Visita a ‘Harry Potter: The Exhibition’

La magia del mundo de Harry Potter se instala por primera vez en España y lo hace a lo grande, con más de 1400 metros cuadrados de exposición para el deleite de todos los Magos… y Muggles. Y es que ‘Harry Potter: The Exhibition’ resulta una experiencia única tanto para los fans del universo de Rowling como para aquellos que sientan curiosidad por el “detrás de las cámaras” de una producción cinematográfica y quieran ver de cerca detalles como atrezzo, vestuario y decorados.

“‘Harry Potter’ es un fenómeno transgeneracional con una base de fans increíble en España. La reacción ha sido espectacular y estamos encantados de dar la bienvenida a esta exposición internacional a Madrid” comenta Rafael Giménez, de Sold Out, uno de los organizadores de la exposición.

La gran acogida que ha tenido el evento, incluso antes de su inauguración con entradas agotadas en preventa, ha sido el detonante para prorrogar la exposición, que se quedará en Madrid hasta el 2 de abril. Para inaugurar la exposición el 18 de noviembre, los gemelos Weasley (James y Oliver Phelps) han acudido a la presentación, además de visitar las esculturas que se encuentran repartidas por la ciudad de Madrid hasta el 10 de diciembre como anexo de la exposición.

En ‘Harry Potter: The Exhibition’ nos rodeamos de diferentes elementos utilizados a lo largo de las ocho películas del joven mago. Esto viene siendo un aperitivo del gran pastel, los estudios de Londres en los que se rodaron las películas y donde en la actualidad se encuentra el mayor museo de la saga de películas. Para aquellos que hayáis podido visitar ‘The Making of Harry Potter: Warner Bros. Studio Tour London’ encontrareis esta exposición de corta duración y os dará la sensación de que se trata de un resumen de la misma.

En parte lo es pero, sobre todo, se trata de un acercamiento al mundo de Harry Potter a partir de los objetos más icónicos de la saga, con la comodidad añadida de no tener que desplazarse tantos kilómetros, viajar al extranjero e incluso pasar por el cambio de divisa.

Próxima parada: Hogwarts

La exposición comienza con una pequeña ceremonia de selección en la que algunos afortunados serán llamados para ponerse el Sombrero Seleccionador y descubrir a que casa pertenecen.

Sombrero Seleccionador
El Sombrero Seleccionador indica a algunos asistentes la casa de Hogwarts a la que pertenecen

En la antesala disfrutamos de una breve proyección partida en ocho pantallas – una por película de la saga – donde vamos recordando algunos de los momentos más simbólicos de las películas. Este momento es uno de los más nostálgicos que encontraremos en la exposición, pensado para preparar al visitante para el viaje que está apunto de realizar. En este caso únicamente encontramos imágenes de las películas mientras que en Londres también se podía disfrutar de un pequeño documental en el que se informa al visitante sobre el impacto de Harry Potter, detallando sobre todo su aspecto literario. Es una pena que no se haya hecho hincapié en ello en esta ocasión.

Estas imágenes conectan directamente con la inicio de la exposición en la que encontraremos una réplica exacta del Expreso de Hogwarts con el que se proporciona una entrada espectacular.

Una vez empezamos el recorrido vamos descubriendo detalles de la sala común de Gryffindor, con el retrato de la Dama Gorda, los decorados del dormitorio de Harry y Ron, así como vestuario y atrezzo de cada uno de los protagonistas. En la vitrina dedicada a Harry podremos ver, por ejemplo, el Mapa del Merodeador o el álbum de fotos que Hagrid le entrega en ‘La piedra filosofal’; en la de Ron vemos, entre otras cosas, su varita pegada tal y como la utiliza en ‘Harry Potter y la cámara secreta’, el Vociferador que su madre le envía en esa misma película o detalles de su equipo de Quidditch, el Chudley Cannons; en la de Hermione encontraremos su bolso de cuentas aparecido en ‘Las reliquias de la muerte’, la lista del ejército de Dumbledore de ‘La orden del fénix’ o algunos libros. También encontramos en esta sección vestuario y atrezzo de Neville Longbottom y Luna Lovegood.

Pasamos después a explorar las aulas de algunas asignaturas como Pociones, Defensa contra las Artes Oscuras, Adivinación y Herbología. En todas ellas vamos descubriendo más objetos y vestuario aparecido en las películas. Lo más interesante de esta sección es encontrarnos con las mandrágoras en la clase de Herbología, ya que son uno de los elementos interactivos de la exposición. Podremos tirar de ellas y escucharlas gritar, algo que a pesar de ser divertido y acercarnos a descubrir el aspecto más mecánico de las películas – cuya magia a lo largo de la producción es más artesanal que digital – puede acabar resultando molesto. Todo el mundo quiere sacar su mandrágora, pero no hay orejeras disponibles para pasar ese trago.

Mandrágoras
Mandragoras preparadas para ser extraídas por los visitantes

Sin embargo, y para olvidarnos de esos gritos infernales, inmediatamente después pasaremos a la sección de Quidditch, donde accederemos al siguiente elemento interactivo: en esta ocasión podremos lanzar la Quaffle por los aros para convertirnos en los mejores cazadores de nuestro equipo. Esto también nos permitirá contemplar en detalle las Quaffle y ver el escudo de Hogwarts que tiene grabado.

