Reseña de ‘El Maestro de Armas’, de Dorison y Parnotte

El volumen presentado por Norma

Xavier Dorison y Joël Parnotte nos invitan en ‘El Maestro de Armas’ a un viaje en el tiempo, hacia una época de cambios, en el que el mundo cambiaba a pasos de gigante. Por supuesto, el tránsito hacia esa nueva era estuvo teñido de rojo sangre, derramada en una guerra que enfrentó a visiones distintas de la misma fe. Por un lado, la ortodoxia católica representada por el Papa; al otro, las revisiones protestantes. En medio del fuego cruzado, una Europa que se debate entre la tradición y la llegada irremediable de nuevos tiempos al viejo continente.

Dorison utiliza a los personajes como metáfora de estas divisiones, como ejemplo de contrastes en tiempos duros y violentos. El protagonista de ‘El Maestro de Armas’ es Hans Stalhoffer, y su oficio es lo que reza el título de la obra. Ha enseñado a manejar la espada a lo más granado de la sociedad europea, y, en el momento de empezar la historia que nos ocupa, ejerce en la corte francesa. Tras un duelo que casi le cuesta la vida, Stalhoffer renuncia a su cargo y desaparece sin dejar ni rastro. El viejo maestro ve como su estirpe es el reflejo de una época que termina, y asume la decadencia a la que se ve obcecado tras la derrota a manos de un espadachín muy distinto, armado con algo que el veterano guerrero ni siquiera considera una espada.

Tiempo después, Stalhoffer sirve como matón y cobrador de deudas. Ahoga sus penas en vino aguado y permanece invisible para un mundo en el que es un anacronismo. Pero alguien de su pasado aparece. Alguien que defiende ideas novedosas y mortales. Pretende imprimir una biblia en francés, algo considerado herético por la hegemonía católica. Han puesto precio a su cabeza, y sólo Stalhoffer puede ayudar al fugitivo y a su pupilo para llegar a la imprenta Suiza que llevará a cabo la publicación.

Comienza entonces esta aventura, muy a pesar de su protagonista, obligado por las circunstancias a salir de su escondrijo y ver de cerca la realidad terrible de la Europa del siglo XVI. Época terrible de odio, donde el fanatismo ha dominado el corazón de los hombres, dispuestos a matar en nombre de la fe.

‘El Maestro de Armas’ es la narración de una huida a través de la naturaleza hostil de unos personajes motivados por muy diferentes razones. El honor empuja a Stalhofer a ayudar a los dos fugitivos, aunque el se siente muy alejado de las guerras de religión que asolan Europa. Sus compañeros de aventura, sin embargo, se mueven por ideales de justicia, armados con ideas nuevas que hacen tambalear los cómodos pilares sobre los que se sustenta el poder de la iglesia tradicional, que ve peligrar sus privilegios si su libro sagrado llega al populacho.

Maestro contra maestro

Con el drama de la guerra fratricida de fondo, Dorison empuja a sus protagonistas a las garras del cruel invierno, rodeados de montañas implacables e indómitas, perseguidos por fanáticos que desean ver como arden en el fuego purificador. Aunque, como decía, el guionista utiliza a sus personajes como personificación de los enormes contrastes de la época, y, tras ese fastuoso contexto, el conflicto real es la confrontación entre dos hombres.

Dos espadachines que representan el punto de inflexión en el que se encuentra la sociedad, con los restos del medioevo sepultados por el brillante nuevo mundo en cambio constante. El descubrimiento de américa, la aparición de los estados modernos, los avances en ciencia y tecnología que acuñarían el periodo que ha quedado acuñado para la historia como Renacimiento… La convulsión de los nuevos tiempos se enfrenta a un viajo régimen que muere dando dentelladas.

Con todos los elementos en contra, el viejo guerrero demostrará que todavía tiene sangre en las venas, y defiende a sus protegidos con acero, aún a sabiendas que el mundo en el que él floreció y brilló da sus últimos coletazos.

La escritura de Dorison es bastante sobria, elegante, inspirada en los relatos de capa y espada, aunque alejado de todos los mitos románticos que rodean esta clase de narración. El relato del guionista francés es duro, seco y sin concesiones. Los personajes son supervivientes feroces en un mundo donde el poder recae en aquel que tenga menos remilgos en pisar el cuello de de los demás. Duros soldados, cazadores, espadachines sin escrúpulos o fanáticos religiosos son la parte representativa de la sociedad de esos años alrededor del 1500.

