La chica de la semana: Estrella de Fuego

En su momento, esta web publicó un articulo sobre los personajes Marvel de origen televisivo, entre los que, obviamente, se encontraba la protagonista de este artículo. Sin embargo, en aquella ocasión solo dimos ciertos apuntes sobre el personaje, para explicar su inclusión en dicho documento, pero no cabe duda alguna de que  la heroína Estrella de Fuego merece un espacio mayor en el que mostrar todo su potencial, tal y como se puede comprobar si se continúan leyendo los siguientes párrafos.

Angelica Jones, nombre civil de la heroína mide 1,73 metros, pesa 57 kilos y resalta su belleza natural gracias a unos bonitos ojos verdes y una abundante melena de pelo rojo. Su primera aparición en el mundo de las viñetas fue en el número uno de la colección ‘Spider-Man and his amazing friends‘ (1981), obra de Dennis Mark y Dan Spiegle, la cual estaba basada en la serie animada homónima, de la que ya hablamos en su momento, en la que el trepamuros formaba equipo con el Hombre de Hielo y Estrella de Fuego, que se mantuvo en antena durante tres temporadas, de 24 infantiloides episodios en total, entre 1981 y 1983. Su imagen promocional se puede observar a la izquierda de este párrafo. Posteriormente, Estrella de Fuego pasó a formar parte del Universo Marvel estándar en ‘Uncanny X – Men‘ nº 193 (1985), por obra de Chris Claremont y John Romita Jr.

Dada su juventud, su poderío y su belleza, Angelica Jones no debería haber tenido problemas para brillar con luz propia en el mundo del noveno arte, pero las fuerzas oscuras que la han perseguido durante su nada extensa trayectoria editorial y la fuerza mortal que la heroína se ha esforzado por mantener bajo control han mermado mucho sus posibilidades.

Como Estrella de Fuego, Angelica Jones posee el mutante poder de alimentarse de las microondas que la rodean. Cuando se encuentra en la Tierra, tiene la capacidad de volar y generar ingentes cantidades de abrasador calor. No obstante, si se halla en el espacio, su poder es aún mayor, ya que la atmósfera de nuestro planeta influye en sus asombrosas capacidades. Sus habilidades no la convierten en una heroína nada sigilosa, pero es capaz de utilizarlas para interrumpir algunos tipos de telepatía o encriptar sistemas de seguridad. Sin embargo, Estrella de Fuego no está segura de hasta donde puede llegar su poder, ya que siempre ha tenido miedo de desatarse por completo.

A estas altura, puede que haya lectores que se estén preguntando por qué aún no hemos comentado los orígenes de Angelica Jones, por lo que ya es el momento de ponernos a hablar de dicho asunto: huérfana de madre a los trece años, la joven sufría abusos por parte de sus compañeros de colegio más populares, lo que la llevaba a buscar consuelo en los brazos de su abuela. Sin embargo, un día, al intentar llamarla por teléfono, derritió accidentalmente la cabina. Este incidente hizo que Emma Frost, también conocida como la Reina Blanca, fijase su atención en ella y la inscribiese en la Academia de Massachusetts, que realmente era una tapadera que ocultaba un colegio para mutantes.

Aunque Emma Frost se comportaba de modo maternal con Angelica Jones, sus planes eran convertirla en una asesina fría y despiadada, a la que bautizó con el nombre de Estrella de Fuego, alias por el que todos la conocemos. Sin embargo, con el paso del tiempo, Angelica Jones se dio cuenta de que estaba siendo utilizada como una marioneta. Entonces, se enfrentó a Emma Frost, logró derrotarla e incendió su centro de entrenamiento.

Decidida a cambiar de bando, Estrella de Fuego entró en los Nuevos Guerreros, donde inició un romance con Vance Astrovik, más conocido como Justicia. Ambos abandonaron el grupo para unirse a los Vengadores, donde conocieron a Hank Pym, que ofreció a Angelica Jones un nuevo traje que, a diferencia del antiguo, drenaba las microondas de sus células y potenciaba sus defensas naturales.

Sin embargo, estar demasiado expuesta a la radiación provocó un cáncer a la joven heroína, que lo afrontó con valentía, mientras ocultaba su calva cabeza, producto de la quimioterapia, debajo de una peluca pelirroja. Cuando, finalmente, logró que le dieran el alta, Angelica Jones, cuya relación con Vance Astrovik había fracasado, maduró e hizo nuevos amigos, mientras luchaba de forma selectiva contra el crimen. Pese a que, a veces, se seguía sintiendo como la muchacha perdida que había sido a los trece años, cursó Historia del Arte en Nueva York y entabló amistad con Gata Negra, Gata Infernal y Fotón. También estuvo una temporada, junto a Gravedad, Toro y Spider-Girl, en los Jóvenes Aliados, grupo en el que logró derrotar a villanos de la categoría de Electro. Por fin, Angelica Jones empezaba a sentirse segura de sí misma.

Sin embargo, pese a que haya sido capaz de plantar cara a villanos como Emma Frost, Sebastian Shaw, los Infernales o el Duende Verde, aquellos que la conocimos en la ochentera serie de televisión, siempre asociaremos a Estrella de Fuego con dicho show, ya que no hay planes cercanos para que sea encarnada por alguna actriz, ni en cine ni en series de televisión. En Marvel, plenamente conscientes del poder de la nostalgia, han creado unos pocos cómics en los que la heroína une sus fuerzas con Spiderman y el Hombre de Hielo, ya sea en aventuras dentro de la continuidad marvelita, como muestra la escena de la derecha, o fuera de ella. Incluso en la boda ficticia  entre Spiderman y Mary Jane Watson, que ofició Stan Lee en el Shea Estadium de Nueva York, con motivo del mismo enlace que se producía en los cómics, dos actores disfrazados de Hombre de Hielo y Estrella de Fuego hicieron acto de presencia como testigos.

¡No te vayas sin comentar!