También podemos ver detalles como escobas, la Snitch Dorada, cartelería relacionada con la 422 Copa Mundial de Quidditch, así como otros elementos de atrezzo. Por otra parte, entre el vestuario veremos las equipaciones y protecciones de Harry, Ron, Cedrid Diggory y Draco Malfoy, así como las equipaciones de Irlanda y Bulgaria en los mundiales, entre otras.

Después entramos en la cabaña de Hagrid donde podremos admirar detalles de su decorado, sentarnos en su gran sillón y ver como se mueve el huevo de dragón en la mesa, otro de los elementos mecánicos con los que cuenta la producción. También encontraremos a Buckbeack y el vestuario que los tres jóvenes protagonistas llevaban en el final de ‘El prisionero de Azkaban’. Estos se presentan con una ambientación que nos lleva a asociarlos directamente con esos momentos de la película, buscando siempre la conexión con el visitante. Esto volverá a repetirse con el último vestuario que veremos en la exposición.

Vestuario
Vestuario ambientado con el final de ‘El prisionero de Azkabán’

La siguiente sección es la más tenebrosa de la visita, llegando a estar las luces tan tenues que en algún momento rozan la máxima oscuridad. Y es que la ocasión lo merece, ya que accedemos al Bosque Prohibido. Junto a esta sección destacarán también elementos de Magia Oscura, donde podremos ver vestuario de Mortífagos, Dementores, una animación de la Marca Tenebrosa, réplicas de Nagini y algunos Horrocruxes, entre otros.

La Marca Tenebrosa aparece en la exposición

La última sala del recorrido hace las veces de Gran Comedor, donde encontraremos accesorios relacionados con el Torneo de los Tres Magos de ‘El cáliz de fuego’, donde destaca la magestuosa copa del torneo; el vestuario del Baile de Navidad como el de Hermione y Ron; colección de las Reliquias de la Muerte; una gran cantidad de atrezzo de Honeydukes, la tienda más dulce de todo Hogsmeade y de Sortilegios Weasley, la tienda de los gemelos, entre otras cosas.

Al final del recorrido también encontraremos la tienda oficial de la exposición, donde primará el merchandising relacionado con el evento, aunque sin una gran variedad de opciones. También se podrán conseguir dulces como las ranas de chocolate, grageas o algunos caramelos de Honeydukes. Cabe destacar la guía oficial de la exposición, un recuerdo único del evento que recomiendo para poder recordar el contenido de la misma. Entre sus páginas podremos ver detallados los objetos que hemos ido contemplando, así como algún texto extraído de entrevistas al equipo técnico de la películas. Todo ello adornado con imágenes de la saga y un atractivo diseño.

La duración de la exposición está especialmente condicionada por el ritmo que cada uno lleve a la hora de recorrerla, ya que si se ve sin detenerse rápidamente habrá acabado la visita. Por lo tanto, recomiendo dejarse llevar por los detalles, leer los rótulos, explorar con detenimiento cada objeto y prenda y participar en las actividades interactivas que nos plantea la organización. De esta forma sacaremos el máximo partido a nuestra visita, que también dispone de una audio guía para quién lo desee, solicitándola al comprar la entrada.

En definitiva, la visita de ‘Harry Potter: The Exhibition’ es ruta obligada para todos los “Potterheads” y totalmente recomendada para el resto de Muggles.

Si tenéis alguna duda puntual del evento no dudéis en visitar la página web oficial de la exposición, donde también podréis comprar las entradas. A continuación os dejamos los datos que necesitáis para preparar vuestra visita.

|| Álbum de fotos ||

‘Harry Potter: The Exhibition’

  • ¿Dónde?
    IFEMA – Feria de Madrid (Pabellón 1 – Puerta Sur)
    Av. Partenón, 5 28042 Madrid
  • ¿Cómo llegar?
    – Metro: Línea 8 (Parada Feria de Madrid)
    Autobús: 112, 122 y 828
    Coche: M11 (Salidas 5 y 7), M40 (salidas 5, 6 y 7) y A2 (salida 7)
  • ¿Hasta cuando?
    Del 18 de noviembre de 2017 hasta el 2 de abril de 2018
    – Martes, miércoles, jueves y domingos: 10:00-20:00
    – Viernes y sábados: 10:00-21:00
    – Lunes cerrado excepto festivos, puentes y períodos vacacionales
    Os recomendamos consultar en la página web de la exposición los horarios con respecto a la apertura en festivos. La visita se realiza en franjas horarias de media hora, por lo que será necesario acudir a la hora marcada en la entrada. El último acceso a la exposición será una hora y media antes del horario del cierre.
  • Precios
    – Niños: 13,90€
    – Adultos: 16,90€
    – Hay disponible un Pack familiar de 4 personas (mínimo 1 adulto) a partir de 50€
    En todos los casos hay que añadir los gastos de servicio y gestión de 1€

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.