¿Tiene Lobezno ombligo a pesar de su factor de curación?

¿Lobezno tiene ombligo? Es una curiosa pregunta si tenemos en cuenta que el ombligo no deja de ser una cicatriz y que Lobezno se cura de todas sus heridas sin que estas dejen rastro…

Lobezno
Se intuye el ombligo…

Primero habría que aclarar que hasta bien entrada la década de los años setenta, en la industria del cómic de superhéroes los personajes masculinos ni siquiera tenían pezones. Si nos centramos en los ombligos, antes del presente siglo estos rara vez aparecían por mucho que el tronco de un personaje estuviera al desnudo. Concretamente en el caso de Lobezno, lo hemos podido ver en multitud de ocasiones sin camiseta, pero la frondosa pelambrera que luce impide casi siempre que se muestre la parte del ombligo. Sin embargo, en alguna ocasión se lo hemos podido llegar a ver…

Ahora bien, teniendo en cuenta su factor de curación, ¿cómo es esto posible? La explicación es bastante sencilla: Lobezno, al igual que la mayoría de los mutantes, no desarrolló su poder hasta haber alcanzado la pubertad, como se mostró en el número #2 de ‘Lobezno: Orígenes’. Por lo tanto, el personaje ya disponía de un ombligo antes de tener sus poderes mutantes, y el adquirir un factor de curación no hizo desaparecer las cicatrices que ya estaban presentes en su cuerpo, solo las que se hizo a partir de ese momento.

Todas esas ocasiones en las que su cuerpo fue destrozado, dejado en poco más que unos huesos o totalmente quemado (como ocurrió en ‘Civil War’), su factor de curación actuó de tal forma que reprodujo el aspecto que tenía con anterioridad, conservando aspectos como la longitud del cabello o el ombligo. Por supuesto, hay guionistas que han desafiado (a propósito o no) esta explicación, pero sin duda es la más lógica…

Fuente: Comic Book Resources

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.