Reseña de ‘Marvel Integral: Siempre Vengadores’

Siempre Vengadores

Los Vengadores de ayer, hoy y mañana

Hay autores que incluso en sus horas más bajas siempre ofrecen un nivel mínimo de calidad que hace que sea muy difícil que me arrepienta de gastar mi dinero en cualquier cómic que lleve su nombre en la portada. Ahora, gracias a Panini Comics, tenemos en nuestras tiendas especializadas una edición de lujo de ‘Siempre Vengadores’, uno de los títulos más alabados en los años noventa del grupo por antonomasia de Marvel Comics que reúne a dos de esos autores, Kurt Busiek y Carlos Pacheco.

Siempre Vengadores
Portada del número #8 de ‘Siempre Vengadores’

La Guerra del Destino

Poco antes de que el primer número de ‘Siempre Vengadores’ fuera publicado, el personaje de Rick Jones se acercaba a su muerte debido a un envenenamiento por radiación gamma. Por suerte, los amigos siempre están ahí para hacer lo posible por ayudar en las situaciones difíciles, especialmente si esos amigos son los Vengadores. Estos harán lo posible por ayudar al joven Rick, poseedor de una fuerza de poder descomunal que ya empleó a modo de deus ex machina en el pasado, pero no contaban con que el villano conocido como Immortus se interpondría en su camino y trataría por todos los medios de acabar con la vida de este.

Pero para contrarrestar la acción de Immortus aparecerá otro gran villano de la historia de los héroes más grandes de la Tierra, Kang el Conquistador. No será este el único ser que se posicione para salvar la vida a Jones, ya que tanto Libra como la Inteligencia Suprema Kree serán también unos inesperados aliados. Pero como estos parecen no ser suficiente para acabar con los planes de Immortus, se va a reunir a un grupo de Vengadores llegados de distintos momentos de la historia: el Hombre Gigante y la Avispa del tiempo presente (el de la Marvel de finales de los años noventa, claro está); un Capitán América desanimado con su nación recién salido de la saga ‘Imperio Secreto’; un Ojo de Halcón que acaba de pasar por la Guerra Kree-Skrull; otro Hank Pym mentalmente inestable de los tiempos en los que se hacía llamar Chaqueta Amarilla; Genis Vell, el hijo del respetado Capitán Marvel, y una Pájaro Cantor de un futuro en el que ha dejado atrás definitivamente sus tiempos como villana y forma parte de los Vengadores. Comienza así la llamada Guerra del Destino.

Siempre Vengadores
Un grupo con una dinámica de lo más interesante

Pero, ¿quién demonios es Rick Jones?

En la actualidad Rick Jones no es demasiado conocido por los lectores de Marvel Comics, pero hace tiempo era un personaje capital. Richard Milhouse “Rick” Jones apareció por primera vez en el primer número de ‘The Incredible Hulk’, siendo el responsable de la transformación de Bruce Banner en Hulk y posteriormente su compañero de viaje. Por si esto no fuera suficiente, Rick fue desde cierto punto de vista el fundador de los Vengadores para convertirse después en un sidekick del Capitán América, como si de un nuevo Bucky Barnes se tratara.

Pero Rick no siempre estuvo limitado por su condición humana. Tras encontrar unas nega-bandas une su destino al del Capitán Marvel, y sería fundamental en el final de la Guerra Kree-Skrull, donde utilizó la Fuerza del Destino (un terrible poder contenido dentro de la humanidad) por primera vez con la ayuda de la Inteligencia Suprema Kree. Después de aquello su existencia fue bastante ajetreada y estrambótica, ya que pasa por un periodo en el que él mismo se transformó en una criatura similar a Hulk, se casa con Marlo, se une al Panteón, lucha en la Guerra de Trans-Abal, rueda una serie de televisión, se queda paralítico… hasta llegar ‘Siempre Vengadores’.

