El Videoclub: Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

Francisco Ibáñez es, sin lugar a dudas, uno de los más famosos historietistas del tebeo español, ya que son muchas las creaciones suyas que nos han hecho pasar inolvidables momentos de nuestra infancia. Además, como muchos recordarán, la mayoría de sus creaciones tenían, al menos originalmente, títulos en forma de rima (‘El botones Sacarino: Un botones muy fino’, ‘Pepe Gotera y Otilio: Chapuzas a domicilio’, ‘Doña Pura y doña Pera, vecinas de la escalera’ o ‘Chicha, Tato y Clodoveo, de profesión sin empleo’, por citar algunos ejemplos). Pero, lo que resulta más que evidente es que la creación de Francisco Ibáñez con mayor fama siempre ha sido ‘Mortadelo y Filemón: Agencia de información‘, que vio la luz, por vez primera, en 1958.

Aunque las aventuras de Mortadelo y Filemón empezaron siendo complementos, en blanco y negro, de un máximo de cuatro páginas de la revista ‘Pulgarcito‘, su fama no tardó en dotarlos de una merecida cabecera propia. No obstante, su aspecto visual, además de su cantera de secundarios, ha cambiado mucho desde sus inicios. Fuera de mundo de las viñetas, los estudios Vara crearon, entre 1965 y 1979, una serie de cortometrajes sobre estos dos ineptos agentes. No obstante, su mayor triunfo en la pequeña pantalla fue gracias al show de dibujos animados ‘Mortadelo y Filemón‘ (1994), de 26 capítulos de duración, todos ellos basados en aventuras largas de Ibáñez. Sin embargo, a estos personajes aún le faltaba llegar al cine y triunfar al ser interpretados por actores reales, error que se pretendió subsanar en 2003, con el estreno del largometraje: La gran aventura de Mortadelo y Filemón.

Pese a que la película no fue del agrado de todos los fans del tebeo original, contó con la fama suficiente para que se llevase a cabo la grabación de una secuela titulada ‘Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra‘ (2008). No obstante, tanto el público como la crítica consideraron que esta segunda parte no se encontraba a la altura de su predecesora, porque todo el mundo estaba de acuerdo en que mostraba más interés por los efectos especiales que por los gags humorísticos. Se supone que este fue el motivo de que no se rodara una tercera entrega, ya que el regreso de los dos agente de la T.I.A. a la gran pantalla fue en ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘ (2014), película de dibujos animados generados por ordenador, que es el largometraje que pasamos a analizar en este artículo.

Javier Fesser, director de la ya citada ‘La gran aventura de Mortadelo y Filemón‘ repite su rol en esta entrega, de una duración aproximada de hora y media, en la que no falta ninguno de los personajes habituales del tebeo original. Así, además de a la pareja de torpes agentes, podemos ver al Súper, al profesor Bacterio, y a las secretarias Ofelia e Irma. Al igual que en las películas interpretadas por actores reales, también el cegato Rompetechos hace acto de presencia, en un papel con bastante protagonismo. En el bando de los villanos contamos con Jimmy, por supuesto, con los dos hermanos siameses que tiene como secuaces y con el Tronchamulas.

La T.I.A. se encuentra en estado de alerta, ya que pende sobre dicha agencia la amenaza de ser destruida por Jimmy el Cachondo. Para evitarlo, el Súper decide encargar a Mortadelo y Filemón la neutralización del villano y la recuperación del documento secreto que se encontraba en la caja fuerte que ha sido robada por este peculiar criminal. No obstante, este no es el único problema al que tendrán que hacer frente los dos agentes, ya que el descomunal Tronchamulas se ha fugado de la cárcel y busca venganza contra Filemón, que fue el responsable de su captura.

Como dato curioso, cabe destacar los guiños a famosos programas de televisión, como ‘Saber y ganar’ (con versión de Jordi Hurtado incluida) o ‘Gran Hermano’, y a un cantante español muy conocido: Julio Iglesias. Hasta existe un momento en el que se hace un guiño al autor de los cómics cuando el profesor Bacterio habla por teléfono con un tal Ibáñez. También resulta de interés la referencia que se hace del atentado llevado a cabo por Antonio Tejero aquel inolvidable 23 de febrero.

Si somos sinceros, hay que reconocer que ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘ recoge con bastante fidelidad algunos de los gags más famosos y clásicos de los tebeos, pero falla en el apartado de sonido, ya que a veces cuesta entender lo que dicen los personajes. Además, Mortadelo y Filemón fueron creados para el mundo del noveno arte, como se demuestra en el cómic homónimo, cuya portada puedes ver a la izquierda de este párrafo) y, siendo honestos, su peculiar tipo de humor no acaba de funciona igual al ser trasladado a la pantalla.

No obstante, todo aquel lector de esta web que sea fan de Mortadelo y Filemón debería echar un vistazo a la película, si no lo ha hecho ya, y formarse su propia opinión al respecto, ya que para gustos se hicieron los colores.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.