Reseña de ‘Antares’

Entre Abril de 2007 y Febrero de 2016, la editorial Dargaud publicaba en Francia los seis tomos que forman ‘Antares’, el tercer y último ciclo de ‘ Los mundos de Aldebarán’. La conclusión de la obra escrita, dibujada y entintada por Luiz Eduardo de Oliveira, ‘Leo’. A diferencia de los anteriores ciclos, los tomos no tienen título propio y simplemente se numeran como episodios del 1 al 6. En España fue el primer ciclo publicado por ECC Cómics en Diciembre de 2015, tras adquirir los derechos y antes de volver a editar los dos primeros. Hace unos meses (en Noviembre de 2017) se publicó una segunda edición. Cuesta 32€ y mantiene el formato de las anteriores (misma encuadernación y formato más pequeño que los tomos franceses).

Llama la atención que mientras los ciclos anteriores se publicaron a un ritmo de más o menos un tomo al año, aquí tuvieron que pasar casi 9 años para 6 tomos. La explicación es sencilla: además de su colaboración con Rodolphe en ‘Kenya’ y ‘Namibia’ (que se prolongó desde 2001 hasta 2013), Leo también intercaló un nuevo ciclo, titulado ‘Supervivientes’, situado también en los mundos de Aldebarán, pero protagonizado por personajes distintos. Vamos, que aunque ‘Antares’ sea el último ciclo, estamos de enhorabuena y tendremos mundos de Aldebarán para rato.

Tras lo ocurrido en ‘Betelgeuse’, Kim Keller vive en la Tierra, donde es famosa por sus aventuras, sale en televisión y la reconocen por la calle. Una corporación llamada Forward está colonizando un nuevo planeta (Antares), al que ya han enviado una misión formada por tres personas. De cara a conseguir buena prensa aprovechando el tirón mediático de Kim, le ofrecen un puesto junto a sus amigos. Aunque en un principio rechaza la oferta porque acaba de descubrir que está embarazada, dos años más tarde acaba aceptando y viajando a una nueva aventura.

Dos aspectos marcan el nuevo viaje de nuestra protagonista. El primero es, obviamente, la presencia de su hija Lynn. Nacida de su encuentro con el extraterrestre Sven al final del ciclo anterior, la niña era normal hasta la edad de 6 meses, pero luego empezó a cambiar. El segundo es la corporación que financia el viaje, que representa una vez más lo peor de la condición humana. Una organización de tipo religioso que más bien parece una secta y en la que el papel de la mujer está completamente subordinado. En ese contexto, Kim tendrá que demostrar una vez más su tremenda valía para llevar las cosas a buen puerto.

A riesgo de resultar repetitivo, Leo mantiene los grandes rasgos de las obras anteriores: aventuras, exploración de nuevos mundos y resolución de misterios. Todo ello, como siempre, acompañado de mensajes positivos sobre el ecologismo y protagonizado por personajes femeninos fuertes. Cuando parecía difícil no caer en la repetición y resultar predecible, nos sorprende inventando nuevos universos y tramas apasionantes. Lo único prescindible es, una vez más, el tema de las tramas románticas y, como mucho, el final (que incluso siendo lo menos original, te deja con ganas de seguir leyendo más).

Lo mismo ocurre con el dibujo. Es decir, que parece que nunca se agota el material del brasileño a la hora de inventar nuevos animales, plantas y paisajes. Todos los planetas que visitan los personajes acaban resultando reconocibles y dotados de personalidad propia gracias a su maestría como dibujante. Tampoco se puede olvidar su calidad a la hora de dibujar los cuerpos y caras de los personajes (tanto los humanos como los que no lo son). En definitiva, esta tercera entrega mantiene e incluso se podría decir que supera ligeramente el nivel de las anteriores, estando ante una obra excepcional que sin duda pasará a la historia de los grandes títulos del cómic de ciencia-ficción.

Luiz Eduardo de Oliveira, también conocido como Leo, es un dibujante y guionista de historietas brasileño, nacido en Río de Janeiro el 1 de enero de 1944. Estudió ingeniería mecánica y, tras residir en Brasil, Chile —lugares que tuvo que abandonar por motivos políticos— y Argentina, regresó a su país natal, donde se inició como ilustrador. Tras su marcha a Francia en 1981, decidió dedicarse al mundo del cómic. En este campo empezó realizando pequeñas historietas en publicaciones como ‘L’Echo des sabanes’ y ‘Pilote’. En 1988 empezó una intensa colaboración con el guionista Rodolphe, con el que realizó la serie ‘Trent’, cuyo protagonista era un miembro de la policía montada de Canadá; así como la serie ‘Kenia’, de corte fantástico.

Antares

Tras Aldebarán y Betelgeuse, volvemos a poner a vuestra disposición el esperado tercer ciclo de Los mundos de Aldebarán, a través de un tomo integral que recopila los seis álbumes de Antares: enésima demostración del talento del historietista brasileño Leo (Kenia), todo un referente del mundo del cómic que nos invita a seguir descubriendo los rincones más espectaculares del universo.

Desde su inicio en 1994, Los mundos de Aldebarán se convirtió en un hito del cómic franco-belga: una sorprendente saga con la que Leo deja patente su maestría en el género de la ciencia ficción, invitando al lector a descubrir los rincones más espectaculares del universo.

Antares

 

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por la oscuridad de Frank Miller y la violencia de Quentin Tarantino. Bendito sea aquel que, en nombre de Jason Aaron y Joss Whedon, saque a los débiles de la oscuridad. Porque Él es el verdadero Batman y el descubridor de Saga Noren. ¡Y tú sabrás que mi nombre es Walter White, cuando mi venganza caiga sobre ti!

¡No te vayas sin comentar!