editado por Planeta Cómic en octubre de 2017. Este primer volumen, (bueno espera que me pongo las gafas de pasta): este primer ‘tankōbon’ reúne los capítulos 1 al 9, publicados también por separado con el formato idéntico a la ya mencionada serie roja de los años noventa. La historia y supervisión general corre a cargo de Akira Toriyama, por lo que la transición va ser suave y la calidad está garantizada. El dibujo recibe un soplo de aire fresco a manos de Toyotarô, cuya ilustración de sí mismo representa a la perfección su intención y planteamiento a la hora de convertirse en el nuevo autor de ‘Dragon Ball’. Toyotarô se introduce en el ‘Toriyama Robo’ para recrear los trazos de su maestro: en una mano el lápiz y en la otra la obra de Akira Toriyama, para no perder nunca el norte. El flamante sucesor se considera haber pasado “de ser como Satán, incapaz ni siquiera de detectar el aura, a obtener un nivel similar, diría yo, al de Yamcha”, según nos cuenta el ‘mangaka’ al pedirnos benevolencia en su introducción al tomo.

portada dragon ball super 1La portada es una clara referencia al primer número de ‘Dragon Ball’: solo han pasado los años por el mismo Goku que surfea sobre el Dragón Shenron. ‘Los guerreros del sexto universo’ lleva por título, y solo en esta primera edición se incluyen dos postales con sendas portadas de las sagas dedicadas al encuentro con el Dios de la Destrucción, Lord Beerus, y el campeonato organizado por Champa.

Siguiendo la línea de un continuo desarrollo y la constante llegada de dificultades que cada vez exigen más a Goku y su pandilla, esta nueva aventura plantea una dimensión aún mayor del mundo de ‘Dragon Ball’, a fin de lograr un nuevo reto a superar. ‘Dragon Ball Super’ arranca “varios meses después desde la formidable batalla entre Goku y el monstruo Bû”, pero esta vez el universo se queda corto para la épica que se busca, por lo que se plantea la existencia de doce universos. La Tierra se encuentra en el séptimo universo, que entrará en confrontación con el sexto, de donde llegará la siguiente gran amenaza. Parece un argumento demasiado rebuscado y da la sensación de estar forzado, pero se explica y lo vemos desarrollarse de manera muy acertada, encajando a la perfección en el universo (ahora universos) de ‘Dragon Ball’.

El nexo para lograr esta ampliación de perspectiva es la aparición de una misteriosa pareja formada por el señor Whis y el Dios de la Destrucción, Lord Beerus (conocido en Hispanoamérica como Lord Bills). Lord Beerus ha tenido un sueño premonitorio donde se le habla de un dios supersaiyano, y quiere encontrarlo a toda costa. Tras este planteamiento, las analogías con las pasadas aventuras de Goku se dan por doquier. El guion sigue un patrón repetido a lo largo de toda las sagas (no considero esto ni siquiera ‘spoiler’): llega lo que parece una primera amenaza; termina no siendo un problema tan grande como se planteaba; Goku ve un reto a superar debido a esta experiencia, por lo que empieza a entrenar para aumentar su poder (con Vegeta a la zaga, claro); tiene lugar una confrontación, esta vez en forma de torneo entre el sexto y el séptimo universo; acaba surgiendo la amenaza real y el rival a vencer.

Esto es lo que ‘Dragon Ball Super’ tiene de añejo. Pero el acierto está en haber sabido añadir novedades y frescura. Toyotarô se muestra hábil a la hora de narrar a través de su ilustración, y confiere a sus páginas de unas composiciones muy molonas. Además, los largos preámbulos para que los lectores flipemos con una nueva transformación de ‘saiyans’ cada vez más poderosos se han acortado muchísimo, dotando, si cabe, de mayor dinamismo al manga.

Podemos dividir este primer tomo en dos sagas. Primero la batalla de los dioses entre Goku y Beerus, seguido de la saga que corresponde al torneo que organiza Champa, el Dios de la Destrucción del sexto universo. Entre ambas sagas, se da la resurrección de Freezer, cuya explicación se reduce a apenas una página, sin que su historia se incluya en este manga. Así que solo podemos remitirnos a la película anime ‘La resurrección de Freezer’ o al manga homónimo, publicado a la vez que este ‘tankōbon’.

dragon ball super equipo septimo universo

En cuanto al torneo, queda apenas iniciado cuando el tomo llega a su fin, por lo que las ganas de ver batallas épicas con guerreros nuevos habrá que aguantarlas hasta la salida del próximo tomo, del que os podemos adelantar su portada pero no su fecha de lanzamiento. Por parte de Planeta, no concretan nada y nos piden paciencia hasta inicios de 2018.

La edición viene con ciertos recortes más ajustados de lo que nos gustaría ver en algunas páginas, con alguna letra que otra casi escapando del borde de nuestro manga. Por lo demás la calidad es óptima y el contenido un deleite. Reseñable la presteza a la hora de publicar en español y catalán un tomo relativamente cercano en el tiempo a la publicación japonesa. Al final, exactamente igual que en la edición nipona, se nos incluye un manga especial sobre la reconstrucción del planeta Kaiô y, cerrando el tomo, una entrevista a los artífices de la obra. De la cual podemos extraer la frase perfecta para resumir el regreso de Dragon Ball, y es que según el mismísimo Akira Toriyama:

“¡ACABA DE SURGIR UN AUTOR QUE PUEDE DIBUJAR LA ‘CONTINUACIÓN’!”

Akira Toriyama (Japón, 1955) es un dibujante de manga conocido sobre todo por su serie Dragon Ball. Desde que en 1978 debutase con la historia Wonder Island, publicada en la revista semanal Shonen Jump, fue poco a poco dibujando varios relatos cortos hasta que en 1980 alcanzó el éxito con su serie Dr. Slump, que se publicó desde 1980 hasta 1984. A finales de este último año lanzó al mundo su obra más conocida: Dragon Ball. Esta era una revisión de una historia corta que había escrito tiempo atrás, Dragon Boy. Partiendo de la leyenda del rey mono, fue poco a poco creando una mitología propia que se expandiría hasta convertirse en el manga más conocido del mundo. Tras finalizar este y seguir con varias series propias, decidió mantenerse al margen del mundo de la ilustración desde el año 2000 hasta el 2009, momento en el que regresó con una obra llamada Jiya, que creó junto a Masakazu Katsura.

Toyotarô es un mangaka japonés autor del ‘spin-off’ ‘Dragon Ball Heroes: Victory Mission’, que debutó en noviembre de 2012 en la V-Jump. El es el sucesor de Akira Toriyama y Dragon Ball Super es el salto definitivo en su carrera como dibujante.

 

portada dragon ball super 1

Sinopsis de ‘Dragon Ball Super 1’:

Han pasado varios meses desde la formidable batalla entre Goku y el monstruo Bû…

El mundo ha recuperado la paz, pero ¡¡una nueva amenaza se cierne ahora sobre él!!¿¡Esta vez, el enemigo llega desde el “sexto universo”!? ¡¡Empieza una nueva obra de Dragon Ball que, bajo las directrices originales de Akira Toriyama, retoma el hilo de la historia original!!

Dragon Ball Super 1

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.