Reseña de ‘Showman Killer’

portada showman killer

Un asesino sin escrúpulos ni moral en una galaxia que alimenta sus ansias de ganar oro junto a un arte estremecedor es lo que nos presenta ‘Showman Killer’. Si algo destaca en este cómic, escrito por Alejandro Jodorowsky, es la ausencia de reparo al describir escenas macabras o sangrientas, algo muy habitual debido a la naturaleza del protagonista, el mayor asesino de la galaxia, un ‘hombre’ sin emociones ni preocupaciones más allá de ver quién le ofrece más por sus sanguinarios servicios.

El cómo aparece el protagonista de este cómic es difícil de explicar, ya que no es correcto hablar de nacimiento más allá del biológico ni de creación en cuanto a algo inanimado. En el prólogo vemos cómo el doctor Courcolain, un científico sin escrúpulos con unos recursos casi ilimitados, decide crear al asesino perfecto. Esto lo consigue recolectando la semilla de una bestia que introduce en el cuerpo de una humana. Al crecer, Courcolain entrena al niño para que sea un asesino, extirpando sus emociones y obsesionando con el oro al joven. Además, le otorga poderes que le profieren una superioridad respecto a sus enemigos, como se puede ver al final del prólogo, que nos sirve para hacernos una idea de cómo es el protagonista. Al gritar ‘Show’, el protagonista puede transformarse en cualquier animal o bestia imaginada o por imaginar, lo que le otorga una gran ventaja en toda clase de batallas.

Showman killer.

Es en este prólogo en el que vemos la creación de Showman Killer cuando empezamos a entrever cómo será el arte que dibujará la historia. Es un dibujo que no escatima en detalles, y, teniendo en cuenta que este es un cómic en el que hay muertes cada pocas viñetas, vemos escenas no aptas para lectores sensibles a las muertes sangrientas. Y es que si hay algún elemento constante en esta obra es el dibujo brutal de Nicolas Fructus, un dibujante que no tiene reparos en mostrarnos la parte más sórdida de este universo.

Tras saber cómo es el protagonista, el primer capítulo inicia con la llamada a Showman de parte de un rey que desea que salve a su hija de un ataque. Esto nos pone en situación de que no es la primera vez que este rey, llamado el Omnimonarca, contrata a Showman, y nos muestra la avaricia por el oro que este tiene cuando decide desviarse de su misión principal por un poco más de oro. Esta acción, que provoca el desarrollo de la trama de la historia de forma pasiva, contrasta con la acción que realizará después y la palabra que mantendrá.

Algo que es de agradecer cuando se termina de pasar la última página es que no se cae en contradicciones mientras vemos una evolución de los personajes. Esto es que se deja claro que a Showman Killer se le extirparon las emociones cuando era un niño, por lo que no tendría sentido que realizase actos movido por el amor o la empatía. Sin embargo, pese a mantener su amor incondicional por el dinero, vemos una evolución en el asesino ya que, en un principio, apenas piensa en nada más que el oro, pero a lo largo de las páginas logra mezclar estas ansias con el hecho de ayudar a los demás y es esto lo que hace que la historia no se termine en el primer capítulo.

Como antagonista de la historia tenemos a uno de los seres peor dibujados del cómic, Divina Suprahierofante, y no por que esté mal diseñado (todo lo contrario), sino por su fealdad. Podemos establecer un paralelismo entre este Showman y el antagonista, ya que ambos son personajes que ansían abarcar de forma total un elemento que les hace sentir completos, aunque siempre deseen poseer más. El objetivo de Showman ya lo hemos dejado claro, pero el de la Divina Suprahierofante no es el dinero, sino el poder, un poder del que nunca parece sentirse satisfecho/a.

La historia se desarrolla de forma que el lector no disponga de un segundo de tranquilidad para pensar en lo ocurrido y deba seguir leyendo. Esto, junto al dibujo que se nos presenta, vemos un gran cómic que llama la capta tu atención. Por tanto, vemos la aventura del mayor asesino que se ha conocido y se conocerá y que cambiará el universo y al propio protagonista de forma leve pero consistente. ‘Showman Killer’ cuenta con 176 páginas de tapa dura publicado por ECC Comics a un precio de 23€.

Alejandro Jodorowsky:

Es un artista franco-chileno conocido por su faceta como escritor y director de cine. Escribe sus obras en español y en francés. Es el creador, junto a Roland Topor y Fernando Arrabal, del teatro Pánico, un tipo de teatro que nació en la década de 1960 en el que se busca la confusión del espectador. En cuanto al cómic, el primero que escribió fue ‘Aníbal 5’ en 1966, seguido de ‘El Incal’, ‘Roma la loba’, ‘Fábulas pánicas’ entre otros.

portada showman killerHarto de trabajar para el Omnimonarca, el doctor Courcolain urde un plan con el que cosechar fortunas: diseñar genéricamente al mercenario definitivo, a quien bautizará como Showman Killer. Privado de toda emoción, carente de códigos morales e instruido en avanzadas técnicas de combate, el despiadado asesino tan solo experimenta un sentimiento cercano al placer cuando se entrega a la destrucción. Pero el destino del implacable Showman da un inesperado giro cuando conoce a la misteriosa Ibis…

Entre 2010 Y 2012, Alejandro Jodorowsky (La Casta de los Metabarones, El Incal) y Nicolas Fructus (Thorinth) dieron forma a una espectacular trilogía de ciencia ficción integrada por Un héroe sin corazón, El niño de oroy La mujer invisible. Álbumes recopilados en el presente volumen, que despliegan ante el lector un universo fascinante y perturbador.

Showman Killer

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
"No es quien seas en el interior, tus actos son los que te definen"

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.