El chico de la semana: El agente Bob

Desde su primera aparición en ‘Strange tales‘ nº 135 (1965), obra de Stan Lee y Jack Kirby, la organización terrorista conocida como Hydra, que fue creada por el malvado Barón Wolfgang von Strucker bajo el lema: ‘Corta un miembro y otros dos ocuparán su lugar‘, siempre ha sido un grano en el culo para la plana mayor de los héroes de la factoría Marvel, dado su gran interés en fomentar el terror, la extorsión, el chantaje y la brutalidad, como tributo a la memoria de Cráneo Rojo. Casi cincuenta y tres años después de su creación, este grupo criminal sigue tan activo como el primer día, además de encontrarse en un momento de gran fama, gracias al éxito de la recién finalizada saga conocida por el título de ‘Imperio Secreto‘.

En Hydra, al igual que sucede con la mayoría de las organizaciones criminales de ficción, como la ya clásica banda del Planeador Maestro, aquellos de los que los lectores llegamos a conocer su identidad suelen ser los cabecillas, mientras que los simples agentes, vestidos con unos uniformes que cubren casi todo su cuerpo, bien podrían ser robots sacados de una cadena de montaje, dada la idéntica apariencia física y moral de todos ellos. ¿O deberíamos decir de casi todos? El agente Bob, creado por Fabian Nicieza y Reilly Brown en el cómic ‘Cable & Deadpool‘ nº 38 (2007), con su 1,78 metros de altura, sus 82 kilos de peso, sus ojos marrones y su pelo castaño, viene a romper con este mito. Y no es porque vista de distinta forma que sus compañeros, sino por tratarse del mayor pardillo que haya trabajado nunca para una organización terrorista, como puedes descubrir a continuación:

Este peculiar personaje decidió ingresar en las filas de Hydra por el seguro médico que ofrecía  la organización (ya que, junto a la letra pequeña, lo considera lo más importante a comprobar) y para demostrar a su novia que era capaz de mantener un trabajo estable. Así, Bob se enfundó el uniforme verde y amarillo, hizo el saludo oficial (con dos manos, porque solo los tontos lo harían con una) y pasó a formar parte de una de las mayores organizaciones terroristas.

Bob se apuntó a uno de los cursos que impartía Hydra con la intención de desarrollar el potencial de todos los candidatos, llamado ‘Esconderse detrás de los demás y cargarles el muerto 101‘, en el cual sacó matrícula de honor en ‘Salir por patas‘. Aunque le fue encargada la seguridad de una de las bases de Hydra, Bob descubrió que debería haberse apuntado a ‘Resistir interrogatorios‘ cuando Masacre, que se había infiltrado en el lugar para rescatar al Agente – X, lo capturó y lo torturó con una tarjeta de seguridad, hasta lograr que le ayudara a salir de allí a bordo de una nave de la organización (pese a que Bob no había sido entrenado para pilotarla).

Masacre decidió permitir que Bob formase parte de su Agencia – X, de la que lo nombró miembro honorario. El nuevo agente demostró ser de alguna utilidad cuando intentó volver a juntar la cabeza de Wade Wilson con el resto de su cuerpo, después de que Lobezno lo decapitara, con la esperanza de que su factor curativo le salvase la vida. Juntos, de  manera accidental, frustraron una invasión Simbionte, con la ayuda de unos dinosauros que ambos teletransportaron desde la Tierra Salvaje hasta la ciudad de Nueva York.

No obstante, cuando haces una buena acción la gente no se para a pensar en si ha sido de manera intencionada o no. Por tanto, Bob consiguió el respeto que tanto ansiaba conseguir de su novia Allison. Sin embargo, tras la boda de ambos, ella aumentó tanto de peso que, cuando Masacre empezó a dedicarse a la piratería y le ofreció un trabajo a Bob, él dejó a su mujer y se marchó con el mutante. Pero, esta vez no se acordó de leer la letra pequeña, así que se llevó una nada grata sorpresa cuando descubrió que Masacre lo había contratado como el loro del barco.

Visto que el mutante no sabía nada de navegación, y tras pasar por un episodio de escorbuto, Bob comenzó a cansarse. Aunque, finalmente, lograron derrotar a una tripulación pirata y confiscar su botín, el antiguo agente de Hydra prefirió regresar con Allison. Sin embargo, la piratería y los dinosaurios habían calado hondo en su vida, de modo que Bob, en su intentó de vengarse de Masacre, sufrió mas altercados relacionados con ambos elementos.

Hasta ahora, la única aparición este peculiar agente en un medio ajeno a las viñetas la tenemos en la película ‘Deadpool‘ (2016), gracias al actor Rob Hayter. Sinceramente, parece difícil que vayan a contar mucho más con él, sobre todo en una película del Universo Cinematográfico de Marvel, aunque no sería tan descabellado verle aparecer en alguna serie de dibujos de la Casa de las Ideas.

Aunque guardan similitud en varios aspectos, no hay que confundir a Bob con Bill, cuya imagen puedes ver a la derecha de este párrafo. Es cierto que sus nombres comienzan por la misma letra y que ambos han sido agentes, pero el primero ha trabajado para Hydra, como ya hemos comentado a lo largo de este mismo artículo, y el segundo para IMA. Ambos se han cruzado en el camino de Masacre y su nivel de idiotez es parejo, pero queda tajantemente claro que no son la misma persona.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!