Crítica: ‘Mazinger Z Infinity’

Crítica: 'Mazinger Z Infinity'

Mazinger Z llega de nuevo a los cines, conmemorando el 50 aniversario como profesional de Go Nagai, creador de Mazinger Z. ¿Estará a la altura de su mito?

La humanidad se encuentra una vez más en peligro de caer en las garras del Imperio Subterráneo, que en el pasado fue liderado por el científico malvado Dr. Infierno. Entonces, Koji Kabuto pilotó al súper robot Mazinger Z y, con la ayuda de sus amigos del Instituto de Investigaciones Fotónicas, frustró las malvadas ambiciones del Dr. Infierno y devolvió la paz al mundo. Han transcurrido 10 años desde entonces… Ahora Koji ya no es piloto, ha seguido el camino de su padre y su abuelo como científico. Y encuentra una gigantesca estructura enterrada en las profundidades del Monte Fuji… El antiguo héroe Koji Kabuto debe tomar una decisión sobre el futuro: ser un dios o un demonio

Hace unos 40 años, los niños de aquel entonces nos sentamos, como siempre, a comer en familia como cualquier sábado, frente a la televisión. Solo había dos canales (y no emitían todo el día), así que ese momento era igual en todas las casas: viendo TVE 1. Era la hora de los dibujos y aquel sábado en particular nuestros ojos se salieron de las órbitas cuando, sin aviso alguno (no existía Internet ni, por supuesto, spoilers) comenzó el primer capítulo de una serie nunca vista hasta entonces en nuestro país: un robot gigante pilotado por un chaval (casi como nosotros) que se enfrentaba a otros robots gigantes. Por supuesto, fue todo un éxito y desde entonces nos enamoramos de los dibujos de robots (lo de “mecha” vendría muchos años después).

Ahora su creador, Go Nagai, celebra su 50 aniversario profesional y lo hace guionizando un nuevo largometraje de nuestro añorado robot.

Crítica: 'Mazinger Z Infinity'

La película comienza “in media res”, con Gran Mazinger enfrentándose a una horda de monstruos metálicos entre los que podemos vislumbrar a los más clásicos. En seguida volvemos a seis meses atrás, dejándonos con muchas ganas de ver la continuación de la batalla.

Pretende ser una secuencia puramente “fan service”, y en gran medida lo consigue: un extenso catálogo de (muy breves) apariciones de enemigos robóticos clásicos, una selección de las armas de Gran Mazinger… Un buen aperitivo para comenzar.

Crítica: 'Mazinger Z Infinity'

Y comienza la trama. Se nos presentan a todos los personajes para que los vayamos recordando (o descubriendo)… y comienzan los problemas, porque la trama se detiene demasiado en estas presentaciones y en mostrarnos las preocupaciones de cada uno de ellos (¡de todos!), con lo que el ritmo de la narración decae estrepitosamente, pretendiendo dar un toque profundo a una historia que no lo necesita (como muy bien comprendió Guillermo del Toro en ‘Pacific Rim‘).

Crítica: 'Mazinger Z Infinity'Este es el principal problema de la película pero no el único. Por supuesto habrá una batalla final y si ésta hubiera estado bien planificada, habríamos podido perdonar el “valle” central de la película que, sin ser aburrido, lastra toda la narración. Pero la batalla también nos decepciona: técnicamente, la animación es más que correcta (aunque nada que ver con la alucinante ‘Capitán Harlock‘); la tensión está más o menos bien llevada; hay algún que otro giro en la pelea que casi sorprende… pero le falta ser una batalla épica, le falta emocionarnos cuando aparece nuestro querido Mazinger Z (que ni siquiera está acompañado del tema principal), le falta lo que todo “fan service” debe hacer por definición: dar al fan lo que busca.

Toda la nostalgia, todos los guiños a la serie de los setenta ya han sido lanzados a lo largo de los dos primeros actos de la trama. Sin embargo el fan espera, necesita, algún guiño más en la pelea final: la música, las frases… todo eso que recuerda desde niño y que espera volver a oírlo no está y, por eso, la película falla. No es una mala obra en absoluto, pero se queda en una simple aventura más de Mazinger, disfrutable pero olvidable. Algo que, irónicamente, podríamos aplicar a una escena en la que Koji recoge un muñeco de Mazinger desechado por un niño.

Crítica: 'Mazinger Z Infinity'

Habría que hablar también del humor, unas veces absurdo (como en la serie), otras veces fuera de tono (como en el caso de las Mazingirls y su escuadrón Venus A), pero a estas alturas ya nos da igual. Éste es Mazinger Z, con todos sus personajes principales, pero han desaprovechado una gran ocasión para hacernos vibrar en la butaca. Una lástima.

Reseña
Lástima
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

5 Comentarios

  1. Que años aquellos…1978 y solo dos cadenas de tv,pero lograban lo que hoy un centenar de canales no logran,aquellas series míticas…Mi eterno mazinger ,que emoción verlo salir de la piscina y con el tema musical de batalla…señores eso era emoción pura y dura..sinceramente la película bajo mi modesta opinión no esta a la altura,le falta emoción y el coraje que tenia el autentico mazinger z de la serie.Todos los niños que actualmente rondamos casi los 50 llevamos en nuestro corazón al legendario y único mazinger z.

  2. A mi, gran fan de la serie original, me gustó pero se me hizo un tanto lenta, y hasta un poco complicada de seguir en ciertos momentos, pero a mis hijos de 12, 10 y 4 años les encantó, y conocen bien la serie porque se han visto los 92 capítulos más de una vez…tal vez el problema, al igual que pasa con La guerra de las galaxias somos nosotros, que ya no tenemos 10 años como la primera vez e igual tenemos unas perspectivas demasiado distorsionadas por el paso del tiempo.

  3. A mi me pareció una correctisima adaptación, que ademas tuvo muchos aciertos en el argumento. Tras tantos años de enviar tanques y aviones inútiles contra los monstruos mecanicos, el ejercito una una versión de Mazinger, quizás un tanto descafeinada, pero al menos capaz de hacer alguna cosa. Uno coherencia, (humor incluido) que desde luego le faltó a Harlock, y su energía oscura “vale para todo”, su supercañon de júpiter que usaron contra su propia flota y luego les sorprende que el capitán (al que acaban de disparar) se rebele. Mazinger es muy superior a Harlock.

  4. Para nada de acuerdo con tu visión. Me encanta el cine y fui sin ganas de criticar, solo disfrutar como siempre lo hago…y me dejó tan buen sabor de boca por lo que pienso ir al cine nuevamente. La trama era sencilla y entendible, se le dio profundidad a ciertas relaciones .
    A mi si me emocionó, y a quienes me acompañaban sin ser fans del Z.
    Gustos son gustos, y no lo digo desde una ceguera de fan, pues soy seguidor de Star Wars, y a excepción de “Rogue one”, lo último que se ha hecho con la saga es lo peor de lo peor. Reí,lloré y disfruté de Infinity, y eso es lo que por lo menos a mi me importa.

¡No te vayas sin comentar!