Reseña de ‘James Bond: Hammerhead’

James Bond

007 en modo blockbuster

Panini Comics, por suerte para los lectores, continúa con la publicación de las aventuras en formato cómic del agente secreto más famoso de todos los tiempos que se iniciaron hace unos años para Dynamite Entertainment bajo el mando del señor Warren Ellis. De esta forma llega a nuestro país el tercer tomo de esta serie, esta vez con el señor Andy Diggle al guion en lugar de Ellis, bajo el título ‘James Bond: Hammerhead’.

James Bond
Portada del sexto número de ‘James Bond: Hammerhead’

James, en plan Harry

La trama que nos trae el señor Diggle con esta nueva historia del agente 007 es bastante típica, utilizando todos los clichés del género y sin salirse del carril. El gran enemigo a batir en esta ocasión es conocido por el sobrenombre de El Kraken, un anticapitalista que ha puesto en el punto de mira el arsenal nuclear del Reino Unido. Fabricantes de armas, ministros, traficantes, mercenarios, mujeres fatales… los actores habituales en este tipo de historias se dejarán ver por estas páginas para servir como excusa para que veamos a nuestro héroe viajar de un lugar a otro, siempre con estilo y dejando un rastro de cadáveres a su paso.

Y es que si hay algo que llama la atención de esta historia es lo despiadado que se ha vuelto Bond, que en algunos momentos solo le falta soltar una frase del tipo “Alégrame el día” para parecerse más al mítico policía interpretado por Clint Eastwood en un puñado de películas, Harry el Sucio. Desde luego James no solo no tiene problemas a la hora de dejar morir de la peor forma posible a cualquiera que se interponga entre él y su misión, sino que además parece por momentos que lo disfruta, exagerando aún más el carácter que en el cine le han dado a la última encarnación de este personaje, interpretado por Daniel Craig. Esto lo vemos ya desde la estupenda escena de acción inicial que funciona a modo de prólogo de igual manera que ocurre en las películas protagonizadas por este personaje, un comienzo que me recordó por momentos al primer número de la serie ‘Viuda Negra’ escrita por Mark Waid y dibujada por Chris Samnee.

James Bond
Muerte desde el cielo

Como es habitual, también veremos deambular por aquí al omnipresente M y a la encantadora señorita Moneypenny, este último un personaje muy alejado de la tradicional secretaria a la que hemos visto beber los vientos por James en multitud de ocasiones en el cine, aquí reconvertida (ya desde que Warren Ellis se hiciera cargo de la serie) a un agente de campo fuerte y decidida, más que capaz de valerse por sí misma sin la ayuda de ningún hombre. En cuanto a intereses amorosos, el agente secreto también tendrá su obligatoria ración de sexo, esta vez con la hija de un importante magnate del mercado armamentístico.

Luca Casalanguida nos trae al Bond más duro

En el apartado gráfico tenemos a un Luca Casalanguida que se esmera a la hora de dibujar a Bond, marcando sus rasgos de tal forma que encaje a la perfección con el despiadado e insensible personaje que Diggle ha escrito. De la misma manera, Casalanguida logra dotar de personalidad a todos sus personajes, siendo estos reconocibles en todo momento a pesar de no estar excesivamente detallados. Por lo demás, el dibujante trabaja con fondos normalmente poco definidos a los que el colorista Chris Blythe les da un toque pictórico y difuminado, más funcional que realista. Es curioso el estilo que utiliza Blythe, ya que por otra parte usa colores planos y degradados para los personajes y objetos en primer plano, y logra que esta combinación funcione de alguna manera.

James Bond - Hammerhead
Tiros, tiros, tiros y más tiros

En los anteriores volúmenes, dibujados por Jason Masters, uno de los puntos fuertes era las escenas de acción, con un estilo muy sobrio y característico marcado por la ausencia total de onomatopeyas, y puede que en este aspecto los lectores salgamos perdiendo ahora con el cambio. Sin embargo, el trabajo de Casalanguida en los momentos de acción es como poco correcto, dejando incluso algunas páginas realmente remarcables.

