Reseña de ‘Muerdeuñas 6 – Una verdad sangrienta’

Muerdeuñas

Todas las respuestas

Si ha habido un título publicado durante los últimos años que se haya aprovechado con todas sus fuerzas del estilo de las series televisivas de la llamada “era de oro de la televisión” y del efecto cliffhanger y la búsqueda de la resolución a un misterio incomprensible, esa es sin duda ‘Muerdeuñas’. A pesar de que sus autores no han esperado realmente hasta el último momento para darnos todas las respuestas a las preguntas que se habían planteado como punto de partida del cómic, sin lugar a dudas la espera para la publicación de este sexto y último tomo que nos llega, al igual que los cinco anteriores, gracias a Norma Editorial, ha sido muy larga. Pero ya está aquí el ansiado tomo bajo el título ‘Muerdeuñas 6 – Una verdad sangrienta’.

Muerdeuñas
Portada del número #28 de la serie ‘Muerdeuñas’

Un misterio envuelto en un enigma

La premisa de ‘Muerdeuñas’ parte de la existencia de un pueblo en Oregón llamado Buckaroo, en el que se han criado nada más y nada menos que dieciséis asesinos en serie hasta la fecha, un número que desafía cualquier tipo de lógica estadística. ¿Cómo ha podido suceder esto? ¿Qué o quién se encuentra tras la proliferación de psicópatas tan geográficamente localizados? Quizás una buena parte del misterio ya se había desvelado en el anterior tomo, publicado aquí bajo el título ‘Muerdeuñas 5 – Lazos de sangre’, o al menos se habían descartado muchos caminos por los que la trama podría haber tirado para llegar al final.

Ahora llegamos a una conclusión en la que estarán todos los protagonistas a los que hemos acompañado desde las primeras páginas del primer número. La sheriff Sharon Crane, su hija Alice, Edward Warren (el asesino conocido como el Muerdeuñas) y el experto en interrogatorios Nicholas Finch estarán presentes en la resolución del caso, un cierre en el que, como si de una novela de Agatha Christie en la que el detective Hércules Poirot reúne a todos los personajes en el salón principal se tratara, tendremos una lista de sospechosos entre los que aparecerá el personaje tras toda esta compleja trama.

Muerdeuñas
¿Sueñan los psicópatas con navidades bucólicas?

Seguramente todos los que hemos seguido tomo a tomo esta serie hemos ido elaborando nuestras teorías a medida que avanzábamos en ella, modificando los razonamientos según se nos iban presentando nuevos datos, metiendo y sacando posibles culpables de una lista imaginaria y poniendo a prueba toda lógica deductiva en pos de una verdad que fuera a la vez satisfactoria, sorprendente y perfectamente lógica. Todo es cosa de alienígenas y sus experimentos con humanos. No, posiblemente un antiguo culto inca que persiste a través de las generaciones, de padres a hijos, drogan a los recién nacidos en Buckaroo y los vuelven locos. O tal vez en realidad los psicópatas no sean más que cuerpos que han sido ocupados por conciencias de humanos que han venido desde un futuro apocalíptico, con todos los problemas mentales que ello supone. Incluso puede que en realidad no haya ningún misterio, y que lo que ocurre en Buckaroo sea sencillamente una rareza estadística. Aunque lo que sería una auténtica jugada maestra es que el tipo que está detrás de todo fuera ni más ni menos que… ¡Brian Michael Bendis!

Muerdeuñas
¿Acabará en romance la historia de Edward Warren y la sheriff Sharon Crane?

Sin lugar a dudas, gran parte de la diversión de seguir ‘Muerdeuñas’ es jugar a adivinar la forma en la que se va a resolver este misterio, aún sabiendo que si por alguna casualidad una de esas teorías descabelladas que se nos han pasado por la cabeza resulta ser la explicación que el señor Joshua Williamson se reserva para el final de la serie, el haberlo adivinado hará que esta nos decepcione, que nos parezca predecible. Qué hipócrita por nuestra parte, ¿verdad?

