Reseña de ‘Monstress: Despertar’ de Marjorie Liu y Sana Takeda

El volumen de Monstress presentado por Norma

¡Bienvenidos al mundo de ‘Monstress’! Este universo de fantasía es producto de la imaginación desbordante de Marjorie Lu, plasmado en la página con apabullante belleza por la artista japonesa Sana Takeda. Sí, otro despliegue de seres, razas y criaturas, mezcolanza conceptual con potentes dosis de magia. Como tantos otros cientos de ejemplos. A lo mejor, ‘Monstress’ no es más que un refrito de intenciones que ya hemos visto en tantas ocasiones que da hasta pereza plantearse su lectura. Podría ser.

Pero no, nada más lejos de la realidad. ‘Monstress’, si bien no es el colmo de la originalidad, juega sus cartas con inteligencia, gracias a un escenario fabuloso, personajes realmente entrañables y al ingenioso juego con la información que sirve de punto de enganche al lector. Si eso no fuese bastante, es, posiblemente, uno de los cómics más hermosos en su ejecución visual que ha pasado por mis manos. El trabajo de Sana Takeda deja con la boca abierta, y da sentido en la viñeta al enorme ejercicio de inventiva de Liu en el apartado literario.

‘Monstress’ nos cuenta la historia de Maika Mediolobo, misteriosa adolescente que intenta cerrar episodios bastante brumosos de su pasado. Por supuesto, las cosas no son nada sencillas en su tarea. El mundo de Maika es un escenario de guerra, donde la batalla ancestral entre los humanos y los mágicos arcánicos todavía humea en los campos de batalla. La tensión de la tregua forzada está a punto de estallar, puesto que, en la sombra, hay intereses para el retorno de las armas. Sobre todo por parte de la siniestras cumaea, una secta de poderosas humanas que, según vamos descubriendo a lo largo de la aventura, sostienen el poder real en ese bando. Su magia se basa en sustancias que extraen del cuerpo de cadáveres arcánicos, así que están más que interesadas en el derramamiento de sangre enemiga.

En estos primeros episodios de ‘Monstress’, comprobamos que Maika no es un ser normal, ni siquiera dentro de los cánones de los mágicos arcánicos. Su poder es oscuro, antiguo, perdido en el tiempo mítico de los primeros días. En su interior, habita otro ser, hambriento y conducido por pensamientos horrendos. Es el último de una raza de criaturas casi divinas, que han quedado como alimento de leyendas, sombras de una realidad extinta. Sin embargo, aquí está, perdido en el presente, despierto tras años de letargo, dentro del cuerpo de Maika. Aprender a controlar las fuerzas y debilidades que este hambriento dios despierta en ella es parte fundamental del camino que la conecta con su pasado. Un pasado que a nadie interesa sacar de la tumba donde languidece.

El arte de Sana Takeda

Maika, no está sola en la aventura, y poco a poco reúne un grupo de inadaptados, huidos, carne de cañón en el fuego cruzado de la guerra en ciernes. A pesar de las desconfianzas y del difícil carácter de la protagonista, no queda más remedio que la unión por la mera supervivencia en este universo hostil y lleno de secretos.

Marjorie Liu compone una odisea estructurada a partir de esos relatos míticos que nos sabemos de memoria. A estas alturas, claro está, hay que añadir elementos al consabido viaje del héroe (o heroína) para que resulte atractivo a un lector de vuelta de todo. Liu se rodea de magia e imaginación para construir un mundo complejo y coherente, perfectamente válido en el complicado universo de la ficción en el siglo XXI. Además, ofrece la información acerca de esta tierra fantástica con inteligencia, dosificando las revelaciones acerca de la estructura social y la historia del lugar de manera astuta. Al principio, apenas tenemos unas cuantas pinceladas del escenario, pero a base de juegos con la estructura temporal y encontronazos director con la realidad de los diferentes reinos, al final tenemos la visión necesaria para entender las razones de los distintos peones de este juego de poder.

