Subway Terminal Pop-Up de Extreme-Sets, el diorama que todo coleccionista desea

Extreme-Sets Subway Terminal Pop-Up Diorama

Extreme-Sets se ha convertido por méritos propios en un producto indispensable para todo amante de la fotografía de muñecos en su tamaño habitual, es decir, unos 15-20cm (escala 1:12). La compañía estadounidense ideó en 2013 un sistema simple de dioramas para figuras de wrestling, pero con el tiempo, han ido evolucionando su propuesta hasta crear escenarios impresionantes para todo tipo de juguetes y temáticas.

Lo que en su día nació como fondos para que los muñecos quedaran mejor en las estanterías de los coleccionistas, ha dado un paso más allá y ahora proponen decorados amplios y completos. En este primer análisis, de los cuatro que vamos a lanzar en la web por el momento, explicaremos qué ofrecen estos sets y si merece la pena su precio. Aunque desde ya os decimos que sí, que su coste compensa lo que ofrece.

Extreme-Sets Subway Terminal Pop-Up DioramaLos Extreme-Sets actuales están sobre todo pensados para fotografía de juguetes, la tan de moda #ToyPhotography. Instagram y Facebook se han llenado de imágenes de figuras en situaciones de lo más realistas. Los muñecos dejan a un lado su cariz de figura para intentar cobrar vida, aunque sea a través de una fotografía. Para ello, este tipo de dioramas ofrecen una solución económica en comparación con los de foam y demás, a la par que logran una vistosidad que difícilmente se conseguiría de otra forma.

El set que analizamos hoy, el Subway Terminal Pop-Up Diorama, se basa como su propio nombre indica en una estación de metro. Todo un clásico en el mundo del cómic y de las películas de acción.

El set, que llega dentro de una caja de cartón con una pequeña ventana para ver su interior, está formado por seis paredes de 50x30cm, tres suelos de 48x33cm y dos columnas en 3D. Gracias a este contenido podemos crear una estación de 100cm de largo aproximadamente, por 50cm de ancho.

Extreme-Sets Subway Terminal Pop-Up Diorama

Pero lo mejor de este tipo de dioramas es su versatilidad. La estación no tiene por qué tener estas proporciones, sino que ese será su máximo si deseamos tenerla montada al completo y de forma cerrada, con paredes a cada lado. Pero si lo que queremos es sacar fotos o montar solo alguna parte, e incluso montar varios dioramas dividiendo el contenido, lo podemos hacer sin ningún problema.

Las paredes del Subway Terminal Pop-Up Diorama se dividen en tres estilos: dos de ellas muestran un vagón de metro con los clásicos grafitis neoyorquinos, una con la puerta abierta y otra cerrada; otras tres representan paredes con azulejos y líneas de color negro que marcan el número de la estación, en este caso la 9, mostrando además carteles, desconchones y una puerta en una de ellas, y la última tiene el estilo de unas escaleras que suben hacia la calle, además de tener dos cabinas de teléfono junto a ellas. Cada una de ellas cuenta con una definición óptima para que luzcan bien las fotos o el diorama en sí, además de tener un acabado mate que evita brillos.

Los seis diseños independientes se complementan con tres láminas de color gris con una línea amarilla que sirven a modo de andén de la estación. De esta forma, se puede optar por poner de fondo solo los vagones, alguna de las paredes de la estación o todo junto, creando un gran diorama.

Todos los componentes de los Extreme-Sets están hechos de cartón y se unen entre sí mediante ranuras abiertas en uno de los lados de cada pared y salientes en el otro. Mediante ellos se inserta cada pieza y las paredes quedan en pie. En el caso de las columnas, que se pueden situar donde se quiera, tienen un formato de “caja de cartón”, por lo que se montan cada una de ellas de forma independiente y se colocan sobre sí mismas.

Pero esta sencillez también es su punto negativo. Al estar hechos de cartón, la durabilidad de los componentes es limitada y si encima tenemos en cuenta que cada vez que montamos y desmontamos las paredes, hay que insertar y extraer la pestaña que las une, que es de cartón, tenemos un producto que hay que utilizar con cuidado si queremos que perdure. Tal vez en el futuro esto se podría arreglar con unos imanes o unos componentes de mayor calidad, aunque lógicamente, esto incrementaría su precio.

Pese a ese “pequeño” fallo, los dioramas de Extreme-Sets son una solución excepcional para los amantes de la fotografía de figuras a escala 1:12 que no pueden o no quieren tener dioramas más complejos. Por otro lado, otra de las grandes ventajas de estos sets es el reducido espacio que ocupan una vez que se han desmontado. La caja del Subway Terminal Pop-Up Diorama por ejemplo tiene el tamaño de uno de los paneles, unos 52x35cm, y una anchura de 5cm aproximadamente.

Por último, su precio. El diorama centrado en el metro cuesta 39,99 dólares y se puede adquirir además de en la tienda propia de Extreme-Sets, en otros comercios afiliados. Quienes quieran expandir el diseño, pueden o bien comprar otro set, o hacerse con el vagón de metro, diorama del que hablaremos próximamente.

1 Comentario

  1. Te hablo desde España. Es interesante, pero cuando ves los gastos de envío se te quitan las ganas, pagas casi tanto de envío como de prodcuto, sin contar que los métodos que dan a elegir son casi seguro parados en aduanas.
    Entre aduanas y envío, me sale la broma por 130€. Asi que no compensa para nada.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.