Las bases de Hydra

Toda organización criminal que se precie debe contar con una base acorde a sus propósitos, equipada con todo lo necesario para llevar a buen puerto sus malévolos planes. Y lo más importante es que sea capaz de rivalizar con la de su mayor enemigo. En el caso de Hydra, su principal cometido debe ser quedar siempre por encima de SHIELD, cuyo Helitransporte funciona como base, cuartel general de comunicaciones, vehículo y zona de despegue y aterrizaje de jets, entre otras funciones. ¿Qué es lo que tiene que decir Hydra, al respecto?

Esta organización criminal cuenta con una base móvil, gracias a su concentración de fuerzas en diversas partes del mundo, tales como Japón, Norteamérica y Europa, cuya primera aparición tuvo lugar en ‘Strange tales‘nº 135 (1965), por obra de Stan Lee y Jack Kirby, cuya portada puedes ver a la izquierda de este párrafo.

Los colores que predominan en Hydra son el verde, característico de la piel de los reptiles, y el amarillo, que simboliza la corrupción. Desde su surgimiento en la Segunda Guerra Mundial, bajo el mandato del Barón Wolfgang Von Strucker, esta organización se ha centrado en la misión de derrocar gobiernos. Tras ser ayudado por Cráneo Rojo para huir de Alemania, con el fin de salvar el pellejo, aquel que estaba llamado a ser conocido como el malvado líder de Hydra, creó, en principio, una base en Japón. Después de que su país perdiera la guerra, Strucker se unió al siniestro culto de La Mano, lo que le dio la idea para crear su propia organización, la cual se inspiraría en la hydra, un animal fantástico de la mitología griega difícil de matar, ya que, si le cortas una cabeza, dos ocupan su lugar. Strucker se nombró a sí mismo ‘Hydra Supremo‘, atavío a sus hombres con prendas verdes y amarillas y emprendió su misión de dominar el mundo.

Todo aquel que trabaje para dicha organización criminal debe saber recitar de memoria su lema:

¡Hail Hydra!, ¡Hydra inmortal!, ¡Nunca seremos destruidos!, ¡Córtanos un miembro y otros dos más ocuparán su lugar!, ¡Servimos al Hydra Supremo como pronto el mundo nos servirá a nosotros!, ¡Hail Hydra!

En su afán de dominación mundo, la organización criminal del Barón Wolfgang Von Strucker fue diseminando sus bases por todo el planeta, entre las que destaca la situada en la Isla Hydra, al norte de Australia, por ser una de las primeras y más grandes. No obstante, cuando su líder mandó un submarino “fantasma” contra aliados y japoneses, las cosas se pusieron bastante complicadas para Strucker, al quedar constancia de que el ataque provenía de la Isla Hydra, lo que le obligó a escapar y destruir la base para cubrir su retirada.

Pero no resulta tan sencillo deshacerse de una organización tan criminal y despiadada como la que nos ocupa en este artículo. A medida que iba recuperando su fortaleza, con el paso de los años, se llevó a cabo la reconstrucción de la Isla Hydra, bajo la supervisión de Strucker, que no era más que una estructura artificial ubicada en el mismo lugar que la original.

Otra base a destacar fue la que la rama Hydra Imperial construyó a partir de la separación de la organización en divisiones especializadas, todas ellas identificadas con tótems de animales: tigres, dragones, zorros, leopardos, topos, castores, camellos, halcones, búhos y rinocerontes, dedicándose cada facción a una labor determinada. Esta base se encontraba situada bajo Imperial Industries Inc. y, junto a todas las demás, comenzó a ejercer tal presencia internacional que los gobiernos mundiales no tardaron en darse cuenta de que se trataba de un temible enemigo.

Llegados a este punto, tan solo nos queda explicar la disposición de las distintas estancias estándar en las que se divide una base de Hydra: la zona central está dominada por la cámara central, lugar en el que se halla el salón del trono, franqueado al norte por una habitación dedicada a la vigilancia globlal de nuestro planeta y al sur por la división de pruebas de tecnología y armamento.

Al lado derecho de dicha estancia, se halla la armería del armamento común y, a continuación, una gran sala entregada a la función de la división de vigilancia y la proyección de estrategia futura, todo ello centrado en la total destrucción de SHIELD. Un pasillo situada en la zona norte de dicha estancia lleva al vestíbulo central, el cual hay que atravesar para llegar a la división de cuarteles, que da acceso, por su parte derecha, a la cantina y los baños, mientras que, a la izquierda, se halla la habitación dedicada a la vigilancia global de nuestro planeta citada anteriormente.

A la izquierda de la cámara central, se encuentra otra cantina que también hace las funciones de zona de recreo, la cual está franqueada, a la derecha, por la ya citada zona dedicada a la división de pruebas de tecnología y armamento y, a la izquieda, por una estancia que alberga el bloque de celdas, las cámaras de tortura y un generador de campo gamma que lava al cerebro a sus víctimas. Tanto dicha habitación como la cantina se encuentran franqueadas, en su zona sur, por un silo de misiles de lanzamiento vertical.

A ambos lados de la base se hallan las entradas, protegidas de un posible ataque radiactivo por una cubierta lexan. El acceso de la parte izquierda, que es el de los vehículos, conecta a la derecha con el hángar de cazas sealth (que se encuentra al lado de la ya citada cantina que también funciona como zona de recero), el cual conecta al norte con una sala de comunicaciones, mientras que el acceso que se encuentra a la derecha, que es el peatonal, da al ya citado vestíbulo.

Incluso en el mundo del celuloide, allá donde se encuentre el Barón Wolfgang Von Strucker es fácil hallar cerca una base de Hydra, tal y como hemos podido comprobar en Objetivo: Manhattan (1989), ‘Capitán América: El soldado de invierno‘ (2014) y ‘Vengadores: La era de Ultrón‘ (2015).

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!