Reseña de ‘Sarah’

Sarah Yermo Ediciones (5)

Cuando nos ponemos a leer un cómic, o a ver una película, y a los pocos minutos empezamos a notar la sensación de que lo que estas viendo ya te suena de algo, que todo parece ir discurriendo de una forma que se te antoja va a ser predecible, no augura nada bueno para lo que te espera. ‘Sarah’ comienza con todos los ingredientes que no pueden faltar en una historia de terror de la América profunda, esto es, un gran secreto que esconde todo el pueblo, un vecino de lo más raro, un monstruo que habita en el sitio y un lugar maldito. Os suena, ¿no? Por suerte, el guionista francés Christophe Bec nos mete de vez en cuando alguna sorpresa que hace que todo lo anterior no nos importe y que pasemos las páginas ávidamente para averiguar qué está pasando en el pequeño pueblo de Salamanca, Pensilvania.

Sarah Yermo Ediciones (2)En líneas general, seguimos los pasos de Sarah, una mujer que se traslada a este pueblo junto a su marido David, quien aprovecha la oportunidad de trabajar como guarda forestal, aunque también es la ocasión de Sarah para huir de un pasado traumático que tuvo en su infancia y que iremos descubriendo poco a poco. Así que tenemos la típica pareja urbanita llegando a un ambiente rural y que descubrirá, para su desgracia, que nada bueno se cuece en su nuevo lugar de residencia.

Como decía al principio, Bec tiene la suficiente habilidad como para que el misterio sea lo suficientemente interesante como para que nos quedemos para más. Hay momentos que cae en situaciones de telefime y de historia de adolescentes en una cabaña del bosque, pero luego nos encontramos con momentos que van desde lo más grotesco (en el buen sentido) a otros con unos giros muy interesantes. Todo en su conjunto va dando lugar a una buena lectura, así que por ahora todo bien.

Hablaba antes del pasado traumático de la protagonista, y quizás este sea uno de los aspectos que no acabo de ver que encajen muy bien. Se entiende que esta es una forma de justificar algunas de las decisiones de Sarah, con momentos de valentía y otras de terror, como un modo de ejemplificar también el tópico de “los monstruos siempre te acompañan”, pero no llego a ver que su paralelismo narrativo junto al misterio del pueblo vayan en consonancia. Esto último es algo que se evidencia en el final, donde se dan cita el desenlace del misterio y de su trauma, que para nada había quedado en su pasado. Todo tiene cabida en unas pocas páginas que a más de uno supongo que chocará.

Sarah Yermo Ediciones (3)Con todo ello, la inmersión del lector está garantizada y se debe también, en cierta manera, gracias al dibujo de Stefano Raffaele, quien ya había colaborado en otras ocasiones con Bec. Su estilo marcadamente europeo, con un número de viñetas por página algo superior a lo que vemos en las ediciones americanas, permiten junto a un acertado dibujo realista que la historia sea muy rica en detalles y situaciones. Quizás lo más sorprendente es que la que parece tener menos detalle en su diseño sea la protagonista, mientras que de los demás podemos sacar una gran cantidad de matices en sus expresiones y fisionomía en general. No puedo tampoco dejar la oportunidad de hacer notar la fascinación que debe tener el dibujante por los coches, a los que no duda en sacar si es posible.

La nota discordante en este dibujo viene con el color. He tenido la oportunidad de echar un vistazo a otras obras de Raffaele, como ‘Prometeo’, y diferencia la con esta obra es muy notable. La elección de la paleta de colores es más discutible y puede deberse a motivos artísticos, aunque lo dudo, pero la forma de implementarlo da una sensación de artificialidad, con degradados que parecen salidos de un ordenador y que le quitan mucha profundidad a todos los elementos. Igualmente, es algo que se sobrelleva y no hay que darle mayor importancia más allá de que desmerece levemente el trabajo de Raffaele.

Sarah Yermo Ediciones (4)Así que tenemos una historia que interesa (con sus más y sus menos, incluido un final que se antoja algo precipitado y chocante) y un dibujo que cumple con creces, dos cosas que no siempre se garantizan cuando compramos un cómic. No estamos ante la revolución del género del terror o el thriller, pero tiene las suficientes marcas personales como para que merezca la pena hacernos con él. La edición que publica Yermo Ediciones cuenta con los tres volúmenes de los que consta originalmente ‘Les enfants de Salamanca’ en un tomo de tapa dura que si por algo destaca es su gran tamaño, con más de 30 centímetros de largo, aunque si hay que poner algún pero es que se echa en falta que se hayan incluido extras para completar esta edición integral con la que podemos hacernos por 38 euros.

Christophe Bec

Guionista y dibujante nacido en Francia, pasó sus los primeros meses de su vida en Marruecos debido al trabajo de sus padres. Atraído por los cómics desde una temprana edad, comenzó su carrera produciendo fanzines, uno de los cuales llegó a conseguir la nominación al mejor fanzine del festival de cómics de Angoulême. Al siguiente año se unió a la Escuela de Comics de Angoulême. Conocido por el dibujo detrás de obras como ‘Absolute Zero’, ‘Sanctum’ y ‘Prometeo’, también es el autor de ‘Pandemonium’, ‘Sarah’ y ‘Carthago’. ‘Sanctum’ le valió las nominaciones de mejor cómic tanto en el Cognac Detective Film Festival como en el the Jules Vernes Film Festival. También ha ganado el premio Uderzo por su serie ‘Lent.

Stefano Raffaele

Nacido en Milán, su primer trabajo publicado fue en 1994 con ‘Lazarus Ledd’ #4. A partir del siguiente año, ha podido trabajar en diferentes series de cómics americanos como son ‘New Gods’, ‘Birds of Prey’, ‘Batman’, ‘X-Men Adventures’, ‘X-Factor’ y ‘Conan the Barbarian’. En el año 2000, tuvo la oportunidad de realizar el dibujo de ‘Arkhain, una miniserie de ciencia-ficción publicada por Marvel Italia, mientras que también ha sido el autor y dibujante de ‘Fragile’, la cual apareció en la revista Metal Hurlant.

Sarah Yermo Ediciones (1)‘Sarah’

Sarah se muda con su marido, un guarda forestal a un pequeño pueblo de Pensilvania. Para David, su esposo, es una nueva oportunidad profesional; para Sarah es una huida hacia delante, para intentar olvidar un terrible trauma de su infancia, pero lo que no sabe Sarah es que es imposible huir del pasado, y menos aún cuando lo llevas grabado a fuego en tu corazón…

Christophe Bec se afirmó con esta historia como uno de los grandes guionistas del panorama francobelga, demostrando que maneja a la perfección los resortes del relato de terror, acompañado por un Stefano Raffaele en estado de gracia, que nos muestra la cara más terrorífica de la américa profunda a través de sus lápices.

Ver en Whakoom

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Amante de los libros, los libros y los libros. Si tengo tiempo, también leo libros. https://www.goodreads.com/user/show/63313505-temriel

¡No te vayas sin comentar!