Subway Train Pop-Up de Extreme-Sets, el metro llega a nuestras casas

Hace unas semanas os hablábamos de uno de los dioramas más solicitados de la empresa estadounidense Extreme-Sets y hoy toca hacerlo de su complemento: el Subway Train Pop-Up. Gracias a este tipo de escenarios fabricados en cartón, los amantes de los muñecos de tamaño habitual (6 pulgadas, unos 15 centímetros), pueden dar vida a sus figuras.

En esta ocasión, el Subway Train Pop-Up Diorama nos lleva al clásico vagón de un metro estadounidense que tantas veces hemos visto en los cómics. A diferencia de otros escenarios habituales de la empresa, en esta ocasión han incorporado a las ‘paredes’ de cartón unas pegatinas de velcro para que se fije aún mejor. ¿El motivo? Que mientras en otros dioramas solo vemos un frontal, aquí tendremos a nuestra disposición tanto el interior como el exterior del vagón para nuestro disfrute.

Esta vez el set no se compone de paredes, sino que dentro de la caja vienen dos grandes piezas que forman tanto el exterior como el interior, otras dos para el frontal y otra para la trasera con una gran zona descubierta, además de cuatro puertas con ‘cristal’ y un par de asientos.

Las ventanas de todo el vagón están hechas de plástico transparente, por lo que le otorgan un efecto bastante realista al escenario, mientras que el decorado en sí, como es costumbre en Extreme-Sets, goza de una calidad de impresión muy buena.

El montaje es un poco más enrevesado que en otros dioramas, aunque no es difícil. Simplemente hay que conseguir encajar bien los velcros de ambas ‘piezas’ para crear el grueso del vagón. Luego se le añadirá tanto la parte posterior como la anterior y se le pondrán las puertas. Para conseguir que el acabado quede lo mejor posible, es conveniente ir doblando bien todas las partes del vagón.

Una vez montado, en el interior tenemos un metro con las paredes de color crema con carteles y anuncios en la arte superior, mientras que su exterior luce con una textura metálica. Las puertas que tiene a ambos lados se pueden mover para dejarlas a nuestro gusto, ya sea cerradas, abiertas o entreabiertas.

El tamaño que tiene el vagón una vez montado es: 50 centímetros de largo, 25 centímetros de alto y 30 centímetros de ancho. Es decir, al igual que el resto de dioramas, está hecho a escala 1:12.

Eso sí, mientras que otros escenarios se pueden montar y desmontar de una forma más o menos sencilla, con el Subway Train Pop-Up Diorama tenemos que tener especial cuidado, ya que al estar hecho en forma de caja cerrada, al despegar los velcros estos pueden romperse. La calidad es buena, pero debido a su construcción y tamaño, estamos ante un diorama que es mejor no andar montando y desmontando de forma constante, con el espacio que eso requiere.

Quienes tengan el Subway Terminal Pop-Up encontrarán en este diorama un complemento perfecto, ya que pueden crear entre los dos una gigantesca estación de metro perfectamente detallada. En el caso de que nuestro objetivo sea utilizarlo para hacer fotografías, podemos ir usando diferentes fondos del otro diorama en lugar de montarlo al completo, ya que las paredes y columnas le darán el estilo realista que buscamos.

Como parte negativa, además del cuidado que hay que tener si pensamos montarlo y desmontarlo, está el hecho de que podían haber añadido otra pared en la zona trasera del vagón en lugar de un marco, pudiendo así quitarlo si queríamos ver su interior o girar el vagón para mostrar otro aspecto.

Al igual que el resto de dioramas de Extreme-Sets, el Subway Train Pop-Up se puede adquirir en su tienda online o en tiendas asociadas de todo el mundo. El precio recomendado es de 54,99 dólares, aunque suelen tener descuentos habituales del 25% en cada cierto tiempo.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.