Siempre Vengadores
Veremos desfilar por estas páginas a un montón de versiones alternativas de los Vengadores

Immortus Vs Kang el Conquistador

Tanto Immortus como Kang el Conquistador son dos villanos del Universo Marvel que se dedican principalmente a manipular la corriente temporal, con todos los problemas que ello supone. Los parecidos que se puedan sacar entre ambos no son fruto de la casualidad, ya que a pesar de que son tratados como dos personajes diferentes en realidad Immortus no es más que una encarnación futura de Kang el Conquistador que se ha establecido en el Limbo.

Tras viajar por el tiempo al año 2950 AC, el Antiguo Egipto, este villano se aprovecha de su superioridad tecnológica para convertirse en el Faraón Ranma Tut, buscando controlar a un joven mutante llamado En Sabah Nur, que luego sería Apocalipsis. Posteriormente viaja a un futuro distópico en el que reúne un pequeño ejército que conquistó a toda la Tierra y a muchos otros mundos, e incluso otras dimensiones. Así nació Kang, el Conquistador, a quien no le bastaba con conquistar su presente: necesitaba dominar el siglo XX.

Siempre Vengadores
Cantidad de viñetas alargadas verticalmente

Pero además de este ansia de conquista, una de las mayores motivaciones de Kang es posicionarse siempre que pueda en contra de Immortus con el objetivo de no acabar convirtiéndose en él. Y esto es lo que enfrenta a estos peculiares enemigos en ‘Siempre Vengadores’: Immortus desea acabar con la vida de Rick Jones (por motivos que descubriremos al final de la historia), y por lo tanto Kang hará lo posible para salvarle.

¿Un cómic de los años noventa?

‘Siempre Vengadores’ se puede ver en cierta manera como un canto de cisne de la Marvel que cerraba un ciclo con el cambio de siglo y la llegada a la Casa de las Ideas de Joe Quesada. Eran otros tiempos, la resaca de ‘Watchmen’ había cambiado de la peor forma posible el cómic mainstream de superhéroes y los años noventa habían estado plagados de tipos con los dientes apretados, muchos bolsillos y mala actitud que no respondían al rol de héroe clásico. Internet no estaba en todas las casas y el público era más ingenuo y menos exigente.

Siempre Vengadores
…y más verticalidad…

Estos eran tiempos en los que todavía los personajes verbalizan sus pensamientos de forma poco realista y se metían de lleno en aventuras que desafiaban toda lógica. Eran las de por aquel entonces historias que apostaban más por la maravilla que por la coherencia. Y ‘Siempre Vengadores’ puede ser visto como el paradigma, en el mejor de los sentidos, de toda esa era del cómic.

Quizás la parte más interesante de esta historia sea la idea de la que parte. El contar con personajes emblemáticos sacados de distintas épocas y jugar con la dinámica de grupo que se establecía entre ellos tuvo que ser algo de lo más divertido para los autores, y eso se refleja en lo apasionante que es su lectura. Y también hay que alabar el trabajo enciclopédico realizado para que podamos recorrer a través de la memoria de Immortus momentos de importancia capital en la historia de los héroes de Marvel, ahora desde un nuevo punto de vista que podría ser tomado como un ejercicio de retrocontinuidad.

Obviamente, ‘Siempre Vengadores’ no es una historia apropiada para que un nuevo lector se introduzca en el mundo de los superhéroes de Marvel Comics, pero sin duda es una compra más que necesaria para todo aquel que ya está metido hasta las rodillas en este maravilloso mundo de las mallas y los rayos de energía…

Siempre Vengadores
¡Wow!

Un Pacheco en estado de gracia

Carlos Pacheco era por aquel entonces uno de los dibujantes de superhéroes más respetado del mercado, y aquí vemos por qué. Hay temas visuales en ‘Siempre Vengadores’ que no me acaban de convencer, como la predominante ausencia de fondos en las viñetas o la gran cantidad de viñetas verticales que abarcan toda la página a lo largo, algo que me resulta duro a la hora de seguir la acción y comprender lo que ocurre de un solo vistazo. Pero por contra tenemos gran cantidad de splash pages con multitud de personajes al estilo George Pérez, tenemos grandiosos rediseños más o menos sutiles de muchos héroes y villanos (destacando especialmente a un poderoso Kang) y tenemos en varias ocasiones una atmósfera de lo más kirbyana (los famosos “Kirby dots” se dejan ver mucho por aquí) que resulta maravillosa.