Claro que Liu se guarda cartas, porque el viaje es largo y hay que atrapar al público. Es una escritora que conoce de sobra su oficio, y nos hace cómplices de su juego a base de ese hábil manejo de qué ha de ser contado y cuándo. A la manipulación de las bases del relato se aúna el perfilado de caracteres, personajes con personalidad propia y espacio en la historia, diferenciados y llenos de contrastes que alimentan el peso de sus acompañantes para conectar con diferentes aspectos emocionales del lector. Hay suficientes complejidades en la construcción de personajes como para evitar ciertos clichés de buenos muy malos y villanos absolutamente malvados sin aristas. En ambos lados del muro, vemos motivaciones muy diversas, que van de la venganza, al simple gusto por el poder, pasando por la honestidad y el altruismo.

El gran premio se lo lleva Maika, claro, prácticamente una niña que ha tenido que crecer deprisa y que guarda en su interior un mal primitivo destructor. Eso, y la insípida miseria en la que ha vivido, no hacen de ella un ejemplo de candor y afabilidad. Todo lo contrario, es hosca, solitaria, y comprimida por el peor miedo que puede sobrellevar una persona: el horror a una misma.

Seamos sinceros: la historia de Liu tiene fuerza y el contexto que envuelve la obra es consistente, pero si Monstress destaca en algo por encima de todo es el bestial despliegue de la artista Sana Takeda. E dibujo de la japonesa es una maravilla lena de detalles, conjunto de influencias que se traducen en líneas claras, definición perfecta de personajes, excepcional conjunto de detalles y claridad en la narración. Los espacios nos trasladan a fastuosos salones que poco tendrían que envidar a los fastos de la corte rusa en esplendor, o a bosques primigenios y lugares cercanos al cuento gótico. La maquinaria y tecnología se mueve por los terrenos del steampunk, y cosas tan en segundo plato como el atrezo o la vestimenta de los personajes se convierten en auténticos regalos para la vista del lector. El ingenioso uso del color redondea el impresionante acabado, aunque me hubiese gustado ver como funcionan ciertos momentos si se hubiese apostado por el blanco y negro.

Las terribles inquisitrices

El diseño de página y disposición de viñetas no es nada fuera de lo común, eso sí, y en ese sentido Monstress luce un aspecto bastante clásico, a lo que hay que añadir cierta falta de movimiento en las imponentes figuras que protagonizan la propuesta de Takeda. Son pequeños detalles que no quitan ni un ápice de lustre al impactante portento visual desplegado por esta artista. Tan solo los apabullantes dibujos a página completa ya son aliciente de sobra para sumergirse en el brumoso mundo de Monstress.

Gran trabajo en todos los aspectos, en una obra de importante esencia femenina, con más que interesantes frentes abiertos en la búsqueda del esquivo pasado de Maika Mediolobo. Un regalo para los amantes de la fantasía épica, Monstress es tan clásico en su espíritu como exquisitamente moderno en intenciones. Pletórico en simbología, magia, misterio, crueldad, elegancia y arte, Monstress será una de vuestras lecturas favoritas, seguro.

‘Monstress volumen uno: Despertar’, llega a España de la mano de Norma editorial, en forma de volumen recopilatorio encuadernado en tapa blanda. A todo color y con la calidad del papel marca de la casa en este sello, en su interior os esperan 208 páginas de pura magia. Lo podrás encontrar en tu librería favorita al precio de 19,50 euros.

Marjorie Liu

Abogada y escritora de éxitos aparecidos en las listas del New York Times, ha redirigido sus habilidades narrativas hacia el mundo del cómic. Sobre todo, su trabajo se centra en Marvel, donde ha escrito historias para personajes como Viuda Negra o X-23. Además de la labor creativa, también se dedica a la docencia de escritura de guión en el MIT.

Sana Takeda

Artista residente en Tokio, su carrera comienza a la temprana edad de 20 años como ilustradora y artista digital para la compañía de videojuegos Sega. Ha trabajado para el mercado del cómic estadounidense con personajes como X-23 O Ms. Marvel. Además, ilustra juegos de cartas en su Japón natal.

LA NUEVA SERIE REVELACIÓN DE IMAGE COMICS

Monstress es una historia épica situada en un mundo alternativo de belleza art déco y terror steampunk protagonizada por Maika Mediolobo, una adolescente que sobrevivió a la cataclísmica guerra entre los humanos y sus enemigos acérrimos, los arcánicos.

Ante la opresión y el peligro, Maika se convierte tanto en cazadora como presa mientras busca respuestas sobre su misterioso pasado y huye de aquellos que quieren utilizarla… y todo ello, con un monstruo en su interior que está empezando a despertarse…

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.