Reseña de ‘No me lo digas con flores 2’ (edición kanzenban)

No me lo digas con flores hana yori dango

El primer volumen de ‘No me lo digas con flores‘, que está reeditando Planeta Cómic, sirvió para presentarnos a los personajes y los temas principales que va a tratar este manga. Por supuesto el amor y el romance están presentes, pero como os dijimos, hay bastante más aquí: la amistad, la valentía, el acoso escolar, la superación personal…

Al final del tomo anterior dejamos a nuestra protagonista Tsukushi Makino de vacaciones, invitada a la casa de la playa de su amigo de la infancia Kazuya. Al mismo sitio terminan yendo la gran mayoría de sus compañeros de clase, como era de esperar. Y eso dará lugar a todo tipo de enredos y situaciones, ya que la trama justo arranca con Tsukushi petrificada tras haber besado sin querer a Tsukasa Domyoji, el chico más odioso del instituto, líder del grupo de niños ricos conocido como el F4.

no me lo digas con flores 2Un comienzo de tono adolescente, como es de esperar, que luego da paso a una parte un poco más seria en la que vuelven el acoso y las situaciones desagradables para nuestros protagonistas. Aquí tengo que reconocer que hay escenas que se me han hecho difíciles, sobre todo debido a situaciones exageradas de agresión hacia los personajes que, si realmente ocurrieran en la vida real, serían terribles. Aquí sin embargo tenemos un elemento fundamental, sin el que la historia no se sostendría: el humor.

Yoko Kamio utiliza ingredientes de drama, de romance, de misterio en ocasiones… pero ‘No me lo digas con flores’ es, por encima de todo, una comedia. Todas las situaciones se llevan al límite, incluso la agresividad (los dos protagonistas, tanto Tsukushi como Domyoji son muy agresivos en ocasiones, pero estamos hablando de peleas dignas de un shonen de artes marciales, ya que hasta se dan patadas). Al exagerar hasta lo infinito, se cruza el límite de lo absurdo y hasta la situación más seria está envuelta en humor. También ayudan los comentarios sarcásticos insertados no solo en los globos de diálogo de los personajes, sino a veces en frases que flotan de fondo, o en flechitas que señalan a las viñetas. Por ejemplo, cuando Kazuya y Domyoji discuten al principio sobre la pesca de calamares, y atravesando las viñetas hay un cartel que dice “Es una discusión de bajo nivel intelectual”.

Domyoji no me lo digas con floresOtro recurso para el humor es el dibujo. Ya os dijimos que Kamio utiliza con mucha frecuencia los primeros planos, rompiendo constantemente la disposición de las viñetas para llevar la atención del lector a donde quiere. Y en muchas ocasiones veremos primeros planos de caras muy exageradas que nos harán reír. Igualmente, la autora también va a usar los primeros planos para darle profundidad emocional. Y es que más allá del humor, ‘No me lo digas con flores’ no deja de ser una historia de amor.

Las viñetas también nos van a servir para acercarnos al rostro de los personajes al tiempo que los diálogos nos cuentan sus pensamientos. A veces, los dibujos salen de la realidad cotidiana para reflejar una ensoñación del personaje, algo que está recordando o imaginando.

Es en este tomo donde empezamos a conocer la personalidad de Tsukasa Domyoji, que en el volumen anterior quedaba reflejado tan solo en el estereotipo de niño rico caprichoso. Aquí iremos viendo pinceladas de su personalidad, sus debilidades, sus problemas… y entenderemos mucho más su forma de actuar y sus reacciones. Es interesante cómo vamos viendo esto en parte desde los ojos de Tsukushi, por lo que podemos entender la forma en la que pasa de odiarle a tenerle, como mínimo, cariño.