Siempre Vengadores
Pacheco y Merino, el dúo dinámico

A pesar de todo, algo no acaba de funcionar con el dibujo. Se disfruta mucho su lectura, pero gracias a esta edición podemos echar un vistazo a los impresionantes lápices de Pacheco y a las estupendas tintas de Jesús Merino, y ahí es cuando nos damos cuenta de que lo que ha llegado a nuestras manos ha perdido calidad por el camino. Teniendo en cuenta que el colorista, Steve Oliff, es un tipo de reputado talento que ha respetado a la perfección el trabajo de sus compañeros en esta ocasión, ¿dónde está el fallo? Probablemente habría que echarle la culpa a la época en la que fue concebida esta historia, ya que eran los primeros tiempos de la impresión digital y tal vez la técnica no estuviera del todo depurada.

Pero a pesar de este pequeño problema, ‘Siempre Vengadores’ es una historia que visualmente ha marcado tendencia. Y no deja de ser curioso que un cómic que se basa tanto en mirar al pasado haya sido visualmente tan influyente en lo que podríamos ver en los años posteriores…

Siempre Vengadores
Portada del número #4 de ‘Siempre Vengadores’

Una edición de lujo

El tomo de lujo ‘Marvel Integral: Siempre Vengadores’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 376 páginas a color con un tamaño de 18 x 27,5 cm. e incluye la traducción de los 12 números de los que se compone la serie ‘Avengers Forever.

Además, esta edición de lujo incluye una introducción a cargo de Kurt Busiek escrita en 2000, una sección con bocetos de varias portadas y páginas interiores en las que se puede apreciar el trabajo de Pacheco y Merino así como las portadas originales de cada uno de los números y las alternativas realizadas por diversos artistas. También se incluye una entrevista a Carlos Pacheco y Jesús Merino por Rafa Marín, un compendio de declaraciones sobre la obra de Pacheco, Busiek y el editor Tom Brevoort recogidas por Iñigo de Prada y un completo e interesante listado de referencias de todos los capítulos del cómic.

El precio de venta recomendado de este tomo es de 35 € y se puso a la venta en noviembre de 2017.

Siempre Vengadores

Kurt Busiek

Nació en Boston en 1960, comenzando su carrera profesional como guionista en el mundo del cómic con 22 años. Por sus manos han pasado la gran mayoría de héroes de las dos grandes editoriales americanas: Marvel Comics y DC Comics. Entre sus trabajos más aclamados encontramos la serie Marvels y la etapa de Los Vengadores que creó junto a George Perez en 1997, volviendo a formar un dúo junto a este artista varios años después, en la serie JLA/Vengadores. Después de esto se encargó de varias historias sobre Conan para la editorial Dark Horse, firmando posteriormente un contrato de exclusividad con DC Comics donde colaboró junto a Geoff Johns ideando historias para el evento Crisis Infinita.

Siempre Vengadores

‘Marvel Integral: Siempre Vengadores’

Contiene Avengers Forever 1-12 USA.

La obra maestra en la que se desvela la verdadera esencia de Los Vengadores: del pasado, presente y futuro.

Envenenado por radiación gamma, Rick Jones agoniza. Su única esperanza está en sus viejos amigos. Empieza La Guerra del Destino.

Guion: Kurt Busiek, Stan Lee y Roger Stern

Dibujo: Carlos Pacheco, Jesús Merino, George Pérez, Steve Oliff y Tony Kelly

‘Marvel Integral: Siempre Vengadores’

¡No te vayas sin comentar!