Reseña de ‘Antes de Watchmen: Espectro de Seda’

Antes de Watchmen

El lado femenino de ‘Watchmen’

Esa especie de precuela o spin-off de ‘Watchmen’ que comprende varias miniseries, todas bajo la etiqueta ‘Antes de Watchmen’, ha ido llegando a nuestras manos entrega tras entrega en formato de tapa dura de la mano de ECC Ediciones. La última en llegar es precisamente la única que cuenta con un personaje femenino como protagonista, algo lógico teniendo en cuenta que prácticamente ella era el único personaje femenino con cierto peso dentro de la obra de Alan Moore y Dave Gibbons. Se trata, por supuesto, del tomo titulado ‘Antes de Watchmen: Espectro de Seda’.

Antes de Watchmen
Portada del primer número de ‘Before Watchmen: Silk Spectre’

¿Quién es Laurie Juspeczyk?

Echando un vistazo a la obra original, no cuesta mucho recordar (sobre todo para aquellos de nosotros que hemos leído ‘Watchmen’ un número obsceno de veces) cómo era el personaje de Laurie Juspeczyk, más conocida como Espectro de Seda. Inicialmente se nos presentaba como el interés romántico del Doctor Manhattan, formando con este una relación que no tenía precisamente un futuro prometedor (y si hay alguien que sabe esto, es el propio Doctor Manhattan), algo debido en gran parte al hecho de que el interés del hombre pintado de azul en Laurie iba siendo menor a cada día que pasaba. Esta heroína también estaba definida por su relación con su madre, la antigua miembro de los Minutemen de la cual heredó el nombre.

Y es precisamente la compleja y azarosa vida amorosa de su madre en la juventud la que da lugar a que Laurie descubra quién era su padre biológico en realidad. Al contrario de lo que le habían hecho creer toda su vida, su padre no era aquel tipo que estuvo ligado tanto tiempo a su madre, sino una de las personas más despreciables que había tenido la desgracia de conocer a su juicio: el Comediante, un conocido fascista, asesino y violador.

Antes de Watchmen
El día que Laurie conoció a Jonathan

Sin embargo, al final de la obra original nos encontramos con una Laurie Juspeczyk que parece haber superado todos sus traumas y encara una nueva etapa en su vida junto a Dan Dreiberg, el segundo Búho Nocturno, ambos de vuelta a la lucha contra el crimen… o algo así…

La juventud de Espectro de Seda

Como en muchos de los otros títulos englobados en ‘Antes de Watchmen’, aquí los autores se aprovechan del hecho de que no se nos ha contado prácticamente nada de la vida de Laurie antes de su ingreso en el grupo de vigilantes el día que conoció al Doctor Manhattan, más allá de algún pequeño detalle. Por lo tanto, tienen en principio bastante margen para desarrollar su propia historia sin verse demasiado constreñidos por el peso del guion de Moore y crear una historia con su propio tono y estilo.

Antes de Watchmen
La relación entre Laurie y su madre no era precisamente sencilla

Laurie creció en la década de los años sesenta en Los Ángeles con una presión constante debido a ser hija de quien era, la controladora y sobreprotectora Sally Jupiter. Tal vez debido precisamente a esta presión, Laurie no parecía creer que estuviera destinada a cumplir los deseos de su progenitora y seguir sus pasos a pesar de sus excelentes cualidades para el ejercicio físico, algo que se hizo evidente cuando se fugó con el típico primer novio de la adolescencia para vivir la vida loca en San Francisco, un lugar de lo más adecuado para una experiencia de ese tipo si tenemos en cuenta la época en la que esto transcurre.

Y aquí comienza lo interesante. Darwyn Cooke y Amanda Conner nos llevan de la mano en un a veces lisérgico viaje en el que veremos como el personaje de Laurie evoluciona y se va transformando de esa jovencita un poco rebelde y cabeza loca a la luchadora contra el crimen que un día llegaría a ser.