Bueno, por suerte o por desgracia, al llegar al final de este último tomo veremos que el misterio se va a resolver con una explicación tan compleja y rebuscada que parece poco probable que exista alguien que lo haya visto venir con todos los detalles…

Un cómic con escena post-créditos

Y si el final no te deja el culo lo suficientemente torcido, ¡espera porque hay más! El epílogo mostrado en las últimas páginas, que por alguna razón me ha recordado a la moda actual de meter escenas post-créditos en las películas de superhéroes, le da la última puntilla a una historia que busca sorprender hasta las últimas consecuencias. Y todo ello siendo fiel a sí misma, sin traicionar el estilo que ha tenido desde su comienzo, y tal vez homenajeando al cine de terror de los años ochenta en el que, cuando parecía que todo había terminado, la historia reservaba al espectador un último susto final.

Muerdeuñas
Deliciosas, crujientes y sabrosas uñas…

Mucho más que un palo y una zanahoria

Pero ‘Muerdeuñas’ no vive solo del viejo truco del palo y la zanahoria. Tal vez este sea el motivo por el que ha conseguido arrastrar a tantos lectores hasta su conclusión, pero las virtudes del trabajo de su guionista van más allá de haber sabido plantear una situación cuya resolución se dilate durante tres decenas de números. Joshua Williamson ha creado personajes de lo más interesante y ha sabido dotarlos de un trasfondo y un entorno en el que estos se han movido con gracia, y además ha imprimido a la historia un ritmo narrativo perfectamente medido en el que ha podido plasmar el complejo entramado que existía en su cabeza. ‘Muerdeuñas’ es una historia muy bien contada, y de no haber sido así la mayoría nos habríamos bajado del carro mucho antes de haber llegado a este sexto volumen.

Y la serie no sería lo que es sin el arte de Mike Henderson, un tipo que ha logrado aplicar su estilo al cómic hasta el punto de que ahora resultaría imposible imaginar a ‘Muerdeuñas’ con otro dibujante a los lápices.

En resumidas cuentas, el final de ‘Muerdeuñas’ quizás no vaya a ser uno de los más recordados de la historia del cómic, quizás a alguien le pueda parecer levemente tramposo, pero resulta ser un buen cierre para una historia muy bien narrada que, a pesar de su complejidad, ha conseguido mantenerme enganchado sin perderme en la trama en ningún momento. Y eso es mucho decir.

En lo referente a la edición, hay que decir que este sexto y último volumen de ‘Muerdeuñas’ presentado por Norma Editorial mantiene las mismas características que los anteriores tomos de esta colección, siendo así de formato de tapa blanda con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 144 páginas a color e incluye la traducción de los números del #26 al #30 de la edición americana de ‘Nailbiter’, además de las portadas de cada uno de los números contenidos. El precio de venta recomendado es de 17,50 € y se puso a la venta en diciembre de 2017.

Muerdeuñas

Joshua Williamson

Nacido el 23 de diciembre de 1981 y residente en Portland, Oregón, su carrera empezó en 2007 y desde entonces ha trabajado para diversas editoriales, entre las que se incluyen Image, Dark Horse o DC. De Image, destacan sus trabajos más actuales y que escribe todavía en la actualidad: ‘Muerdeuñas’, ‘Ghosted’ y ‘Birthright’. Para Dark Horse ha escrito ‘Captain Midnight’, y para Marvel la serie ‘Illuminati’.

Muerdeuñas

‘Muerdeuñas 6 – Una verdad sangrienta’

La esperada conclusión al misterio de los asesinos de Buckaroo.

El pueblo de Buckaroo, Oregón, es la cuna de ni más ni menos que dieciséis asesinos en serie hasta la fecha y el misterioso motivo de tan horrible legado está a punto de desvelarse. La sheriff Crane, su hija Alice, el asesino conocido como el Muerdeuñas y el experto en interrogatorios Finch se enfrentan finalmente a la verdad y posiblemente a sus muertes.

Joshua Williamson y Mike Henderson nos ofrecen la esperada conclusión a este apasionante thriller de asesinos en serie.

Guion: Joshua Williamson

Dibujo: Mike Henderson y Adam Guzowski

‘Muerdeuñas 6 – Una verdad sangrienta’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.