‘El Maestro de Armas’ es la demostración por parte de Dorison de que domina el relato y sus tiempos. Imprime una densa carga de melancolía, endurecida por el contundente uso de la violencia. A pesar de ese tono gris, en ‘El Maestro de Armas’ no dejan de pasar cosas. El peligroso viaje a través de las montañas está plagado de acción, de soluciones bastante directas y definitivas. La caza al hombre se transforma en la eterna historia del cazador cazado, inmersa en una excelente contextualización histórica.

La tristeza del maestro de armas

Pero esto es cómic. Y la parafernalia literaria se queda en nada si no hay alguien capaz de trasladar esas emociones a la viñeta. En ese sentido, el trabajo de Joël Parnotte es un lujo. Su estilo es bastante clásico, con el sabor de los mejores nombres de la escuela franco-belga como referencia. En las páginas de ‘El Maestro de Armas’ combina ese espíritu con las exigencias de una obra llena de matices. El tenso tono expresado por Dorison en su guión encuentra traducción perfecta en los lápices de Parnotte. Utiliza un estilo ágil en la ejecución de su personajes, vital para que podamos sentir todo el despliegue de escenas de esgrima. La emoción de esos momentos es tan efectiva que parece que podemos escuchar el choque de los aceros y los pies danzando sobre el barro.

Además, es un especialista en dar vida a los muchos silencios que Dorison utiliza como recurso en el relato. La lluvia, el silencio del bosque, los sonidos animales de la pelea cuerpo a cuerpo se hacen notar en el arte de este excepcional dibujante. En el caso contrario, cuando el texto protagoniza la viñeta, que no son pocas veces, se las apaña para que el ritmo no se rompa, y da sentido a los bocadillos dentro de un inteligente contexto dentro de la viñeta. Por no hablar del sentido narrativo excepcional de su composición de página, de la diversidad de planos y puntos de vista, de la esplendorosa recreación de la naturaleza, de la paleta de colores apagados que dan vida al invierno terrible, un enemigo más en este viaje lleno de muerte y sufrimiento…

No se nota mucho que me ha entusiasmado el trabajo de Parnotte, ¿verdad?

Capa y espada que combina a la perfección con el realismo sangriento y despiadado que retrata una época sangrienta y despiadada. En la mejor tradición europea, una auténtica delicia visual, equilibrada, emocionante, que juega con los ritmos y que contiene algunas de las secuencias de lucha más vistosas que he visto dibujadas. A disfrutar, lectores.

‘El Maestro de Armas’ se edita en España por Norma Editorial. Editado con el gusto que da la experiencia, se trata de un álbum a la europea que hace justicia a su contenido. Gran calidad de papel y formato ideal para disfrutar en plenitud del arte de Parnotte, el volumen cuenta con 96 páginas a todo color. Lo podrás encontrar en tu librería favorita al precio de 24 euros.

Xavier Dorison

Parisino nacido en 1972, decidió que sería escritor a pesar de haberse diplomado en la escuela de comercio. Su primera obra como guionista, ‘El Tercer Testamento’, significó una gran éxito de crítica y público, por lo que sus convicciones respecto a su carrera quedaron confirmadas. En los siguientes años sería co creador de títulos como ‘Prophet’, y ‘Long John Silver’, una visión muy personal del personaje clásico de ‘La Isla del Tesoro’.

LA NUEVA OBRA DE UNO DE LOS GRANDES NOMBRES DEL CÓMIC DE AVENTURAS

Año 1537. En las recónditas montañas de Jura, un enviado de la Iglesia exacerba el odio de los católicos contra un joven protestante y su guía, Hans Stalhoffer. ¿Su crimen? introducir en Suiza una Biblia traducida al francés para imprimirla. Comienza una persecución sin tregua, pero Hans no es una presa cualquiera: él es el viejo maestro de armas del rey… Y la presa está decidida a convertirse en cazador.

Dorison (Long John Silver, Undertaker) y Parnotte (La sangre de los porfirio) presentan una historia violenta y vibrante en un contexto histórico único: la Europa que vivió la guerra fratricida entre católicos y protestantes.

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.