Y no hay que dejar de lado las maravillosas portadas del señor Francesco Francavilla, incluidas en el tomo. Este artista sigue demostrando ser uno de esos tipos que consiguen un resultado óptimo utilizando más la cabeza que los lápices, ya que con diseños realmente sencillos consigue ilustraciones de lo más maravilloso. Todo un lujo tenerle como portadista en esta serie…

James Bond - Hammerhead
La vida no vale nada en el mundo de James Bond

Espías y acción

‘James Bond: Hammerhead’ es un cómic tremendamente disfrutable. Quizás esté un poco por debajo de lo que hemos visto anteriormente en esta serie, pero aún así tiene virtudes suficientes como para ser una digna continuación de los números de Warren Ellis. Diggle ha aportado su propia versión del personaje, que a pesar de no estar demasiado alejada de lo que habíamos visto hasta el momento deja ver sus diferencias, y es en cierto modo más interesante.

Los seguidores del personaje no se van a ver defraudados, al igual que ocurrirá con aquellos que disfrutan de una buena historia de acción y espías sin excesiva profundidad, respetando los códigos del género. Tras este tercer tomo no es descabellado augurar un gran futuro para esta franquicia dentro del mundo del cómic, y si Dynamite Entertainment no descuida esta cabecera y sigue destinando a autores de calidad para encargarse de nuevos arcos argumentales como ha hecho hasta el momento, podemos estar tan solo al principio de una brillante etapa. Y es que cuando hablamos de este agente secreto británico con licencia para matar, las posibilidades para nuevas historias son casi infinitas, así como el universo que se puede crear a su alrededor y que puede ser aprovechado mucho mejor en el cómic de lo que se ha hecho hasta el momento en el cine.

De momento ya tenemos confirmada la publicación en España, una vez más de la mano de Panini Comics, del tomo ‘James Bond: Felix Leiter’, aventura protagonizada por uno de los personajes secundarios de la mitología de Bond al que ya conocemos. En un horizonte más lejano espero que también lleguen a nuestro país otros títulos ya publicados en Estados Unidos como ‘Kill chain’ (realizado también por Diggle y Casalanguida), ‘Black box’, ‘Solstice’, ‘Moneypenny’ o ‘Service’.

El tomo ‘James Bond: Hammerhead’ publicado por Panini Comics en edición de tapa dura contiene 144 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 26 cm. e incluye la traducción de los números del #1 al #6 de la edición americana de ‘James Bond: Hammerhead’ de Dynamite Entertainment además de las portadas originales de estos. El precio de venta recomendado es de 16 € y se puso a la venta en noviembre de 2017.

James Bond

Francesco Francavilla

Dibujante italiano conocido por haber creado la serie ‘The Black Beetle’ y numerosas portadas inspiradas en revistas ‘pulp’. Además de estos trabajos también se encargó de los dibujos de series como ‘The Black Coat’, ‘Zorro’ o el ‘Detective Comics’ previo al Nuevo Universo DC junto a Jock y Scott Snyder. Su debut se dio en el año 2006, dentro de una antología italiana de historietas que llevaba por nombre ‘Amazing Comics’. Sus trabajos en diferentes series y editoriales le llevaron a ganar en el año 2012 el Premio Eisner al mejor portadista.

James Bond

‘James Bond: Hammerhead’

Contiene James Bond: Hammerhead #1-6 USA.

ISBN / ISSN: 9788491671404

Bond tiene la misión de eliminar a Kraken, un anticapitalista que ha puesto en el punto de mira el arsenal nuclear del Reino Unido. Pero no todo es lo que parece. Hay fuerzas ocultas tratando de devolver la gloria pasada al Imperio Británico, al precio que sea.

Guion: Andy Diggle

Dibujo: Luca Casalanguida, Chris Blythe, Simon Bowland y Francesco Francavilla

‘James Bond: Hammerhead’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.