Antes de Watchmen
Con el estilo gráfico de Amanda Conner hasta el Comediante parece un tipo de lo más agradable

Visualmente herética

Recuerdo el momento en el que me enfrenté por primera vez a esta obra, hace ya unos años. Cuando me encontré con el nombre del ahora tristemente fallecido Darwyn Cooke en la portada del tomo, no pude evitar primero sentir una enorme alegría por volver a disfrutar del dibujo de este genio, y después una tremenda curiosidad por ver cómo iba a encajar el estilo de este con el tono de una obra como ‘Watchmen’. Al darme cuenta de que en esta ocasión Cooke solo metía mano en el guion y de que era Amanda Conner la encargada (junto al colorista Paul Mounts) del apartado gráfico, vino un ligero bajón. Por suerte, tras echar un vistazo por encima a las páginas interiores me di cuenta de mi error: el trabajo de Conner aquí es maravilloso y a la vez tremendamente transgresor con respecto a lo que veíamos en la obra original.

El estilo cartoon de Conner imprime un carácter desenfadado a la obra en general y a cada uno de sus personajes en particular. Se te puede hacer muy duro imaginarte al Comediante asesinando embarazadas o a Rorschach filosofando sobre lo podrida que está la sociedad cuando los ves a través de los inocentes ojos de Amanda Conner. Al igual que ocurría en la obra original, Conner respeta la retícula de nueve viñetas (tres filas de tres viñetas) para en algún momento concreto utilizar una composición de página diferente, pero más allá de eso no se pueden buscar muchas semejanzas entre su trabajo y el de Dave Gibbons. El que busque una continuidad visual entre este título y ‘Watchmen’, que se olvide. Ninguno de los títulos englobados dentro de la iniciativa ‘Antes de Watchmen’ encaja formalmente con la obra de la que todo parte, y esta no es una excepción. Pero sí es una aproximación a esta distinta y hasta cierto punto muy divertida y emotiva, y desde luego muy disfrutable.

Este tomo recopilatorio de la miniserie ‘Antes de Watchmen: Espectro de Seda’ publicado por ECC Ediciones se presenta en formato cartoné de tapa dura. El tomo contiene 120 páginas a color e incluye la traducción de la edición americana de los cuatro números de los que consta la miniserie ‘Before Watchmen: Silk Espectre’. El precio de venta recomendado es de 14,95 € y se puso a la venta en febrero de 2018.

Antes de Watchmen

Darwyn Cooke

Nacido en 1962 en Toronto, Canadá, Cooke abandonó una exitosa carrera en la animación para concentrar sus energías creativas en su primer amor: la narrativa secuencial de los tebeos. Cooke pronto tomó la industria al asalto con trabajos como ‘El gran golpe de Selina’, ‘DC The New Frontier’ y ‘The Spirit’. Evidentemente, las novelas de género negro, particularmente las de Parker escritas por Richard Stark, han sido una de sus grandes fuentes de inspiración creativa.

Cooke ha recibido varios premios Eisner, el mayor honor de la industria, obteniendo en dos ocasiones el galardón al Mejor Número del año y un tercero a la Mejor Serie Limitada. En 2008, su obra más popular, ‘DC The New Frontier’, fue adaptada como película de animación, por la cual Cooke compartió una nominación a un premio Emmy. Cooke falleció de forma repentina el 14 de mayo de 2016 debido a un ataque agresivo de cáncer.

Antes de Watchmen

‘Antes de Watchmen: Espectro de Seda’

Edición original: Before Watchmen: Silk Spectre núms. 1-4 USA

ISBN / ISSN: 9788417354244

¿Qué llevó a Laurie Juspeczyk a convertirse en Espectro de Seda? En 1966, cuando era una adolescente que vivía con su madre en Los Ángeles, la presión que sufría para llegar a ser como ella, encarnación original de la heroína en los Minutemen, no auguraba ese destino. De hecho, Laurie se fugó de casa para ir a San Francisco y descubrir la contracultura hippie con inesperadas y terribles consecuencias…

Esta historia explica lo que ocurrió entre dos momentos tan distintos como ese y el primer encuentro que tuvo con los Crimebusters y el Dr. Manhattan, en Nueva York, tal como se vio en Watchmen. Todo cobra sentido gracias a Darwyn Cooke (JLA: La nueva frontera) y Amanda Conner (Harley Quinn).

Guion: Amanda Conner y Darwyn Cooke

Dibujo: Amanda Conner, Carlos M. Mangual y Paul Mounts

‘Antes de Watchmen: Espectro de Seda’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.