El Videoclub: ‘Thor: Historias de Asgard’

Dada la proliferación de películas de superhéroes que colapsan las pantallas de cine,  es de lo más lógico reconocer que estos personajes, que gustan de vestir coloridas mallas y de pelearse con poderosos villanos, están más de moda que nunca. Una muestra de ello es el presente mes de noviembre, en el que tanto Marvel como DC coinciden en cartelera con dos grandes producciones. Mientras que Batman y sus amigos unen fuerzas en ‘La Liga de la Justicia’, si nos fijamos en la Casa de las Ideas, la película que nos interesa responde al título de Thor: Ragnarok(estrenada a finales del mes pasado), de cuyo análisis ya nos hemos encargado.

Por ello, este artículo está dedicado a otro largometraje del dios del trueno, es decir, el mitológico personaje adaptado para las páginas de ‘Journey to mistery‘ nº 83 (1962), gracias a Stan Lee, Larry Lieber y Jack Kirby. No obstante, en lugar de estar interpretado por actores reales, el filme cuya crítica puedes leer a continuación es de animación, como puede deducirse de las imágenes que lo acompañan. Me estoy refiriendo a ‘Thor: Historias de Asgard‘ (2009), también conocida como ‘Thor: Cuentos de Asgard‘.

A los lectores veteranos del personaje es posible que les suene bastante el título de esta película, ya que es más que evidente su similitud con las aventuras que aparecían de complemento en algunos tebeos de Thor, con o sin la presencia el dios del trueno, en  las que Stan Lee y Jack Kirby narraban historias acontecidas en el mundo de los dioses, bajo el título de ‘Relatos de Asgard‘.

Dirigida por Sam Liu, esta película, de tan solo 77 minutos de duración, se sitúa en los años de juventud de Thor. Hace muchos años, Odín mantuvo una feroz pelea, en el mundo de Jötunheim, con el demonio Surtur, al que logró derrotar, aunque la espada esgrimida por el villano se perdió en el fragor de la batalla. Fandral, Volstagg y Hogun, los tres guerreros más conocidos de Asgard, han realizado varias expediciones al lugar de la contienda para tratar de encontrar, sin éxito, la poderosa arma.

Para mostrar su valía y que todos los habitantes de Asgard dejen de considerarlo inferior, el joven Thor, acompañado de su hermanastro Loki, decide colarse en el barco de los guerreros, solo para descubrir que las aventuras de las que alardea el trío son simples fanfarronadas, ya que no hacen ninguna expedición, sino que se dedican a matar el tiempo en las tabernas del camino. Tras delatar su intrusión y después un altercado en un local, Thor logra convencer a sus compañeros de viaje para buscar de verdad la espada de Surtur, sin saber que esa tarea le acarreará un montón de complicaciones.

Aparte de los personajes ya mencionados, a lo largo de la trama podemos encontrar famosos secundarios que no tendrán problemas en reconocer los seguidores de las aventuras de Thor, tales como Sif, Brunhilda, la Encantadora (cuya aparición es bastante breve) o Heimdall (de presencia puramente testimonial).

Entre los datos más destacables de la película podemos hacer mención de tres hechos bastante curiosos: el primero de ellos es que Thor no blande el poderoso martillo Mjolnir en ningún momento (tenemos que dar por hecho que aún era demasiado joven para ganárselo); el segundo es que Loki aparece como un buen camarada durante toda la trama, aunque  al final de la película veamos como empieza a aflorar su lado oscuro y el tercero es que podemos comprobar que la última batalla sucedida en este filme fue la que le costó a Odín un ojo de la cara (nunca mejor dicho).

En el apartado visual, ‘Thor: Historias de Asgard‘ también funciona bastante bien, ya que la mayoría de los cuerpos están diseñados de una manera anatómicamente correcta, a pesar de las puntiagudas barbillas que lucen algunos personajes. Además, las versiones jóvenes de los protagonistas son tan parecidas físicamente a sus contrapartidas adultas que al fan del dios del trueno marvelita no le costará nada identificarlos.

En resumen, si eres seguidor de las aventuras del hijo de Odín y no tienes perjuicios hacia las películas de dibujos animados, en el filme ‘Thor: Historias de Asgard‘ encontrarás todos los ingredientes necesarios para disfrutar de la aventuras del dios nórdico que Stan Lee y Jack Kirby supieron adaptar para Marvel.

Thor-Ragnarok (72)

No obstante, si consideras que los dibujos animados no son lo tuyo y prefieres ver en acción al dios del trueno de Chris Hemsworth (porque no creo que nadie prefiera a Eric Allan Kramer, aunque para gusto se hicieron los colores) tienes material más que suficiente donde elegir ya que, hasta la fecha, dicho actor ya ha protagonizado ‘Thor‘ (2011), Thor: El mundo oscuro(2013) y la ya citada ‘Thor: Ragnarok‘, además de aparecer en ‘Los Vengadores‘ (2012) y ‘Vengadores: La era de Ultrón‘ (2015). Así que parece bastante claro que, ya sea dentro o fuera de los cómics, tenemos hijo de Odín para todos los gustos.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.