Los personajes secundarios también empiezan a desarrollarse más. El misterioso Rui Hanazawa, como tercer punto del triángulo junto a Tsukushi y Domyoji, también se da más a conocer. La fantástica Shizuka Todoh que rompe cualquier estereotipo femenino al decidir llevar las riendas de su propia vida y no quedarse en lo superficial, y que sirve de ejemplo y de inspiración a la protagonista. Y por supuesto otros muchos que desfilan por las páginas del manga y poquito a poco van dejando que los vayamos conociendo.

sakurako sanjo no me lo digas con floresY justo en las últimas páginas se presenta un personaje que será de importancia en el siguiente arco argumental: Sakurako Sanjo, una chica aparentemente adorable que acaba de llegar a la escuela. El manga por tanto sigue evolucionando el ecosistema del instituto que, lejos de ser simple, es como cualquier otro grupo cerrado de personas un caldo de cultivo para todos los valores y defectos de sus miembros.

‘No me lo digas con flores’ sigue siendo un manga muy interesante, que trasciende la etiqueta de “juvenil” para convertirse en una comedia divertidísima con personajes muy humanos a los que una vez coges cariño, ya no quieres soltar. Temas típicos y lugares comunes, pero tratados de forma muy fresca que no cansa, siempre con el humor de fondo.

Planeta Cómic lo publica, como ya os dijimos, en una nueva edición tipo kanzenban (de mayor tamaño y calidad), con formato 148 x 310 y una media de 340 páginas por entrega. En total serán 20 tomos y este tiene un precio recomendado de 16,95 euros. La calidad de la edición se nota, con una encuadernación muy cuidada y algunas páginas extra (galería de ilustraciones, “making of”) a color, a lo que se añade la portada, elegante y respetando la original japonesa.

No me lo digas con flores hana yori dango edición japonesa

 

Yoko Kamio

Nacida el 29 de junio, la conocida autora Yoko Kamio empezó su carrera en 1986 con ‘Hatachi no mama de matteru’. Este manga de estilo shôjo fue publicado en la revista The Margaret de Shueisha. Tras publicar en la misma revista varios trabajos breves, el éxito le llegó en 1992 con el manga ‘No me lo digas con flores’ (Hana yori dango), que fue serializado durante doce años en The Margaret. El título vendió más de 61 millones de copias en Japón, se adaptó a serie de animación y a película y catapultó a su autora a la fama. En 1996 recibió el 41st Shogakukan Manga Award al mejo shojo del año. Tras finalizar su gran éxito, que se extendió por 36 volúmenes más uno especial, la mangaka continuó con ‘Cat’s Street’, que a pesar de su buena calidad argumental, no estuvo a la altura de su predecesor. Posteriormente Kamio ha publicado ‘Tiger and Wolf’ y ‘Matsuri Special’, y actualmente se encuentra trabajando en ‘Hana Nochi Hare: HanaDan Next Season’, una secuela de ‘No me lo digas con flores’.

No me lo digas con flores 2 portadaNo Me lo Digas con Flores nº 02/20 (Nueva edición)
(Hana Yori Dango)
Yoko Kamio

Editorial: Planeta Cómic
Temática:
Cómic | Cómic juvenil | Shojo juvenil lectura oriental
Colección: Manga Shojo | Serie NO ME LO DIGAS CON FLORES
Número de páginas: 336
Regresa uno de los manga shôjo más famosos, en formato kanzenban de lujo

Sinopsis de No Me lo Digas con Flores nº 01/20 (Nueva edición):

Tsukushi, con la ayuda de Shizuka, se viste de punta en blanco para asistir a una fiesta muy exclusiva en un yate. Pero su sueño se convierte en una pesadilla cuando, en medio de la confusión, besa a un chico. ¡Es Domyoji! Tras el espanto inicial, la protagonista de este manga shojo se da cuenta de que le ha dado su primer beso a ese pijo impresentable, y acaba destrozada…

Kazuya, para vengarla, reta a Domyoji a ver quién pesca más calamares, y le explica cómo era Tsukushi en la escuela primaria. Pero a pesar que la última noche en el yate de Domyoji fue muy divertida, cuando empiezan de nuevo las clases todo sigue igual o peor aún, porque Domyoji descubre que Tsukushi y Rui se veían en las escaleras y se pone muy celoso… ¿Qué será capaz de hacer?

No me lo digas con flores #2

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.